El coco multipropósito de Uribe Vélez

"Con la idea del proyecto socialista que quiere tomarse a Colombia, previamente conocido como castrochavismo, el expresidente nuevamente intenta asustar al país"

Por: gisela ruiseco galvis
octubre 16, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El coco multipropósito de Uribe Vélez
Foto: Cristian Garavito / El Espectador

Álvaro Uribe Vélez advierte en su discurso de retorno a la libertad acerca del peligro que supone el "proyecto socialista". No es novedad, ya sabemos más o menos cómo se imaginan él y sus seguidores este supuesto proyecto, al parecer ahora heredero del "castrochavismo". En versión libremente hilada se trataría de un ideario autoritario y dictatorial, que "confisca" libertades y el derecho a la propiedad, creando pobreza para todos.

No es original y, menos aún, acertado: búsquese definición de socialismo que tienen muchas corrientes y es independiente de un posible autoritarismo o represión de la democracia. La extrema derecha en muchos, demasiados, países, usa lo que se etiqueta "socialismo" con todos sus así usados sinónimos como el coco para asustar al que caiga en su demagogia y atraerlo hacia un patriarca que aparentemente puede dominar la situación.

Por eso acabamos con Trumps, Bolsonaros o alguno nombrado a dedo y aparentemente más inofensivo, como Duque. ¿Cuál será el siguiente que diga Uribe y que supuestamente nos salve? Curiosamente, Colombia se lleva los peores valores en masacres, peligrosidad para líderes sociales o defensores de derechos humanos... pero eso no importa, se puede convencer a medio país, aunque esté bañado en sangre que el peligro estaría por venir y se llama "socialismo".

Pareciera en los discursos del uribismo que todos los que critican al expresidente son "socialistas", en el curioso sentido común de esta corriente política: pueden ser los que defienden ideas "mamertas" como los derechos humanos, incluso los que simplemente denuncian las masacres de los últimos meses o años. Cualquier crítica o diferente opinión se desvaloriza con esta etiqueta, se borra lo que sea moderado. Ya él ha incluido, con literalmente increíble éxito, a personas como el expresidente Santos en el saco castrochavista (pues le iba a "entregar el país a las Farc"). Un saco en el que cabe medio país.

Declarar a todos los que no piensan igual que él como castrochavistas, ahora socialistas, y por lo tanto como una amenaza para el país, eso sí es autoritarismo. Y peligroso, además, pues las palabras alientan a la violencia. Justamente, es ese autoritarismo el que pretende que las ramas del poder se vuelvan una armónica unidad sin disidencias (y con menos integrantes).

Pasemos a una posible definición de populismo: una tendencia política que manipula a las personas, emocionalizando el discurso político; solo usa tácticas que puedan traer más seguidores ("el pueblo") a las filas propias, desdeñando argumentos complejos y principios éticos y políticos. Ejemplo ilustrativo: “estábamos buscando que la gente saliera a votar verraca" decía J.C. Vélez 1 acerca de la campaña uribista por el no. Un importante factor del populismo es crear una oposición dualista de "ellos" contra "nosotros", buscar un coco o chivo expiatorio... para esto "los socialistas" o mamertos están a la mano.

Uribe Vélez es una muestra ejemplar de autoritarismo populista extremo2. Partiendo de que su configuración de "socialismo" es distorsionada y más bien basándonos en un análisis más juicioso de corrientes ideológicas y sistemas políticos, pues sí, estaría bien hacer un referendo para que por fin nos libremos de un autoritarismo populista peligroso: que Uribe pueda acceder cuanto antes a una anhelada (por la mayoría del país, basándonos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2018) jubilación. Sería genial.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
2002

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Senador Uribe: el matoneo es de su autoría, ¡no desinforme a la opinión pública!

Senador Uribe: el matoneo es de su autoría, ¡no desinforme a la opinión pública!

La Gran Marcha del 2 de abril

Nota Ciudadana
Renuncia de Uribe no es un acto de dignidad política

Renuncia de Uribe no es un acto de dignidad política

Nota Ciudadana
Héctor Abad Faciolince y la realidad cristiana

Héctor Abad Faciolince y la realidad cristiana