El afán de Petro por aprovecharse de la imagen de Egan Bernal

“Cegado por su ego en este trino el exalcalde de Bogotá aflora su oportunismo e intenta sacar tajada del campeón del Tour de Francia Siguen sus pésimas decisiones”

Por: Mario Gomez
agosto 08, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El afán de Petro por aprovecharse de la imagen de Egan Bernal

Egan detesta a los políticos por eso pidió que no fuera a ninguno al homenaje que le hizo Zipaquirá en la Plaza Central de ese pueblo. Al carro de bomberos ni siquiera Duque se subió en él y respetó su intención. Sin embargo el autoporclamado faro moral de Colombia, Gustavo Petro ha osado decir que el campeón del Tour de Francia vivió en un barrio de Zipaquirá que él ayudó a construir en su época de guerrillero con el M19. ¡Ay!, Petro, de verdad, ni siquiera te creen los que alguna vez votamos por ti, los que ya nunca más votaremos por ti. Este es el trino que me sacó la piedra:

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
62293

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Petro necesita demasiados milagros para ganar

Petro necesita demasiados milagros para ganar

Nota Ciudadana
¿Petro, el Chavez colombiano?

¿Petro, el Chavez colombiano?

Nota Ciudadana
La desatinada propuesta de Petro y Hollman para la Universidad Distrital

La desatinada propuesta de Petro y Hollman para la Universidad Distrital

Nota Ciudadana
Los aberrantes ataques a Gustavo Petro

Los aberrantes ataques a Gustavo Petro