Después del paro cívico en Chocó

"Es muy diciente que por primera vez en 30 años el dolor, la rabia y el desespero quizás se conviertan en dignidad y logren unir a todo un departamento"

Por: REYNALDO MORENO MAZUERA
mayo 31, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Después del paro cívico en Chocó
Foto: Reporteros Asociados

Al finalizar el 27 de mayo de 2017 en el Chocó se respiraba otro aire. Era el mismo caluroso y húmedo de siempre, pero tenía otro ingrediente. Un aire de satisfacción, de deber cumplido, que no se respiraba hacia 30 años desde que otro grupo de soñadores se embarcó en el mismo proyecto y logró lo que los políticos de siempre no. Porque tener la posibilidad de cambiarle la cara de muerte a la salud del departamento, de pavimentar lo que no se ha podido en 80 años y lograr que el gobierno mire al Chocó por encima de las pretensiones gamonales de Antioquia en 18 días, son cosas que los políticos de siempre ni se les hubiera podido ocurrir porque sus intenciones siempre son y han sido mínimas.

Es muy diciente que por primera vez en 30 años el dolor, la rabia y el desespero quizás se conviertan en dignidad y logren unir a todo un departamento en unas causas comunes que solo los que aquí vivimos conocemos. Es muy significativo que en uno de los departamentos considerados más corruptos hasta los corruptos marcharan unidos con un solo objetivo. Sacar adelante esta gesta por encima de cualquier otra pretensión egoísta y lograr a las buenas o a las malas lo que de otro modo era imposible de lograr.

Poder aglutinar a tanta gente, con guardia indígena a bordo, es un éxito que nadie ha obtenido en el Chocó. Eso muestra que los problemas comunes unen a la gente por encima de consideraciones egoístas y que los cambios en la forma de pensar de la gente y la sensatez que las acompaña son mayores de lo que hubiéramos podido imaginar. El pacifismo en las protestas, la sinceridad en las peticiones, el talante democrático de los convocantes y la humildad sin protagonismos de los mismos y del pueblo en general, habla muy bien de un pueblo que tiene todo por hacer y que si se lo propone todo lo puede lograr.

Recibir unas propuestas y esbozarlas al pueblo en cabildo abierto para que este decida y proponga con un estilo de mediados del siglo pasado habla muy bien de la naturaleza de los marchantes y de la sinceridad y nobleza de sus propuestas. La señora que llora porque marcha con ira contenida por la muerte por desatención de un familiar ejemplifica el dolor y la impotencia de todos los que aquí vivimos y sentimos porque mañana puede ser cualquiera de nosotros. Tanta nobleza y dignidad juntas enmarcan un esfuerzo que ha requerido de centenares y centenares de muertos porque si alguien ha esperado y esperado es el Chocó, lo ha hecho como Abraham con su pueblo judío, quien esperó contra toda esperanza.

En mi concepto, más que el gobierno central los políticos locales son los mayores culpables de la debacle del departamento por su escasa visión y pequeñas ambiciones. Lo han generado con su estilo de hacer política, una cultura servil, asistencialista y limosnera, unida con su falta de visión, que ha permeado todo el cuerpo social y no han permitido que el desarrollo llegue al departamento, manteniéndolo cautivo de sus pequeños proyectos y ambiciones. En otras palabras, no han sabido llevar en alto la bandera del departamento cuando les ha tocado.

Han nacido nuevos líderes, los cuales no necesitan unirse con los pequeños partidos tradicionales para surgir. Su gesta y transparencia habla por ellos, y su humildad y sinceridad no se debe confundir con sumisión y torpeza. Si ellos no aprovechan esta oportunidad en beneficio de los que aquí vivimos, las victorias y los logros obtenidos con el paro cívico se habrán esfumado y se habrán perdido todos los esfuerzos de los participantes porque lo obtenido no es solo de ellos y están obligados a verlo hecho realidad en bien de aquellos que los acompañaron. Los verdaderos líderes y los verdaderos hombres se conocen no como empiezan las cosas, sino como las terminan.

-.
0
526
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los chocoanos no se rinden: se cumplen 7 días de paro en la región

Los chocoanos no se rinden: se cumplen 7 días de paro en la región

En redes

"¡El pueblo está verraco carajo!" Videos del paro en el Chocó