El beso de Claudia y Angélica

¿Por qué causó tanta indignación entre algunos sectores la imagen protagonizada por la alcaldesa electa de Bogotá y su pareja? Una perspectiva

Por: Carlos Andrés Duque Acosta
octubre 29, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El beso de Claudia y Angélica
Foto: Las2orillas

El pasado domingo 27 de octubre en la sede de campaña de la alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, fue captada una imagen que se volvió viral y rápidamente desencadenó una polémica en redes sociales: el efusivo beso de celebración de Claudia con su pareja Angélica Lozano. El objetivo de esta breve reflexión es analizar de la manera más objetiva posible las posibles causas del sentimiento de desaprobación que esta fotografía ha causado en algunas personas.

Empecemos diciendo que ante la foto existen dos reacciones posibles: la de aprobación (o indiferencia) y la de abierta desaprobación. Ante la primera reacción no hay mucho que agregar: se trata del beso de celebración de un importante triunfo electoral por parte de una pareja que lleva varios años de convivencia. Fin del asunto. Detengámonos ahora en la segunda reacción que desaprueba o cuestiona la fotografía. Supongamos que a varias personas, definitivamente les incomoda la imagen, les parece inapropiada, inconveniente, etc. ¿Cuáles son las razones para este sentimiento? Más allá de la dimensión estética (si la imagen es bella o fea), es evidente que se trata de una discusión en términos morales: para algunas personas la imagen es inmoral. En este escenario propongo dos posibilidades para analizar: es una imagen inmoral porque atenta contra las "buenas costumbres" y es una imagen inmoral porque va en contra de una creencia religiosa.

Veamos porque el primer argumento basado en las "buenas costumbres" es débil o poco sólido. Existen decenas de casos en la historia de la humanidad que nos indican que las "buenas costumbres" pueden estar equivocadas o son la expresión de valores que atentan contra la dignidad del ser humano. Por ejemplo, en el siglo XV, en la época de la Colonia, para españoles y portugueses iba contra las "buenas costumbres" considerar a un "indio" o a un "negro" como seres civilizados, racionales. En el siglo XVII, iba contra las "buenas costumbres" en América considerar que una persona afrodescendiente tenía derecho a no ser esclavizada. Más recientemente, a comienzos del siglo XX, iba contra las "buenas costumbres" asumir que una mujer pudiera tener acceso a la educación universitaria o que pudiera votar. En resumen: el argumento de las "buenas costumbres" no se sostiene, pues como nos recordó Aristóteles, "lo bueno se dice de muchas maneras" y, podemos agregar: lo bueno depende de una época y del nivel de conciencia de una sociedad.

Pasemos ahora al segundo argumento basado en las creencias religiosas. Para simplificar la discusión recordemos que quienes se opusieron por razones similares en agosto de 2016 a las Cartillas de Educación Sexual del Ministerio de Educación y luego, en octubre, al Plebiscito por la Paz fueron en su mayoría seguidores de la religión cristiana que se pronunciaban contra la llamada "Ideología de género". Estamos pues hablando de personas que profesan el cristianismo. Como se sabe, los cristianos son seguidores de un hombre que ha sido considerado por todas las tradiciones espirituales como un maestro iluminado. Su mensaje principal fue el de la igualdad y el amor. Igualdad, pues todos somos hijos de un mismo Padre y, por tanto, somos todos hermanos (Juan 1:12; Juan 11:52; Romanos 8:16; 1 Juan 3:1-10); amor, pues este fue el nuevo mandamiento que nos trajo: "Un mandamiento nuevo os doy: que os améis unos a otros; como yo os he amado " (Juan 13:34-35, Reina-Valera 1960).

Siguiendo los anteriores parámetros bíblicos y el sabio consejo de imitar a Cristo en cada una de nuestras acciones, preguntémonos: ¿qué diría el mismo Jesús ante esta imagen? En primer lugar, no se atrevería a juzgar; en segundo lugar, reconocería con generosidad la expresión del amor entre dos de sus hermanas. Por tanto, el argumento de desaprobación basado en esta creencia religiosa, tampoco se sostiene o es incompleto.

En conclusión, ¿dónde está realmente el problema con esta imagen?, ¿en el hecho mismo?, ¿una pareja de mujeres que viven en unión libre hace ya varios años expresándose mutuamente un sentimiento de júbilo?, ¿en la interpretación negativa de la imagen, basada en un prejuicio social, desconectada del amor, que al menos en los dos casos señalados es racionalmente insostenible? La respuesta tendrá que buscarla cada quien en su propio interior, en su propia historia de vida. Por lo pronto, esta puede ser una magnífica oportunidad pedagógica para avanzar en el respeto a la diferencia y la valoración de la diversidad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
46304

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Con declaraciones de Vargas Lleras y debate en el Senado se calienta campaña electoral

Con declaraciones de Vargas Lleras y debate en el Senado se calienta campaña electoral

"Bogotá es el que más ha pagado por ventilador para UCI"

Angélica Lozano: una primera dama bien particular

Angélica Lozano: una primera dama bien particular

Claudia López se despacha contra Ángela María Robledo

Claudia López se despacha contra Ángela María Robledo