¿Dónde y cómo la doble moral ?

Respuesta al artículo, Medellín: ¿El Burdel más grande del mundo? de Fabio Andrés Olarte

Por: eduardo botero toro
septiembre 22, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Dónde y cómo la doble moral ?
Foto: Archivo del Autor

En el artículo MEDELLÍN ¿EL BURDEL MÁS GRANDE DEL MUNDO? su autor, Fabio A. Olarte Artunduaga escribe: "Medellín es la culpable, nadie más, de la fama que tiene. Una ciudad que llevó al pedestal a un villano como Pablo Escobar y en la que, actualmente, se mantienen cánones de belleza como los de las prepago, no es víctima sino todo lo contrario: cómplice. Un periodista no pone a temblar la imagen de una ciudad, es la misma ciudad quien se hace daño de forma constante cultivando la mentalidad narco que tanto odian algunos. Medellín es un lugar magnífico que, por desgracia, tiene secuelas en el pensamiento colectivo que lejos de aportar, están ayudando a enterrar al pueblo en una absurda corteza de doble moral. Si se quiere cambiar la forma en la que se reconoce a la ciudad, y el país, en otras tierras, se debe trabajar en pro de eso y no solamente buscar que se oculte una verdad enorme como la de la trata de personas en la ciudad más innovadora del mundo según The Wall Street Journal."

No comparto este artículo: bajo el ropaje del documentalismo se hace marketing al negocio, baste detenerse en analizar los tópicos que el periodista escoge para presentar sin profundizar en aquellos que determinan la coexistencia entre la presunta información objetiva y el afán por promover una actividad para uso de espectadores que, en el primer mundo, están ávidos por conseguir "mercancía" para sus particulares gustos sexuales.

De modo preciso el narrador, y su coro de defensores gratuitos, procuran sindicar de doble moral a los críticos del programa, cuando justamente es el uso de la doble moral el que lleva a presentar como documento de denuncia, un vulgar formato promotor de aquello que juzga. ¿Nombres propios? ¿Responsables? Por ninguna parte: a lo sumo: "narcotraficantes", "burdel", "venta de mujeres vírgenes", etc. Por ninguna parte hay denuncia, profundización en el análisis de mentalidades muy a tono con el nuevo modelo económico que ha sido impuesto desde el primer mundo... ¿Investigación sobre la huella que deja el dinero de la trata? Ninguna, ello podría herir susceptibilidades en la clientela.

Desde Bogotá se juzga a una ciudad que como Medellín (o Cali, o Barranquilla, o Popayán, o Pasto...) tuvo lo que la gran prensa bogotana ha sido capaz de señalar, CARTELES, que, llamativamente, no existen en Bogotá. El poder performativo del silencio les permite utilizar una de las mañas propias de Escobares y de Uribes: exaltar una denuncia por fuera de casa, para mantener ocultos los propios trapos sucios.

Un buen ejemplo de doble moral es ese: la capacidad que han tenido los grandes jefes del hampa, para convencer a muchos de que mafia solamente existe por fuera de la capital.

La complicidad tiene sus jeraquías, al igual que el crimen: los principales han sido los capaces (por poder, dinero y medios) de propalar la idea de la mezquindad humana y su ruindad espiritual anida exclusivamente en el corazón del otro, dándose para sí el estatuto de ejemplares almas rodeadas por alevosos criminales.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
5580

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

"El señor Areiza nunca fue testigo contra mí, ni contra mi hermano Santiago": Álvaro Uribe

Por el ojo de la chapa

Por el ojo de la chapa

En redes
Cuando Marta Lucía Ramírez se quejaba de que Santos tuviera el dólar a 2.300

Cuando Marta Lucía Ramírez se quejaba de que Santos tuviera el dólar a 2.300

Paisas adictos a la lectura, inmersos en una enfermedad saludable

Paisas adictos a la lectura, inmersos en una enfermedad saludable