El deplorable derecho a la salud en Colombia

No podemos seguir dependientes de la acción de tutela como mecanismo de defensa para que nos brinden un servicio idóneo y oportuno

Por: DIOGENES ARMANDO PINO SANJUR
enero 18, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El deplorable derecho a la salud en Colombia

Desde la entrada en vigor de la Ley 100 de 1993 hemos evidenciado largas controversias sobre lo bueno, lo malo y lo feo de la misma, la cual afirman es la causante de la debacle de la salud en el país y la culpable del pésimo servicio que recibimos de la misma.

Si bien es cierto que la mayoría de las empresas promotoras de salud han cometido irregularidades, que han traído como consecuencia un mal servicio y la intervención por parte de la Supersalud, no es menos cierto que mediante la Ley 100 se ha logrado que gran cantidad de colombianos tengan acceso al servicio de salud, habida cuenta de que la cobertura asistencial en salud ha logrado mayor afluencia en los hogares del país.

Nuestra carta magna en su artículo 49 consagró la salud como un servicio, pero gracias a la Corte Constitucional en la sentencia T-597 de 1993 se avanzó y logró que mediante la acción de tutela se pudiera solicitar su protección, cuando se encontraba en conexidad con el derecho a la vida, contribuyendo con esto a que gran cantidad de colombianos pudieran recibir un tratamiento adecuado dentro del servicio de salud.

Enhorabuena la Corte Constitucional, en el año 2007, mediante la sentencia T-016, declaró la salud como un derecho fundamental, dando un paso importante en la protección de la salud de los colombianos y acorde a nuestro Estado social de derecho que busca la protección de la dignidad humana.

En el año 2015, el gobierno Santos da un gran salto, permitiendo entrar en vigor la Ley 1571 de 2015, mejor conocida como ley estatutaria en salud, la cual reitera la salud como un derecho fundamental de los colombianos, lo que permitiría un servicio oportuno, eficaz y de calidad en salud para los colombianos.

Infortunadamente los avances y las reiteradas sentencias de la Corte Constitucional para la protección de la salud y su elevación a derecho fundamental ha sido funesta, pues las empresas promotoras de salud quebrantan progresivamente el sistema de salud y la dignidad humana se ve cada día más amenazada. Las constantes tutelas son el epílogo sumarial de la jurisdicción colombiana en el que innumerables pacientes buscan el acceso a remisiones, tratamientos y medicamentos que requieren para salvaguardar su vida y mejorar el estado de salud.

Como colombianos hemos despertado y aprendido a lograr nuestras reivindicaciones a través de los diferentes mecanismos que nos brinda la constitución y la ley. Es hora de lograr que nuestra salud sea reconocida, vista, valorada y atendida como el derecho que es. No podemos seguir dependientes de la acción de tutela como mecanismo de defensa para que nos brinden un servicio de salud idóneo y oportuno.

El gobierno debe garantizar y proteger los dispuesto por la jurisprudencia y la ley, permitiendo la sostenibilidad fiscal, la equidad e integralidad del sistema, para que se permita de una vez por todas que la salud en Colombia no tenga ningún impedimento para que se preste de manera eficiente y oportuna.

Si no logramos este cometido estaremos condenándonos a que las empresas promotoras de salud sigan desvalorando la vida y negociando la salud, pues son los gerentes y propietarios de estas los que paradójicamente son sus mayores beneficiarios.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
393

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El príncipe de Lampedusa y la reforma a la salud

El príncipe de Lampedusa y la reforma a la salud

Nota Ciudadana
Análisis: Ley 100 de 1993, 25 años después

Análisis: Ley 100 de 1993, 25 años después

Nota Ciudadana
El trasfondo de la reforma pensional que se avecina

El trasfondo de la reforma pensional que se avecina

Nota Ciudadana
Graves perturbaciones de la salud en el Atlántico y el país

Graves perturbaciones de la salud en el Atlántico y el país