Opinión

Duque en contravía

Mientras México, Marruecos y el estado de Nueva York legalizan el uso recreativo de la marihuana, Colombia crea un comando especial de nuestras fuerzas armadas contra el narcotráfico

Por:
abril 13, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Duque en contravía

El presidente Duque no pudo elegir peor fecha que la del 27 de febrero pasado para anunciar su aceptación de la propuesta del Comando Sur de crear un poderoso comando especial de nuestras fuerzas armadas dedicado a la lucha contra el narcotráfico. Porque solo pocos días después empezó un mes de marzo cargado de excelentes noticias para quienes defendemos que la adicción a los psicótropos es un problema de salud y no de orden público cuya resolución, para más Inri, haya que encargar al Ejército. El mes lo inauguró la noticia de la aprobación por Cámara de diputados de México de una ley que legaliza el uso recreativo de la marihuana y que por tanto da un paso adelante con respecto a  la sentencia del Tribunal Superior mexicano que hace un par de años autorizó su uso medicinal. Poco después llegó la información de que un proyecto de ley semejante fue presentado en el  parlamento de Marruecos por el mayoritario partido islamista, que como se sabe cuenta con el beneplácito del rey  Mohammed V.

No creo que haga falta resaltar la extraordinaria importancia de estas noticias habida cuenta del papel crucial que tanto México como Marruecos cumplen en la geopolítica del tráfico de psicótropos, dada su triple condición de fronteras entre el Primer y el Tercer Mundo, de destacados cultivadores de marihuana y de lugares privilegiados en el tráfico ilegal de cocaína. Pero con ser ambas importante creo que lo son todavía más las que igualmente en marzo nos llegaron de los Estados Unidos de América. A mediados del mes, el estado de Nueva York aprobó - con la rúbrica Andrew Cuomo su actual gobernador - la legalización del uso recreativo de la hierba bendita y la anulación de las numerosas sentencias por su consumo. Esta decisión ha convertido en mayoría absoluta a los estados de la Unión que han legalizado dicho uso y allana el camino a la aprobación del proyecto de ley que actualmente está preparando el demócrata Chuck Schumer, senador por el estado de Nueva York y líder de la mayoría del senado. O sea la tercera autoridad política de los Estados Unidos, después del presidente y la vicepresidenta. El proyecto despenaliza federalmente el consumo de marihuana y abre las puertas a su previsible legalización a escala de todo el país.

Y si menciono Schumer y a  Cuomo es porque son líderes políticos muy veteranos que han estado involucrados personalmente en la malhadada “guerra contra las drogas” librada durante en las calles de la Gran Manzana. Cuomo como Fiscal de distrito y Schumer como representante a la Cámara por Brooklyn y por Queens en los 80 y 90 del siglo pasado. Años en los que dicha guerra alcanzó una sangrienta intensidad. Una experiencia que, al tenor de las decisiones que vienen de tomar, les ha permitido comprender tanto la imposibilidad de ganarla como la necesidad inaplazable de empezar a desmontar la arquitectura legal que la ha hecho posible.

_______________________________________________________________________________

Solo cuando se produzca a escala internacional la despenalización de posesión y consumo de cocaína podremos poner punto final a esa maldita “guerra contra el narcotráfico”

________________________________________________________________________________

Por mi parte confío en que este conjunto de decisiones se convierta en el preámbulo de la despenalización del consumo de la posesión y el  consumo de cocaína, tal y como ya lo hizo el estado de Oregón, y que esta despenalización sea a su vez la antesala de su legalización. Solo cuando esto se produzca a escala internacional podremos poner punto final a esa maldita “guerra contra el narcotráfico” que ha corrompido y ensangrentado a nuestro desdichado país durante medio siglo. Y que lo seguirá haciendo mientras haya gobernantes que sigan creyendo que se puede ganar a tiro limpio, como se ha venido haciendo inútilmente durante demasiado tiempo.

Y como todavía cree Duque que se puede hacer, a juzgar por su decisión de crear, al que se adscriben 7000 oficiales y soldados y de cuya formación y asesoramiento se encargará la Brigada de Asistencia a las Fuerzas de Seguridad (SFAB por sus siglas en inglés), la unidad de élite del ejército norteamericano que desembarcó en Colombia hace unos meses en medio de serios cuestionamientos sobre la legitimidad del mismo. Ojalá no se les ocurra expandir esta guerra a Venezuela so pretexto de que ella también es un “narcoestado”.

 

-.
0
1600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Antonio Caballero, mi vecino

Antonio Caballero, mi vecino

La culpa fue de los afganos

La culpa fue de los afganos

La derrota de Biden en Afganistán

La derrota de Biden en Afganistán

¿A que espera?

¿A que espera?

El Imperio castiga la solidaridad

El Imperio castiga la solidaridad

Duque es incapaz de negociar

Duque es incapaz de negociar

El presidente es el responsable

El presidente es el responsable

La bancarrota del régimen neoliberal

La bancarrota del régimen neoliberal