¡Despertemos y cambiemos!

"El mundo está siendo dominado por unas pocas personas que nos vendieron la falsa idea de que un día seremos como ellos"

Por: Kevin Ríos
febrero 18, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Despertemos y cambiemos!

Somos la generación del miedo: la idea del futuro nos produce pavor. Los papeles cambiaron: la gente decente está perpleja y los canallas están envalentonados.

Hay algo muy importante para entender, y es que en Latinoamérica tenemos lavado el cerebro con la propaganda a favor de las políticas de un modelo económico que solo se ha aplicado en los libros. La región no llegó a ser la más desigual del mundo solo porque tiene un pensamiento individualista que no ha podido superar; sino porque las oligarquías hicieron creer a las personas que lo que está bien para un selecto grupo, es lo que beneficia a todos.

En el mundo real nunca se ha visto el llamado “capitalismo”, dado que es imposible de materializar en una realidad donde intervienen muchos factores sociales. Durante la guerra fría se obligó a las personas a creer que cualquiera podía ser millonario como se veía en las películas de los años 80 donde mostraban al típico protagonista marginado de la sociedad que lograba fundar una gran empresa solo con sus conocimientos y actitud; aunque en el mundo real, más del 90 % de la población no logra ascender en la escala económica, esta cifra aumenta en países en vías de desarrollo. Tenemos la cabeza llena de falsos ideales de éxito, creyendo que no somos importantes si no tenemos un carro lujoso o una jugosa cuenta bancaria; nunca se piensa en que la importancia es la capacidad que se tiene para influir en la vida de los otros.

Tenemos que sacarnos de la cabeza los supuestos sistemas económicos y entender que el mundo está siendo dominado por unas pocas personas que nos vendieron la falsa idea de que un día seremos como ellos. No hay concepto más falso e inocente que pensar que abogar por el bienestar de los demás nos hace ser buenas personas, esto es una falsedad implantada; en la realidad, cuando defendemos causas sociales que pueden parecer ajenas, nos estamos ayudando a nosotros mismos, todos vivimos en el mismo planeta y lo que hagamos siempre afectará a los demás. Se hace necesario buscar un cambio de estructura social, una en que la voz sea de las mayorías y no de una simple minoría que vive a costillas de la precariedad de los demás.

El actual sistema es un árbol de raíces podridas, donde las ganancias que genera la mayoría se privatizan por una minoría, pero las pérdidas ocasionadas por el manejo de unos pocos se pagan entre todos. Un mundo donde hay libertad económica, pero solo para el 1 % de la población. Una ideología capitalista que nos expropió la salud, la educación, la seguridad, la libertad de pensar y por último la esperanza.

-.
0
300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Económicamente, las cosas serán peores

Económicamente, las cosas serán peores

Nota Ciudadana
El gran reto de la pospandemia

El gran reto de la pospandemia

Nota Ciudadana
¿Valiente juventud?

¿Valiente juventud?

Nota Ciudadana
Caricatura:

Caricatura: "Crecimiento Económico"