¿Dónde está la humanidad de quienes desean la muerte de los que estamos presos?

Como dijo Mandel: “Nadie conoce realmente cómo es una nación hasta haber estado en una de sus cárceles”

Por: Orlando Arciniegas
abril 28, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Dónde está la humanidad de quienes desean la muerte de los que estamos presos?
Foto: Pixabay

Quizás en la cárcel se encuentran seres que no tienen una gran cultura, ni formación profesional, pero que razonan y piensan. Quizás muchos no tuvieron nunca ningún referente y por ello, tal vez al azar, fueron conducidos a la tragedia de su propia existencia. Allí hay hombres y mujeres que han sido buenos padres de familia, ciudadanos ejemplares, excelentes profesionales, pero que por una u otra razón han sido llamados a responder ante la justicia.

En la cárcel no solo hay violadores, asesinos, matones, mafiosos y criminales, hay también inocentes condenados injustamente, personas que por el infortunio de la vida se enfrentaron, por ejemplo, a una mala discusión con su pareja, que no trabajaban y no pudieron pagar la cuota alimentaria, que por no poseer un trabajo tuvieron que asumir responsabilidades, arriesgando su vida e integridad para conseguir un sustento diario… En fin, no todos son criminales, pero dado el azar de esta vida están hoy en una cárcel, pues al fin y al cabo ningún ciudadano está exento de responderle a la justicia de su país, así como ningún ciudadano, hombre o mujer, sin importar su condición social, hoy no está exento de contagiarse con el virus del COVID-19 y hasta morir por él.

Todo lo anterior pareciera no importarle a aquellos personajes que invadidos con su odio y resentimiento usan las redes sociales para clamar para que la pandemia del COVID-19 sepulte a todos quienes hoy estamos presos, olvidándose que ellos también pueden ser víctimas de la pandemia, pero sobre todo que nosotros somos seres humanos. Además, como ciudadanos tenemos derechos fundamentales y estos deben ser respetados. Como dijera Nelson Mandela: “Una nación no debe juzgarse por cómo trata a sus ciudadanos de mejor posición, sino por cómo trata a los que tienen poco o nada. Nadie conoce realmente cómo es una nación hasta haber estado en una de sus cárceles”.

Los derechos y deberes del Estado colombiano son con todos sus ciudadanos, por eso hoy, cuando el pánico consume a todo el mundo por la pandemia, la indolencia, la prepotencia, la negligencia y la insolidaridad con los que hoy tenemos poco o nada refleja todo lo que está mal en este país; un país en donde las heridas del pasado están más abiertas que nunca, que no sabe lo que es perdonar, que a pesar de la pandemia que vivimos no ha podido superar el odio y el resentimiento.

Ojalá algún día la gente entendiera que hay que perdonar y que aunque la absolución no cambia el pasado, sí amplia el futuro. Vale decir que el perdón no es excusar el comportamiento del ofensor, es abandonar el resentimiento y contemplar al otro como un ser humano a pesar de lo que haya hecho. Todos hemos nacido de la sangre y el sufrimiento, de ahí que nuestra vida esté llena de cicatrices.

Hoy, el resentimiento y el odio llevan a muchos a vivir deambulando con el pasado a cuestas, sin ni siquiera considerar cuál es su presente. Vanidad de vanidades, todo es vanidad, nos recuerda el texto sagrado. Hoy solo nos queda esperar la muerte, que llegará para muchos, no solo seremos los presos de Colombia, sino también quienes hoy nos desean la muerte.

Desde mi celda, frangélico.

-.
0
303
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Cómo evitar que las cárceles se conviertan en “fábricas” de coronavirus?

¿Cómo evitar que las cárceles se conviertan en “fábricas” de coronavirus?

Nota Ciudadana
Excarcelaciones ni fu ni fa (II)

Excarcelaciones ni fu ni fa (II)

Nota Ciudadana
¿Qué pasó realmente en la carcel La Modelo el pasado 21 de marzo?

¿Qué pasó realmente en la carcel La Modelo el pasado 21 de marzo?

Nota Ciudadana
No cesa la horrible noche

No cesa la horrible noche