Opinión

¡¡Dos monedas de una misma cara!!

Adoran disfrazarse de policías o conductores de tanque, están en la misión mesiánica de salvar a su patria del país vecino, concentran el poder y dicen aborrecerse

Por:
septiembre 02, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡¡Dos monedas de una misma cara!!
Los sitúa en la misma cara visible de la luna la calamitosa falta de credibilidad y el distanciamiento total de la sociedad

Ambos disfrutan disfrazándose: unas veces de policía, otras de aviadores, algunas ocasiones como conductores de algún tanque de guerra, otros días con camisas apretadas de expedicionario o con sombrero de vaqueros que parecerían del viejo oeste o de los llanos de Casanare o de Apure.

Los dos se embelesan jugueteando con la espada, la bicicleta, el carro de carreras, la camiseta, el balón o los guantes de boxeo de los deportistas destacados; también les distrae sobremanera manejar un jeep o una moto cuando acuden por obligación a la escena de desastres, tanto si es un huracán o una grave inundación invernal.

Tienen ellos, como si se alternaran en el nado sincronizado, crueles disputas con la gramática, con la sintaxis, qué decir con los tiempos de conjugación verbales, las sumas y las restas, con la lectura del telepronter o con las citas de próceres o escritores habitualmente equivocadas o editadas a tijeretazos en el discurso que toque ese día. Bolívar, cierto poeta invocado de Wikipedia, el título de un libro, nunca faltan y todas las veces quedan esparcidos en el aire en forma de gases, igual que si fueran despojos de palabras.

Aún así, parece que los catapultase a un nivel de autoconvencimiento superior protagonizar una emisión de televisión permanente, ser presentadores o maestros ceremoniales de actividades en público, por lo que tener el micrófono entre ambas manos en cualquier auditorio, saludar, dar la palabra y la entrada a las intervenciones los lleva a una variedad de paroxismo para el que el tiempo resulta escaso. Dentro del libreto común, el tono de la voz aumenta y el dedo índice se alarga cuando llega el momento de Nos encontramos hoy en … con nuestra gente, con nuestros compatriotas, con nuestras mujeres y nuestros niños. No cederemos, no le tememos a… le advertimos… los buscaremos, los encontraremos y los castigaremos.

De pura curiosidad a uno y otro un alma ajena los ha imbuido místicamente. Del que se aluda tiene la misión mesiánica y ante todo patriótica de salvar a su patria de las garras del país vecino. Los problemas internos siempre vienen de afuera. Hay un ser eterno que los designa y les sirve de guía, un ser magnífico en forma de gobernante sabio que ubica en sus manos el futuro y la salvación.  A cada uno le habla un pájaro o una vaca, un presidente o un comandante eternos.

________________________________________________________________________________

A cada uno le habla un pájaro o una vaca, un presidente o un comandante eternos

________________________________________________________________________________

Todo eso resultaría poco de no ser por la concentración del poder y su capacidad de debilitar las instituciones y convertirlas en dependencias de mensajería; de no ser porque convergen en la ubicación estratégica de allegados en organismos de control y fiscalización; en el favorecimiento impúdico de grupos empresariales leales; en la defensa necia de ineficaces y cuestionados funcionarios de su círculo, en la elevación catastrófica de la pobreza y la violencia; los sitúa en la misma cara visible de la luna la calamitosa falta de credibilidad, el distanciamiento total de la sociedad, una cierta forma de perdida de la conciencia, un eclipse preocupante de la razón.

Mientras llueve están persistentemente dispuestos a afirmar que no cae una sola gota de agua; mientras arde para ellos hiela. Refunden “lo que pasa con lo que imaginan” y, desde luego, un plomizo intento de simpatía los identifica en donde quiera que abran la boca.

Es común el odio entre la insondable figura de los gemelos, la repelencia al espejo o a la sombra. No es de extrañar, pues, que al menos en público digan aborrecerse.

 

-.
0
1000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¡¡Caterine Ibargüen, saltando corto y bajo!!

¡¡Caterine Ibargüen, saltando corto y bajo!!

¡¡Ratas, prohombres y rateros!!

¡¡Ratas, prohombres y rateros!!

Los Héroes caen a bala o por decreto

Los Héroes caen a bala o por decreto

¡¡Que te jodan!!

¡¡Que te jodan!!

Colombia con Reinaldo Rueda, igualita a Colombia

Colombia con Reinaldo Rueda, igualita a Colombia

¡¡Amnistía general ya!!

¡¡Amnistía general ya!!

¡¡Miserable VOX!!

¡¡Miserable VOX!!

Uribe ante De Roux

Uribe ante De Roux