Opinión

El coronavirus: un elefante para matar una hormiga

La cantidad de tests según los países y el éxito en el control de la pandemia es evidente, también su sobredimensionamiento. El 14 de abril Colombia supone haber llegado al pico

Por:
abril 15, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El coronavirus: un elefante para matar una hormiga
Los países asiáticos tenían o produjeron suficientes kits para hacer la mayor cantidad de pruebas posible y los mejoraron para lograr la detección temprana

La falta de conocimiento inicial sobre el comportamiento del virus ha conducido a la reacción de trabajar sobre el peor escenario imaginable.

Citando a Peter Doherty premio nobel de Medicina y máxima autoridad en pandemias: “Muchas veces un miedo muy intenso puede amenazar nuestra capacidad para pensar de manera racional, incluso frente a situaciones que en realidad no son tan peligrosas”. (Basta recordar el H1N1).

Si algo comienza a ser evidente es el sobredimensionamiento, lo exagerado de casi todo lo que se ha referido al coronavirus -exceptuando la rapidez de su contagio-. En especial su letalidad o sea la cantidad de muertes que produce en proporción a los que caen enfermos, lo que en últimas es el verdadero indicador de gravedad.

Lo peor es que la reacción ha sido consecuentemente proporcional, es decir también exagerada. Y cada vez parece más probable que la medIcina sea peor que la enfermedad, que la crisis económica que se nos viene traiga más males -a comenzar por más muertes- que el virus mismo.

Sabemos que es un coronavirus, y más concretamente una variedad del mismo que produjo el SARS hace unos años (por eso su nombre técnico es SARS-CoV-2). Eso explica la alarma inicial ya que sus características fueron el rápido contagio y su eventual peligrosidad.

Por eso los países asiáticos donde había pegado más duro el SARS (China, Singapur, Corea del Sur, Taiwán) estaban mejor preparados y reaccionaron más rápido. En especial tenían o produjeron suficientes kits para hacer la mayor cantidad de pruebas posible y los mejoraron para lograr la detección temprana. Se vio que la propagación natural es controlable si se masifica el uso de los tests y se aíslan solo a los portadores enfermos o asintomáticos.

Ejemplo: Alemania, que es uno de los países que mejor tratamiento ha dado al problema lo ha hecho sobre la base de la toma universal de pruebas, por eso tiene la mayor tasa de enfermos detectados pero el menor índice de mortandad.

Igual la información de Corea del Sur mostró inicialmente el crecimiento mayor de infectados, justamente porque desde el comienzo de la pandemia asumieron la masificación de tests, y lo hicieron con kits que permitían la detección temprana.

En general el paralelismo entre la cantidad de tests según los países y el éxito en el control de la pandemia es evidente.  Pero además nos da un conocimiento adicional sobre las características de la epidemia.

En eso tuvo el ministro de Salud uno de los pocos deslices al decir que lo que importa no son los tests sino lavarse las manos.

En todo virus la difusión depende de la transmisión de portadores a sujetos sanos. Pero entre estos hay variaciones según niveles de vulnerabilidad y de inmunidad.

Las cuarentenas no disminuyen la virulencia o capacidad de contagio ni la gravedad de la pandemia o sea la letalidad o porcentaje de muertes entre los infectados. Pero al reducir los contactos directos o indirectos se reduce la velocidad de reproducción y pueden aparecer la misma cantidad de enfermos pero no todos al tiempo.  Se cumple el objetivo de ‘aplanar la curva’, el cual no es combatir el virus sino demorar la cantidad de pacientes que caerían simultáneamente a los servicios de salud, para así diferir el colapso de estos y permitir tratar mejor una mayor cantidad de enfermos (más experiencia, más camas, más respiradores, etc.).

Con los conocimientos que antes no se tenían y la experiencia y las estadísticas hoy tenemos un panorama más claro.

Por la rapidez del contagio y la duración de la incubación hasta su manifestación, la cantidad de contagiados por cada enfermo confirmado puede pasar del centenar pero se va puede reducir según las medidas que se tomen. Hoy con la cuarentena en la mayor parte del mundo, y con el aislamiento de los portadores confirmados, puede haber un promedio de entre 5 y 10 enfermos por cada caso registrado (incluye enfermos leves que ni siquiera son detectados y asintomáticos que no incuban pero sí son portadores).

