Día de la mujer: Un monumento a la hipocresía

Por: Fabio Andres Olarte Artunduaga
marzo 07, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Día de la mujer: Un monumento a la hipocresía

 

Desde aquella tarde de 1977, cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), proclamó el 8 de marzo de cada año, como el Día Internacional por los derechos de la Mujer y la Paz Internacional, esta fecha es una carcajada a la realidad del mundo y muchos de nosotros, participamos en este circo de la “igualdad de género”, sabiendo plenamente que aun, en pleno siglo XXI, la desigualdad se da por doquier al menos en esta parte del mundo, donde estamos ubicados la mayoría de los que a esta hora leen estas líneas.

Personalmente, pienso que la tal “igualdad de género” que vivimos actualmente, solamente es un espejismo. Aunque parezca un chiste, el país más avanzado en el mundo, en cuanto a igualdad de género (real y no esta farsa que vivimos acá), está ubicado en plena Asia Meridional y su nombre es: Bangladesh. Allí, las mujeres ya no son vistas como una carga económica para el hombre (en realidad y no como en esta parte del mundo), entre muchos otros factores de peso. Hace apenas años, en este país se presentaba un suceso conocido como “la desaparición de las mujeres”, el cual, no era nada más que un infanticidio por motivos de género, pues esa sociedad machista solamente buscaba aumentar la tasa de hijos con sexo masculino, pero que hoy, metidos en el Siglo XXI, ha sido superada casi que en un 100%, con un trabajo sobre la conciencia de la mujer, principalmente.

Por su parte, en este lado del mundo, donde somos “más evolucionados” en temas de igualdad de género y pensamiento, todavía se presentan unas situaciones que francamente no logro comprender con facilidad. Aun, en pleno 2014, en occidente, las mujeres carecen de una representación real en muchos ámbitos sociales, políticos, culturales y económicos. Hay salarios, aunque parezca estúpido, que premian al hombre en cuanto a su remuneración por actividades idénticas a las realizadas por una mujer. Adentrándonos en campos más fuertes, todavía hay mujeres que mantienen relaciones sexuales con sus parejas, casi que obligadas en un porcentaje muy alto, porque nosotros, los grandes “machos” no podemos respetar un NO de nuestra novia, esposa o amante. Cuando una joven, tiene un embarazo no deseado, ella asume ese rol, prácticamente, sola. Su compañero de sabanas, en la mayoría de los casos un joven de edad similar a la de ella, continua con una vida tranquila sin que nadie lo señale con el índice, cosa que para ella se convierte en una cuestión del diario vivir. Cualquier persona, con 3 dedos de frente, estará de acuerdo conmigo que la violencia domestica, debe ser un delito; pero, hay países donde esta acción, no está regida por su legislación o tiene condenas mínimas. Si hay alguna duda, de la “limitada” participación de la mujer en la sociedad actual, mas allá de un simple objeto sexual, les hago la invitación a que ingresen a ver cualquier publicidad, de las grandes multinacionales, para contar con los dedos de una mano, cuales son en las que no aparece una mujer semidesnuda invitándonos a consumir sus productos. ¿Esa es la igualdad que tanto profesamos en el mundo actual? La verdad, para mí no es tan clara y si es esta, prefiero renuncia a mi lucha por los derechos de la mujer.

Finalmente, con estas letras, no creo que cambie el pensamiento de muchos, pero con tal de que logre llegar a una conciencia, me daré por bien servido (sin ser una persona conformista, en mi día a día). Seguramente, mañana los restaurantes, bares, cafés, puestos de flores, chocolaterías, almacenes de ropa femenina, etc. Harán las delicias con la venta de sus productos. Por supuesto que el “varón” que maltrata física, moral, psicológica o sexualmente a su mujer, mañana usara uno de sus trajes favoritos para llevarla de la mano a pasar una noche “mágica”, para celebrar así el día de la mujer. Dudo que alguna mujer, si tuviera que elegir, tomara la opción de ser tratada como una princesa un día del año y como una sirvienta los otros 364. ¡NO apoyemos más este circo hipócrita!

Twitter: @andresolarte
Facebook: www.facebook.com/olarteandres
Gmail: andresolartea

-.
0
2184
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Algunas notas sobre el paro

Algunas notas sobre el paro

Nota Ciudadana
Petrolatría: la importancia de Petro para la derecha política

Petrolatría: la importancia de Petro para la derecha política

Nota Ciudadana
El infiltrado es Duque

El infiltrado es Duque

Nota Ciudadana

"No sé qué clase de bárbaros son"