El desplante de Santos que toreó al Procurador

El desplante de Santos que toreó al Procurador

Por:
Agosto 03, 2016 | Foto: archivo www.laopinion.com.co

El procurador Alejandro Ordóñez y el presidente Juan Manuel Santos se mostraron los dientes, una vez más. El encontrón esta vez corrió por cuenta del extenso cuestionario que sobre el proceso de paz le dirigió al Presidente el jefe del ministerio Público. Sesenta preguntas que no cayeron nada bien en la Casa de Nariño: el mandatario decidió dejar en claro que el responsable de las políticas de paz es sólo él así que ni se tomó el trabajo de responderle a Ordóñez.

Delegó entonces a su secretario privado, Enrique Riveira, para responder a la extensa carta, respuesta que además iba cargada de veneno pues para la Presidencia la misiva no es más que un acto de proselitismo de Ordóñez. El Procurador acusó recibido del desplante con una serie de trinos en los que divulga las preguntas y le recuerda a Santos que, por ser el Presidente un servidor público, debe responder al espinoso cuestionario. La bronca está al rojo.

 

Publicidad
0
3856
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La indignación con Santos de los familiares de los periodistas asesinados

La indignación con Santos de los familiares de los periodistas asesinados

Bobadilla, el magistrado de la JEP que tiene en sus manos el caso Santrich

Bobadilla, el magistrado de la JEP que tiene en sus manos el caso Santrich

Otoniel sería el primero en someterse a la justicia

Otoniel sería el primero en someterse a la justicia

El gobernador de Boyacá le cierra las puertas al ‘fracking’

El gobernador de Boyacá le cierra las puertas al ‘fracking’

Tensiones en la Selección Colombia antes del partido con Polonia

Tensiones en la Selección Colombia antes del partido con Polonia

La llegada de Marta Lucía Ramírez obligó a reacomodar la mesa

La llegada de Marta Lucía Ramírez obligó a reacomodar la mesa