_______________________________________________________________________________

El ciclo de la enfermedad es del orden de 4 a 6 semanas desde el contagio pasando por la incubación, la crisis y la recuperación o muerte dependiendo de las condiciones del individuo

________________________________________________________________________________

El ciclo de la enfermedad ya es conocido y es del orden de 4 a 6 semanas desde el contagio pasando por la incubación, la crisis y la recuperación o muerte dependiendo de las condiciones del individuo. La experiencia de los países que completaron el ciclo de la pandemia como colectividad (no la enfermedad como individuo) muestra que después de la aparición de manifestaciones múltiples (50 a 100 casos) a las 4 semanas se presenta el pico de contagios y el de muertes a las 8 semanas.

De lo anterior se deduce que las muertes serán del orden del 1 por diez mil de los habitantes. Para un total de la población mundial de más de 6.000 millones, el dato actual es que se han registrado cerca de 1.500.000 contagiados, que se supone pueden llegar a convertirse entre 5.000.000 y 10.000.000 de enfermos; que van cerca de 100.000 muertes ; y que éstas pueden subir a probablemente a entre 500.000 y un millón, o sea el 0.01% de la población. Por supuesto parece absurda (otra desmesura) la comparación con la peste negra o bubónica que mató al 30 % de la población total con una letalidad de 90 %; o con la peste española de 1918 que se estima mató entre 20 y 50 millones de habitantes, entre el 10 % y 20 % de la población de los países afectados  (Alemania, Francia, Inglaterra e Italia). Ver Cuadros al final

El punto aquí es que la reacción también fue desproporcionada puesto que se tuvo como referencia una dimensión del mal que no existía. Pero además bajo el principio de ‘mejor prevenir que remediar’ se justificó el tratamiento de catástrofe inminente.

A esto han contribuido los medios pues el pánico da rating sin mayor esfuerzo gracias a la facilidad para dramatizar casos anecdóticos de lo que llaman ‘sobrevivientes’, o multiplicar los llamados de solidaridad faranduleros, o de ‘especiales’ con las dificultades que se crean a quienes quedan atrapados en una circunstancia tan inesperada. Pero es justamente lo truculento del tema y su explotación lo que retroalimentaron ese pánico y esa exageración.

El gobierno colombiano ha seguido las indicaciones de la OMS y al 14 de abril Colombia supone haber llegado al pico y deben estabilizarse los contagios (serán más los que se recuperan que los que se contagian) y las muertes que se producen deben comenzar a disminuir. Las cifras oficiales son: 2.979 enfermos; 127 muertes; 354 recuperados.

Si hubo desmesura la responsable sería la OMS. Entre otras por no distinguir los países emergentes de los desarrollados, no teniendo en cuenta la diferencia del efecto económico y social en unos y otros. Pero más por no tener en cuenta sus propias estadísticas. (Ver cuadros)

Se destruyó la casa persiguiendo un ratón… se mató al ratón pero ahora ¿Cómo se reconstruye la casa?

 

CUADROS 

Tasa de mortalidad sobre infectados de los mayores brotes virales de los últimos 50 años a nivel mundial a fecha de enero de 2020 (datos de es.statista.com)

 

Número de personas fallecidas a causa del coronavirus al 9 de abril; datos de la OMS y población según los países (ningún otro país llega a 700 muertos)

 

 

 

-Publicidad-
0
3300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El coronavirus al día

El coronavirus al día

Y ahora que sigue (respecto al coronavirus)

Y ahora que sigue (respecto al coronavirus)

8 errores en el manejo de la pandemia

8 errores en el manejo de la pandemia

¿Qué es más peligroso: Trump o el coronavirus?

¿Qué es más peligroso: Trump o el coronavirus?

Mayor de 70 años desconcertado

Mayor de 70 años desconcertado

Coronavirus: bienvenido al gobierno

Coronavirus: bienvenido al gobierno

Coronavirus, una parte apenas del problema

Coronavirus, una parte apenas del problema

Una pandemia multifacética

Una pandemia multifacética