El codazo infame y la noche de tragos que hicieron de Alex Flórez un senador indigno de su investidura

El codazo infame y la noche de tragos que hicieron de Alex Flórez un senador indigno de su investidura

Su mala conducta en campaña con la representante a la Cámara, Susana Boreal, y su más reciente escándalo de alcoholismo develan su carácter y ponen en duda su curul

Por: César Augusto Patiño Trujillo
septiembre 12, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El codazo infame y la noche de tragos que hicieron de Alex Flórez un senador indigno de su investidura
Foto: Twitter @AlexFlorezH

Para nadie es un secreto que la lista final del Pacto Histórico al Senado de la República quedó conformada por personalidades dignas de representar a la ciudadanía, y por individuos éticamente poco recomendables.

Los intereses políticos y la necesidad de augurar una buena votación en Antioquia llevaron a tomar la decisión de elegir a Álex Flórez como candidato del grupo político del alcalde Daniel Quintero a dicha corporación, decisión equivocada de cabo a rabo, por la non sancta imagen del personaje, y por las dudas que generaba en sí misma una imposición innecesaria que dejó en la lista una marca negra y poco digerible.

Quienes observamos en el señor Flórez a un ciudadano indigno de la lista final votamos con cierta desazón por la inclusión de su nombre en la parte alta de la lista.

|Le puede interesar: El Secretario de la Cámara Jaime Lacouture jugando duro en la política Guajira

La idea era votar por mujeres y hombres dignos de confianza y éticamente probos, y no por paracaidistas profesionales lanzados desde el Palacio de la Alpujarra.

El acuerdo político con el grupo del alcalde Quintero estaba orientado a ubicar a un aliado muy cercano al burgomaestre en dicho renglón, asegurándole a su movimiento quedar con representatividad en la Cámara Alta. Así fue. Uno de los tantos manchones de la lista final, venida a menos por espurios cálculos electorales.

Pero Flórez no tenía, ni tiene la estatura intelectual y ética para sentarse en una curul del Senado, su mala conducta en campaña con la candidata a la Cámara por Antioquia, Susana Boreal, a quien quiso desplazar en la tarima con un vulgar codazo mientras Gustavo Petro, en ese entonces, candidato presidencial, animaba con su discurso democrático a una legión de antioqueños decididos a votar por él.

El codazo infame desnudaba al individuo impúdico y vulgar que se escondía tras su mendaz imagen de hombre demócrata y de izquierdas. Una bazofia se logró, entonces, colar sin ningún pudor a la lista senatorial.

Flórez tiene un dossier personal y político con muchas manchas; acusado de maltrato a una mujer que, al parecer era alguna “querida”,  también de chocar una camioneta del Concejo de Medellín en posible estado de alicoramiento.

Condenado por el Consejo de Estado perdiendo su investidura de concejal de Medellín por adelantar su campaña en 2019 mientras orondo contrataba con el Estado, súmese el incidente con Boreal, ahora adiciona el escándalo ya suficientemente mediatizado en un hotel de Cartagena en estado de extrema beodez.

Lo peor de todo ha sido el cinismo y descaro con el que este individuo ha salido a defender lo indefendible. Se considera “humano” y proclive a errar —¿merecerá premio a la estupidez?—, observa con desdén el innoble acto reprochable, justificando que no ha sido elegido para ser buen ejemplo de nada ni para nadie, sino, para legislar.

Él, como honorable senador —¿lo tomamos como mal chiste o como agravio?— tiene unas credenciales, producto del sufragio popular y tiene qué respetarlas.

Está allí, inicialmente por una componenda política que lo ubicó en un renglón que debió ser asignado al Movimiento Soy Porque Somos, luego, más de dos y medio millones de votos lo eligieron, ¿y se atreve a sostener que él no fue elegido para dar ejemplo?

¡El descaro del senador —con minúscula como merece ser tratado— raya en la soberbia, la ignorancia, la prepotencia, palabras que sintetizan la mentalidad traqueta y mafiosilla de algunos malos seres humanos que, como él, se consideran moralmente superiores a otras personas con menor poder de influencia!

