Dumek Turbay, el ejemplo vivo de por qué la gente decente odia la política

En este texto una activista cartagenera se despacha en contra del gobernador de Bolívar

Por: Eva Durán
abril 30, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Dumek Turbay, el ejemplo vivo de por qué la gente decente odia la política

Como la mayoría de la gente decente, odio la política, pero no exactamente la política como se planteó en Grecia sino como se ejerce en Cartagena y la Costa Caribe, donde una asociación de seres endemoniados está dedicada a la destrucción de la esencia humana, de la dignidad, del espíritu mismo de la gente, esclavizándola, sometiéndola, condenándola a la ignorancia y la animalidad instintiva en su peor versión.

Dumek Turbay es sinónimo de indolencia, irresponsabilidad y egoísmo.

Siento que ese muchacho es un talento desperdiciado, tiene carisma, capacidad de trabajo, vocación de poder, pero ¿qué ha hecho? El departamento de Bolívar es una completa M#$%&.

Dumek, entre muchas perlas y para poner solo un ejemplo entre cientos, tuvo el dinero para meter el acueducto y alcantarillado en todos los municipios de Bolívar, y hablo de lo que me consta. En el municipio de Santa Rosa en vez de meter tubería en los pocos tramos donde dizque metió acueducto, enterraron mangueritas, mangueritas, de esas que usted usa para regar su jardín. El agua llega cada 15 días, sin avisar y por pocas horas. Y si esto ocurre a 10 minutos de Cartagena, imagínense el horror en el resto del departamento.

Ah, pero para la prensa cartagenera Dumek es el mejor gobernador del país, de la galaxia y de todas las dimensiones conocidas. Pueblo indolente, cuán diversa sería vuestra suerte si entendieras qué hermosa es la dignidad.

Sin embargo, los seres humanos nos merecemos lo que nos pasa. ¿Quién nos manda a no saber votar? Y cuando más tenemos derechos humanos, religiones, dioses y jueces que nos protegen, pero los animalitos son totalmente inocentes, no merecen sufrir así.

Ya ha invertido Dumek más de 5.000 millones de pesos en una cárcel para 400 perros y gatos, en la que no tendrán cada uno más de un metro cuadrado de espacio, donde no tendrán libertad, donde no hay zonas de recreación.

Este matadero de mascotas ahora quiere disfrazar de hospital médico veterinario, para acallar nuestras fundamentadas denuncias y demandas legales. Y pongámonos serios, $5.000 millones vale un megacolegio.

Santa Rosa carece de una institución de educación media y superior. Los niveles sociales negativos de todo tipo son gigantescos: violencia, violaciones, pederastia, maltrato animal, falta de oportunidades, están a la orden del día.

A Dumek no le interesa la gente, solo el dinero que pueden sacar sus contratistas y amigos de los proyectos. Él no ha invertido en nada que no sea su enfermiza vanidad.

Invertir prioritariamente en la construcción permite sobrecostos del mil %. Invertir en la gente, en la riqueza social, no interesa, eso no genera débito en el banco.

Dumek, en su increíble demagogia y con el apoyo de los falsos animalistas, promovió hace tres años una encuesta virtual para saber si la gente quería corralejas y ganó el no. ¡Pero no pasó de ahí, no hizo nada! No movió un dedo para por lo menos humanizarlas y hacerlas menos violentas y repugnantes.

He podido tomar conciencia del inmenso circo que es este gobierno, gracias a la desgracia de la construcción del Guardián. Si ha habido tanto bloqueo y cerco mediático a este tema tan sensible, si tantos periodistas han sido amordazados en algo tan pequeño, imagínense lo que fue el resto de esta gestión.

Ningún otro gobernador ha sido tan generoso con los periodistas, ningún otro se ha atrevido a tanto. A su lado, Juan Carlos Gossaín es un bebé en pañales con todo y su cartel de la hemofilia.

Miren la foto de portada. No se tomó la molestia el señor gobernador de diseñar previamente, de la mano de los verdaderos defensores de animales, una política pública misericordiosa y compasiva de bienestar animal. Estamos hablando, y repito, de un departamento donde la gente está empobrecida, envilecida, sin oportunidades, donde se practican, como si tal cosa, las aberrantes corralejas y donde "mamar burra" es práctica cotidiana y diaria en el 99% de las zonas rurales.

Dumek ha gastado millones y millones y una energía digna de mejor causa para convencernos de que ese lugar será un hospital médico veterinario. Entonces, ¿por qué las vallas no dicen Hospital Médico Veterinario El Guardián? Respuesta: Es mentira. Ese es un lugar para asesinar mascotas sin familia o abandonadas. El hospital es una máscara no más.

Esas vallas irresponsables solo promoverán el abandono masivo y la muerte de miles de inocentes. Eso es lo que usted y su equipo quieren, ¿verdad, señor gobernador? Su indolencia, crueldad y egoísmo son de campeonato.

Okay. Siga, tiene el dinero y el poder para hacer lo que le dé la gana. Teóricamente nadie va a detenerlo. Siga, señor gobernador, adelante. Todos le temen y le obedecen. Siga, señor gobernador, siga, siga engañando, siga haciendo el mal, en la curva nos veremos.

Lo más lindo que tiene esta vida es que no se queda con nada.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
397

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Si el gobierno de Dumek Turbay trata así a los humanos, ¿qué pueden esperar los pobres animales?

Si el gobierno de Dumek Turbay trata así a los humanos, ¿qué pueden esperar los pobres animales?

Con Lidio García Turbay a la cabeza del Senado, resucita el Clan Turbay de Bolívar

Con Lidio García Turbay a la cabeza del Senado, resucita el Clan Turbay de Bolívar

Encendida puja regional por la sede de los juegos nacionales

Encendida puja regional por la sede de los juegos nacionales

Nota Ciudadana
Carta abierta a Dumek Turbay, gobernador de Bolívar

Carta abierta a Dumek Turbay, gobernador de Bolívar