El campesino que vive con 30 vacas al interior de su casa en el sur de Bogotá

El campesino que vive con 30 vacas al interior de su casa en el sur de Bogotá

Desde hace 40 años, Domingo López come y duerme con las vacas lecheras que entra por las noches al primer piso de su vivienda en la Localidad de San Cristóbal

Por:
mayo 20, 2024
El campesino que vive con 30 vacas al interior de su casa en el sur de Bogotá

En lo más alto de los cerros sur orientales de Bogotá, donde las nubes besan la montaña, el sol despierta más temprano y la espesa niebla no deja ver más allá de dos metros de distancia mientras uno tiembla con el intenso frío por más abrigado que tenga el cuerpo.

Es allí, en el barrio San Rafael de la Localidad Cuarta de San Cristóbal Sur, donde vive Domingo López Gómez con su esposa, un hijo y dos nietos en una casa de 2 niveles con 17 metros de fondo, 10 metros de frente y 6 habitaciones para albergar a toda la familia. En el primer piso duermen sus consentidas, que son las 30 vacas lecheras de raza Holstein de las que depende el sustento diario de su hogar. 

Domingo López Gómez, nacido en el municipio del Peñón en Cundinamarca, llegó a la capital del país hace más de cuarenta años en busca de un mejor vivir para su familia. Se estableció en esta zona de Bogotá en la Localidad cuarta de San Cristóbal a orillas de los cerros sur orientales de la ciudad donde compró un lote por 400 mil pesos en esa época y levantó la vivienda para su familia y las vacas que lo acompañan.

Comenzó a cuidar las vacas en la parte alta de los cerros surorientales de Bogotá. La primera novilla la compró por 150 mil pesos, la llevaba a pastar a la finca Santa Rosa de propiedad de la familia Cristancho, ubicada justo en la parte alta de los cerros, muy cerca al lugar de residencia de López Gómez, quien ayudaba a cuidar la propiedad.

Después de un tiempo, le compró a una vecina del barrio San Rafael otra vaca preñada en 65 mil pesos y con las crías de las dos vacas completó cuatro animales que se reprodujeron hasta el punto de tener que vender algunos de ellos para poder sostener a su familia.

Domingo López Gómez recuerda que las vacas se reprodujeron tanto que despertaba la curiosidad de los extraños y para evitar el robo de los animales, convirtió el primer piso de la casa en el dormitorio para sus consentidas

En el día, lleva las vacas a potreros vecinos en donde le permiten entrar el ganado. Desde hace 40 años, esta ha sido la costumbre y nadie ha dicho algo sobre sus vacas.

Como los tiempos han cambiado, ahora más que nunca encierra temprano a sus 30 vacas en la vivienda porque infortunadamente, ya le han robado dos ejemplares. La primera fue una vaca de raza Holstein, avaluada en 6 millones de pesos y el pasado 30 de diciembre, le robaron un toro de raza normando también de 6 millones de pesos que representó una gran pérdida para él.

Durante estas cuatro décadas, López Gómez ha convivido con su ganado en el primer piso de su casa y madruga todos los días a ordeñar porque los 10 litros de leche que le dan las vacas, son para el desayuno diario y hacer queso.

¿Qué dicen las autoridades?

Lo cierto es que los López han vivido toda su vida del ganado y recientemente aparecieron funcionarios de la Alcaldía Local de San Cristóbal a decirle que ya no podía seguir teniendo las 30 vacas en su casa porque eso, según ellos, es maltrato animal y debe buscar una finca a dónde llevarlas porque de lo contrario, serán decomisadas.

Llegaron muy temprano en la mañana del pasado 23 de abril de 2024. Lo sorprendieron en su casa con todo un operativo que incluyó veterinarios, policía ambiental y funcionarios del Instituto de Protección Animal de Bogotá. Le informaron que iban a revisar el ganado para verificar el estado se salud de los bovinos, lo hicieron a dedo y se llevaron cuatro terneros porque supuestamente tenían problemas respiratorios y debían ponerlos en cuarentena en los predios de una universidad, relató Domingo.

Lo que es un calvario ahora para López Gómez, comenzó cuando la Alcaldía de San Cristóbal decidió arborizar los predios de la finca Santa Rosa, de propiedad de la familia Cristancho que, dicho sea de paso, ya no viven en Colombia, dejaron esas tierras abandonadas y se radicaron en los Estados Unidos desde hace varios años.

La finca donde Domingo cuida sus vacas, la está utilizando la Alcaldía Local y por esa razón, a él le tocó sacar su ganado. Le dijeron que le daban 30 días para que buscara una finca a dónde llevar las 30 reses porque en caso contrario, serían decomisadas sin darle algún tipo de alternativa para conservar sus animales teniendo en cuenta que el señor López, con 77 años de edad, no tiene más opciones para sostener a su familia.

La única alternativa sería vender las vacas, pero en esta situación, todas las personas que se aceran a comprar uno de estos bovinos, hacen ofrecimientos irrisorios y el lote completo del ganado supera los 40 millones de pesos y representa toda una vida para el ganadero cundinamarqués Domingo López Gómez.

También le puede interesar: Las 5 entidades de la alcaldía de Galán a las que no le ha nombrado director

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
El restaurante en Bogotá que fusiona la cocina mexicana con la coreana; esto le vale

El restaurante en Bogotá que fusiona la cocina mexicana con la coreana; esto le vale

Cómo es el Crepes & Waffles

Cómo es el Crepes & Waffles "premium" y cuánto cuesta comer allí

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--