Nunca creí que fuera yo a decir lo que voy a escribir a continuación, la dignidad del agente de la policía al retar con la ley al filipichín borracho éste, podría convertirse en una página memorable de la historia política de Colombia.

Un aplauso para el agente y chiflidos para el senador. Una lección se ha dado con este vergonzoso evento: sin importar quién sea el ciudadano, respeta o respeta la ley, así sea Mi Diosito Santo, de lo contrario, deberá ser sancionado social y penalmente.

Flórez deberá ser entonces investigado por la Comisión de Ética de la Colombia Humana. Si esta no toma la decisión adecuada, entrará en contradicción con sus principios.

La política no se rescata con individuos como Flórez. Si personajes como este, consideran que no deben ser ejemplo de nada, ¿cómo puede entonces representar al soberano popular?, ¿no entiende acaso que el voto hacia él fue una transferencia limitada de poder de parte de los votantes hacia sus candidatos para que les represente con altura?

¿Están sus seguidores contentos con el vergonzoso y bochornoso acto de comportamiento de tan obsceno personaje? ¡Indefendible y punto!, si el senador reconoce su error por sus problemas con el alcohol, como acto de contrición honesto, ¡debe renunciar a su curul en el Senado!,

Es su deber también ponerse en manos de los profesionales como psicólogos y psiquiatras. Él no representa a las bases votantes, no es digno de hacerlo. La política debe sanearse expulsando a personajes como este de la representatividad que obtiene producto del voto del Soberano.

Todos los funcionarios elegidos popularmente deben tener el deber moral de comportarse con respeto ante las instituciones y la ciudadanía, considerar lo contrario, es desconocer que la democracia no otorga el derecho al beneficiado de abusar del poder.

Por el contrario, es deber, o más aún, obligación del elegido, portar con altura el cargo para el cual fue designado. Que se baje de la nube creyendo que los colombianos le comemos cuento con eso de la edad joven que lleva a los seres humanos a cometer errores, ¡No, pues tan núbil el bobazo!

En estos momentos estoy leyendo una obra de Álvaro Salom Becerra, “Un tal Bernabé Bernal”, y con tristeza y preocupación, observo que en el señor Flórez podría bocetearse un personaje más para incluir a los indeseables politiqueros que victimizaron y maltrataron constantemente a Bernabé, el protagonista.

No es el único indeseable coronando el Congreso, decenas de otros hay ocultándose bajo el manto de la democracia y que irán mostrándose con el paso del tiempo.

Eso es lo que ocurre cuando el esfero de la imposición de listas actúa sin pensar en el daño que se puede hacer al ubicar a gente ordinaria como Flórez y otros del bestiario político colombiano.

El Pacto Histórico tendrá que reflexionar. Esto que pasó no conlleva a nada bueno en el futuro. ¿Queremos cambiar el país? ¡Estén seguros señores, con trogloditas y cavernarios como este senadorcito de pipiripao no se va a llegar a ninguna parte!

Coletilla:

Murió en Manizales la política conservadora caldense Pilar Villegas de Hoyos a la muy elevada edad de 93 años; por ahí un noticiudadano de Las2Orillas salió a alabar casi al nivel de la sacralización a este personaje que fue dos veces gobernadora de Caldas, y la primera mujer elegida en un cargo de estos popularmente.

Formó parte del indeseable e irrepetible bestiario impúdico de la política tradicional caldense. La noticia en Manizales, la reconoce como la “matrona”. Idílica relación hay entre esa clase dirigente nostálgica de poder y el sacralismo vetusto grecoquimbaya con el que se logra vestir a personajes que durante cincuenta años condenaron a Caldas a un arcaico y extendido Frente Nacional (Departamental) con el maridaje entre liberales y conservadores.

Descanse en Paz señora Hoyos y a sus deificadores, recuerden, ¡Jamás se podrá ocultar el sol con un dedo, así los altares se eleven a cientos de metros!

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
La importancia vital de la comunicación en la resolución de conflictos y la construcción de paz

La importancia vital de la comunicación en la resolución de conflictos y la construcción de paz

Nota Ciudadana
La nueva desvalorización de lo humano

La nueva desvalorización de lo humano

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--