Ecuador, Drácula y el habeas corpus

Parece una función circense, pero resulta que es real y ha ocurrido en Ecuador. De repente los dos primeros argumentos evocan a “Drácula” de Bram Stoker...

Por: Aitor Arjol Bermejo
abril 13, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Ecuador, Drácula y el habeas corpus
Foto: Pixabay

El habeas corpus consiste en la puesta en libertad inmediata de un preso, cuando el juez aprecia que la detención ha sido ilegal, arbitraria o ilegítima; o bien está en peligro la vida y la propia integridad física del detenido. Así lo determina la Constitución de la República del Ecuador en su artículo 89.

Ahora piénsese en alguien detenido legalmente, y luego condenado en sentencia firme por un delito de gran envergadura, corrupción al más alto nivel, comisiones millonarias en la licitación de contratos públicos.

Le negaron el habeas corpus hasta cuatro veces, en los últimos cuatro años, hasta que
—sorpresa— en esta ocasión, un juez le concede la libertad porque aprecia peligro para la vida y la integridad física del detenido en estos elementos:

  • Alucinaciones, porque el detenido ve sangre en las paredes e insectos, y escucha voces en las noches.
  • Alto riesgo de suicidio, en vista del lamentable estado mental y depresivo en que se encuentra, y a tenor de unas marcas que presuntamente se autoinfligió en Nochevieja, porque no quería seguir viviendo.
  • Le han amenazado de muerte hasta en 70 ocasiones y extorsionado económicamente para que no atenten contra su integridad sexual.

Parece una pantomima o función circense, pero resulta que es real y ha ocurrido en Ecuador. De repente los dos primeros argumentos evocan a “Drácula” de Bram Stoker y uno de los personajes que suele pasar desapercibido, el loco Renfield. ¿Se acuerda alguien?

Al principio de la novela, el narrador sitúa a George Renfield en la celda de un lúgubre manicomio, donde ingresó después de regresar de viaje a Transilvania, en el castillo de Drácula, para gestionar las comprar de unas propiedades en Londres, a nombre del mítico vampiro.

El doctor John Seward, administrador del psiquiátrico, al mismo tiempo lleva el caso de Renfield, al que cataloga de zoófago, pues tiene la costumbre de alimentarse de moscas, arañas y aves para supuestamente adquirir la fuerza vital de tales seres vivos. Así lo afirma en algunos pasajes de su diario:

Este maníaco homicida es bastante peculiar. Tiene muy desarrollados ciertos rasgos de su carácter: el egoísmo, la discreción y la determinación. (…) Tendré que inventar una nueva clasificación para él: le llamaré maníaco zoófago (come-vidas), ya que su pretensión es engullir cuantas vidas pueda y hace todo lo posible por llevarlo a cabo de forma acumulativa.

En realidad, Renfield está bajo el influjo del conde Drácula, así como uno de los poderes atribuidos habitualmente a los vampiros, el poder ejercido sobre animales como ratas, arañas, lobos o murciélagos.

Menos mal que se trata de literatura de terror y fantástica. Los vampiros no existen, conviene aclararlo, habida cuenta que está de moda eso de confundir ficción y realidad, por parte del mainstreaming y la opinión pública.

Luego de lo sucedido en Ecuador, qué cara pondría Bram Stoker si se solicitara un habeas corpus para Renfield y todos los zoófagos de su especie, que ven arañas en las paredes (y se las comen), escuchan voces por las noches (las de Drácula) y demás.

Incluso asociar Ecuador con el vampiro transilvano, no resulta tan caprichoso como parece.

Drácula también es el nombre de una reserva natural de propiedad privada, en el Carchi, muy cerca de la frontera con Colombia, y fue fundada a iniciativa del Jardín Botánico de la Universidad de Basilea. Actualmente pertenece a la fundación Ecominga y alberga un horizonte de bosque primario, con una altísima biodiversidad.

¿Por qué le pusieron este nombre tan variopinto? Precisamente por la importante población de orquídeas que acoge, entre ellas las del género drácula (sodiroi, gigas, pysche, vespertilio, andreettae o trigonopetala).

Otro asunto bien diferente, llegar hasta ella. Casi una aventura. Dividida en tres sectores próximos entre sí (Drácula bajo, medio y alto), puede optarse por remontar el Río Blanco, desde Guallupe, para luego tomar un desvío por Gualchán hasta Chical, justo en la frontera con Colombia.

Desde Chical, remontado el río que delimita ambos países, también se llega a Quinshul y la Esperanza. La fundación dispone de alojamiento, programa de visitas y toda una inmensa labor en la protección del entorno natural. Orquídeas Drácula, literatura y habeas corpus.

-.
0

"Los diálogos con el ELN no deben empezar de cero sino retomar lo avanzado"

Gloria Inés Ramírez, la ministra de Trabajo de Petro que el uribismo considera una amenaza

Gloria Inés Ramírez, la ministra de Trabajo de Petro que el uribismo considera una amenaza

El desastroso paso de Aida Merlano por el Congreso

El desastroso paso de Aida Merlano por el Congreso

El megaboom petrolero de Guyana que atrajo a las grandes petroleras del mundo

El megaboom petrolero de Guyana que atrajo a las grandes petroleras del mundo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus