Dios y patria: ¿por qué el lema de la Policía hay que cambiarlo?

El saludo 'Dios y Patria' de la Policía hay que cambiarlo. Nada contra Dios. Pero esa invocación y tono suenan muy maluco. Propongo 'Por el estado de derecho'

Por: Hernando Copete Ortiz
noviembre 30, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Dios y patria: ¿por qué el lema de la Policía hay que cambiarlo?
Foto Leonel Cordero

El lema entendido como una frase, emisión lingüística lo que pretende es expresar un ideal o pensamiento que orienta el comportamiento de una o varias personas, de acuerdo con su temporalidad y entorno, donde es utilizado y pretenden se materialice.

En ese orden de ideas, la temporalidad hace referencia a que las cosas, fenómenos, hechos, evolucionan, cambian en el tiempo, gracias a sus conflictos. Estos no son permanentes o estáticos.

Es decir, la vida del ser humano y por supuesto la naturaleza y su sociedad, son cambiantes y de hecho deben evolucionar, superando lo vivido, experimentado; mejorando la calidad de vida. Marx, afirmaba que, en el conflicto social, era su elemento esencial, pues gracias a él, la sociedad se desarrollaba.

Por otro lado, Hegel, expresaba que las cosas evolucionan a través del proceso dialectico. ¿qué quiere decir con esto? Simplemente que un concepto se enfrenta a su opuesto y como resultado de este enfrentamiento o conflicto, surge un tercer concepto, la síntesis.

En un tuit de Humberto De la Calle, este expresa; “No quiero meter cizaña divisoria. Pero el saludo 'Dios y Patria' de la Policía hay que cambiarlo. Nada contra Dios. Pero esa invocación y el tono suenan muy maluco. Propongo que digan 'Por el estado de derecho'. Y que no muevan los brazos en señales que suscitan simbologías peligrosas”.

De la calle maneja aquí tres conceptos como argumentos para su cambio.: Dios, tono del lema y la simbología asociada.

Lo que se ve es que las personas que han opinado, al respecto y frente a esta situación, atienden son su propia conciencia, sin tratar de resolver el antagonismo, que surge al percibir, otras formas de conciencia.

La forma de resolver este problema, para ellos, es, teniendo una posición unilateral. Esto es simplemente la ruptura entre una realidad social colombiana y una racionalidad netamente emocional.

Pienso que frente a esta problemática debería surgir una especie de homeostasis social. Desde la estadística, sería un análisis de regresión, que permite estimar las diferentes posiciones (variables independientes, posición personal), permitiendo conocer el valor promedio de la variable dependiente (posición interpersonal). Mi madre, lo expresaba de otra manera: “Ni mucho que alumbre al santo, ni poco que no lo alumbre”.

No debemos olvidar, que Colombia es, según el artículo primero de la Constitución un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general.

Por lo anterior, no debemos borrar de la memoria, que entender la pluralidad, y para este caso la espiritual, no es eliminar, las religiones; sino por lo contrario, respetarlas y darles cabida.

Se hace muy importante de igual forma ver que la constitución de 1991 determinó el carácter Laico del Estado colombiano, que se sustentó en el principio democrático, siendo su elemento fundacional como Estado; y a la ausencia o inexistencia, que demuestre alguna relación o connivencia entre el Estado con alguna iglesia. En otras palabras, Colombia es un estado “laico”, significando con ello que Colombia no está bajo órdenes clericales.

Otros elementos que fortalecen una postura clara frente al “lema”, están en los siguientes artículos de la Constitución política colombiana: Artículo 13 “Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica…”; Artículo 18 “Se garantiza la libertad de conciencia. Nadie será molestado por razón de sus convicciones o creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar contra su conciencia.”; Artículo 19 “Se garantiza la libertad de cultos. Toda persona tiene derecho a profesar libremente su religión y a difundirla en forma individual o colectiva. Todas las confesiones religiosas e iglesias son igualmente libres ante la ley”.

Un soporte muy grande, desde la religión católica, se encuentra en la Biblia: ¿Es o no es ilícito pagar tributo al César? “Pues dad al César lo que el del César y a Dios lo que es de Dios”. (Mateo 22, 21). Expresión de Jesús, mediante la cual da claridad al concepto de poder, identificándolo como la dominación y obediencia del pueblo.

En otras palabras, es aceptar la legitimidad del poder pagano. Es decir, el Mesías, hace una super aclaración, dando a entender que una cosa es la política y otra cosa es la espiritualidad. No se deben confundir y mucho menos mezclar o combinar.

Las divinidades, entre otras son Allah (Alá), Atón, Bhagavad Gita, Buda, Bunjil, Chiminigagua, Dios, Osiris, Shangdi, Yahveh, etc. Los seguidores de estos dioses y los demás, tendrían el derecho de estar incluidos en el “lema”, eliminando la discriminación y todo lo contemplado en nuestra constitución.

Siendo honestos, éticos, morales, democráticos y respetando la constitución colombiana, se debería eliminar la palabra “Dios” en actos públicos como: en el juramento de posición del señor presidente: “Juro a (por) Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia.

Si así fuere (lo hiciere), que Dios, esta corporación y el pueblo (de Colombia) os lo premien; sino que él y ellas os lo demanden”; juramento en las diligencias judiciales, etc. La veracidad de las cosas no se da por el simple hecho, que la persona promete decir la verdad ante Dios. Qué pasaría con el no creyente o seguidor de otra religión. ¿Sería un blasfemo?

Para concluir, las decisiones deben obedecer a unos razonamientos lógicos. Las decisiones sin argumentación son mecánicas. La decisión debe ser eficaz, eficiente y que permita el mayor beneficio para todos.

No es una imposición. Frente a las decisiones mecánicas, y para finalizar quiero traer un relato extraído del libro titulado “Sublime Objeto de la Ideología” de Slavoj ZiZek, quien comenta el surgimiento de un chiste de la Polonia de Jaruzelski, inmediatamente después del golpe militar.

Dice que, en aquel tiempo, las patrullas militares se les otorgaba el derecho a disparar, sin advertencia alguna a las personas o ciudadanos que transitaban o andaban por las calles después del toque de queda, que iniciaba a las 10 de la noche. Uno de los dos (2) soldados de una patrulla, ve a alguien caminando rápido o de prisa, cuando faltaban 10 minutos para las 10 y le dispara de inmediato.

Cuando su compañero le pregunta ¿por qué ha disparado, si faltaban 10 minutos para las 10? Él le responde: "Conocía al tipo. Vive lejos de aquí y no hubiera podido llegar a su casa en 10 minutos, o sea que, para simplificar las cosas, mejor he disparado de una vez...”. O sea, el militar cumplió la orden, tal como la imparten sus superiores, sin hacer uso de la lógica, racionalidad, los derechos humanos, etc. y lo peor el que no la cumpla: lo retiran, trasladan o empieza un acoso laboral.

-.
0
800
La vida de Fernando Botero Zea después del Proceso 8000 y su caída al lado de Ernesto Samper

La vida de Fernando Botero Zea después del Proceso 8000 y su caída al lado de Ernesto Samper

¿Quiénes están detrás del negocio de las apuestas que la están rompiendo en Mundial?

¿Quiénes están detrás del negocio de las apuestas que la están rompiendo en Mundial?

De Caracol a la cárcel: la injusticia que casi le daña la vida a una exparticipante de ‘El desafío’

De Caracol a la cárcel: la injusticia que casi le daña la vida a una exparticipante de ‘El desafío’

Nicolle Horbath, una barranquillera que su música tiene volando alto

Nicolle Horbath, una barranquillera que su música tiene volando alto

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus