El cura Bernardo Hoyos, el cartucho mayor de Petro en Barranquilla

El Rincón Latino, donde el cura vive, hace política y paga condena es ahora el cuartel del Pacto Histórico donde dan la puja por las listas regionales al Congreso

Por:
noviembre 11, 2021
El cura Bernardo Hoyos, el cartucho mayor de Petro en Barranquilla

Tiene 81 años pero si fuera por él seguiría en la plaza pública, amansando a la multitud a partir de su verbo encendido, de la fuerza y elocuencia con la que habla con sus manos. El 8 de febrero de 2021 la Corte dejó en firme la condena que pesa sobre Bernardo, ‘el cura’ Hoyos, el polémico exalcalde de Barranquilla. Además de los 7 años a los que fue condenado, pena que paga con detención domiciliaria en su casa El Rincón Latino, Hoyos debe pagar 3.400 millones de pesos, todo por haber sido partícipe del delito de celebración de contratos sin el cumplimiento de requisitos legales.

Pero la cárcel no parece haber menguado al hombre que alguna vez fue alcalde de la Arenosa. Fue precisamente el Rincón Latino, un lugar que nació para escuchar música y bailar salsa pero terminó convertido en un hervidero político, donde nació su trayectoria. En 1992 Hoyos logró por primera vez llegar a la alcaldía y repitió con 300.000 votos en 1997. Ahora, sus aspiraciones están en el Pacto Histórico, junto a Gustavo Petro y las figuras que están buscando protagonismo y senda para meterse en la política electoral. 

Hace 20 años era el hombre más popular de Barranquilla que en su momento logró el apoyo de figuras tan queridas en el Caribe como Diomedes Díaz y Joe Arroyo para prender la fiesta. El plato fuerte, sin embargo, siempre era el monólogo final del cura despotricando contra los políticos locales y el poder establecido. En ese 1992 le bastó su verbo para arrasar sin atenuantes al prestigioso político y exministro Carlos Rodado Noriega con una alianza cívica sostenida por el M-19.

El Cura Hoyos y su gran aliado, Guillermo Hoenigsberg, quien también fue alcalde de Barranquilla con su apoyo y terminó enredado con los paramilitares y Jorge 40.

El sacerdote salesiano Bernardo Hoyos llegó a Barranquilla en 1984 a fundar la Universidad a Distancia del Sur. Pronto, la vocación de ayudar al otro le ganó a sus ínfulas académicas. Sus encendidas homilías en la zona popular de Don Bosco se empezaron a hacer conocidas en toda la ciudad. No obstante, todo el poder que tenía este pereirano quedó patentado cuando decidió rescatar la calle 17, la conocida zona negra de Barranquilla.

Antes de 1985, esta era una zona deprimida en donde confluían las aguas negras del sur y del norte. Las ratas y la basura se disputaban el caño La Ahuyama, el lugar a donde iba a parar toda esa porquería. Los perros flacos y los niños barrigones y enfermos formaban parte del paisaje. En seis años de habitar la zona el cura logró cambios visibles. Organizó marchas, recolectas, tocó todas las puertas que pudo. En 300 metros cuadrados creó una cancha de fútbol, un centro comunitario, un sitio de reunión para las asambleas semanales de los dirigentes comunales.

Además, en lo que era un lodazal infecto, Hoyos creó una policlínica y uno de los bailaderos de salsa más conocidos de Barranquilla: el Rincón Latino. En la zona negra Bernardo Hoyos se convirtió en un ídolo y se convirtió en un destino obligado de políticos e incluso líderes empresariales de la ciudad. Para hablar con el influyente cura había que llegar hasta la llamada zona negra, con su pasado marginal e incluso peligroso.

Hoyos se alejó de la Iglesia que se quiso atravesar sus aspiraciones políticas. Desde el Rincón Latino convocó a sus misas desprovisto de imágenes de santos, descolgando la cruz de la pared y poniéndola en el piso, al alcance de sus feligreses. Sus sermones, que llegaron a ser emitidos por Telecaribe, paralizaban la ciudad. Raras veces citaba la biblia o seguía el derrotero de una misa común y corriente. No. Lo que hacía era denunciar corrupción, privilegios y malversación de fondos.

En 2019 el cura Hoyos recibió a Jesús Santrich, entonces miembro del partido FARC —hoy partido de los Comunes— en el Rincón Latino. Cientos de personas se congregaron en el barrio el Rebolo donde el cura aún es el mandamás político más querido.

Ahora esa misma casa se ha convertido en la sede política de Gustavo Petro en Barranquilla. El Cura Hoyos y Petro siempre han mantenido cercanía y su alianza ha sido clave para fuerza del líder de la Colombia Humana en Barranquilla. Esta vez, el Rincón Latino ha sido el lugar donde los nombres y las listas se han estado cocinando para el Pacto Histórico, al que adhirió Hoyos oficialmente en agosto, cuando Armando Benedetti lo estuvo visitando para cerrar el pacto y poner sobre la mesa la posibilidad de que Benedetti aspire a la alcaldía de la ciudad. 

El pasado domingo 31 de octubre en donde el Cura Hoyos se reunieron los precandidatos del Pacto Histórico a la Cámara del Atlántico. Uno de ellos fue el penalista Miguel Ángel del Río, quien es abogado de Armando Benedetti y ha sido uno de los investigadores de la Ñeñepolítica. El Cura Hoyos ha mostrado su preferencia por Del Río para que sea la cabeza de lista, pero a su aspiración se ha estado atravesando el presentador de televisión Agmeth Escaf, quien fue pareja de María Antonia Pardo, actual asesora de comunicaciones de Gustavo Petro. Al abogado no le gusta tener que disputarse el lugar en la lista con el presentador, quien estaría siendo impulsado por su expareja, según varias fuentes. 

Miguel Ángel del Río ha sido apoyado frontalmente por Bernardo Hoyos para ser la cabeza de lista del Pacto Histórico para la Cámara, pero no es el único que quiere poner su nombre en el primer renglón.

El Cura Hoyos está listo para jugarse lo que le queda con Gustavo Petro. Su palabra será clave para definir la cabeza de lista y evitar una fractura en el Pacto Histórico de la Costa, donde el líder de la Colombia Humana es uno de los candidatos más fuertes. Desde su casa el Rincón Latino, y a pesar de pagar una condena por corrupción, el cura habla duro y bendice los nombres que le hacen fila para tener futuro en las próximas elecciones en Barranquilla.

| Te puede interesar:

El plan B de Luis Fernando Velasco con su cercanía a Gustavo Petro

-.
0
6000

"Los diálogos con el ELN no deben empezar de cero sino retomar lo avanzado"

Gloria Inés Ramírez, la ministra de Trabajo de Petro que el uribismo considera una amenaza

Gloria Inés Ramírez, la ministra de Trabajo de Petro que el uribismo considera una amenaza

El desastroso paso de Aida Merlano por el Congreso

El desastroso paso de Aida Merlano por el Congreso

El megaboom petrolero de Guyana que atrajo a las grandes petroleras del mundo

El megaboom petrolero de Guyana que atrajo a las grandes petroleras del mundo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus