Día de la Madre, un arma de doble filo

Consumir y aportar a la economía está bien. No obstante, los artículos materiales no lo son todo

Por: David Felipe Godoy Vidal
Mayo 15, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Día de la Madre, un arma de doble filo

El Día de la Madre se vuelve una fiesta que promociona todo tipo de emociones. Alegría y gratitud para muchas de personas, pero también, tristeza y soledad para aquellos que no pudieron llevarle un presente, para quienes no pudieron verla y para aquellos que la vuelven a llorar porque ya no está.

Llega un momento en la vida, cuando se empieza a tener noción sobre el valor del dinero, en el que una extraña preocupación surge en los inicios del mes de mayo. De repente varias preguntas rondan por nuestra mente: ¿ya sabes qué comprar para mamá?, ¿vas a llegar con las manos vacías en su día? Pareciera insatisfactorio escribir una carta, regalar una flor o dar un abrazo fuerte a mamá en estas fechas en que se celebra comercialmente “el mes de la madre”.Es cierto que la mayoría de personas amamos a nuestras madres, pero eso no nos quita la facultad que nos hace diferentes a los animales: la racionalidad. Estamos siendo marionetas tejidas de emociones, manejadas por estrategias de mercado que incitan a comprar obsequios para mamá y creer que así la estamos amando.

¿Recuerdan el dibujo o mamarracho hecho por nosotros mismos, el cual resultaba pegado en la nevera?, ¿no era el mejor regalo para mamá en cualquier época del año, aparte de portarnos bien como decían las tías?

Cuando llega la temporada de mayo, los hijos jóvenes empiezan a revisar las cuentas de su inestable economía y los hijos adultos ya saben, por descarte, qué decisión tomar: invitar a sus queridas madres almorzar, comprarle una blusa o, en el peor de los casos, una olla arrocera.

Mucha gente queda con un sinsabor cuando pasan frente a las vitrinas de los centros comerciales o cuando observan la publicidad de los medios radiales, televisivos y digitales. Se dan cuenta de que el mercado ofrece mil productos maravillosos que son imposibles de comprar por sus altos costos. La presión crece porque la pregunta que parecía haber surgido de la mente en forma natural, está plasmada frente a los ojos: ¡Mamá merece lo mejor!, ¡aquí te tenemos excelentes opciones! Algunos consumidores se dejan convencer y gastan dinero con ansiedad.

Es muy fuerte la carga emocional y el precio social que se paga el Día de la Madre. El mes de mayo es en el que más se suicidan los soldados debido a las fuertes depresiones que suscitan el no poder ver a su madre o a su esposa en épocas especiales. Situación que se agudizó en tiempos en el que el conflicto armado dejada decenas de muertos diariamente. Este testimonió me lo compartió una psicóloga (de la cual debo reservarme el nombre), quien trabaja interviniendo telefónicamente las crisis de suicidio de los militares de todas las zonas del país.

La visión comercial de la conmemoración a nuestras madres se lo debemos al congreso de los Estados Unidos que desde 1914, estratégicamente, oficializó el 8 de mayo como el Día de la Madre. Así se abolió los significados de los acontecimientos anteriores que originaron esta festividad, como la lucha de Anna Reeves Jarvis, quien durante la Guerra Civil norteamericana, en 1858, organizó los días del trabajo de las madres de Virginia Occidental para mejorar la sanidad pública en las comunidades Apalaches.

Ni siquiera la celebración del día de la Virgen María, el 10 de mayo, mueve a tanta gente como lo hace el deseo de comprar el anhelado obsequio para mamá como en el fin de semana posterior.

Es difícil ser consciente ante la manipulación de la publicidad. Sin embargo, hay que pensar una cosa, un detalle fraterno para mamá es más significativo si se da cualquier otro día del año. Muchas personas olvidan que tienen una madre porque están ocupados en las tareas condicionadas por la rutina diaria.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
1555

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La madre de todas las desgracias: el día después

La madre de todas las desgracias: el día después

Doña Ángela, una madre putativa

Doña Ángela, una madre putativa

El día de la madre se celebra en La Media Torta

El día de la madre se celebra en La Media Torta

El día de la madre no puede seguir siendo un día de luto en Cali

El día de la madre no puede seguir siendo un día de luto en Cali