Del paro, el miedo, el pánico y la valentía

"Quizá haya un cambio, quizá no, pero estas marchas son un síntoma inequívoco de que el país está finalmente despertando"

Por: Tulio Fernández Mendoza
noviembre 25, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Del paro, el miedo, el pánico y la valentía
Foto: Twitter @tuliofer69

¿Qué puedo decir de los días pasados y venideros? ¿Cómo describir el torrente de emociones que me recorren al escribir estas líneas? Nunca, durante toda mi vida, había visto una movilización en Colombia tan multitudinaria, tan fuerte y decidida, quizá sOlo comparable cuando la selección de fútbol juega un mundial.

Pero empecemos desde el principio... ¿cuál fue la semilla que germinaría con este paro? Podría hablarse de los terribles proyectos de ley que pretendían subir la edad de jubilación o reducir el salario de los más jóvenes; el asesinato inmisericorde de líderes sindicales e indígenas, el bombardeo donde murieron varios menores de edad a pesar que el ejército sabía que los disidentes habían reclutado niños en esa zona, el incremento histórico del desempleo o los esfuerzos absolutos que ha hecho este gobierno por acabar el proceso de paz, un proceso que acaba de nacer, cuyo camino es largo y complejo y requiere paciencia para ver sus frutos, porque es más difícil  construir la paz que seguir el sendero de la muerte en la que el país lleva tantas décadas.

Podría pensar que todas las razones llevan a que el país esté hastiado de sangre y muerte. Estamos cansados de que un hombre siniestro cuya bandera es la guerra y la muerte siga mandando en esta nación y se valga para ello de un gobierno títere e inepto, de que se gobierne sólo para los grandes empresarios y banqueros en vez de hacerlo para la gente. El descontento, ese agotamiento, reventó en forma de marcha, de cacerolazos que resuenan con la fuerza de mil voces descontentas unidas en un tañido que resuena con la fuerza de mil cañones.

Estuve en la marcha del 21. Vi gente de todos los estratos y razas marchando con un solo objetivo, vi bailes, música, creatividad al servicio de pedir un país más justo y equitativo. Vi una marcha pacífica que misteriosamente se llenó de vándalos y del temible Esmad que empezó a generar el caos y los disturbios que tanto conviene a quienes buscan deslegitimar el paro.

Y no pretendo negar la existencia de criminales y vándalos. Siempre en este tipo de acontecimientos están quienes buscan pervertirlo, pescar en aguas revueltas y sacarle provecho con objetivos criminales, pero también estoy convencido que fuerzas oscuras y ajenas al sentir popular han conjurado contra lo ocurrido para desvirtuarlo.

Creo que los enemigos de este suceso histórico tienen miedo y usan las informaciones falsas, la estrategia del pánico y la xenofobia para lograr sus objetivos. Lo demostraron en Cali y en Bogotá, usando el mismo modus operandi, intentando causar el terror en sus habitantes para que estos bajen la cabeza y vuelvan al silencio y docilidad que tanto les gusta.

Sin embargo este sentir es tan fuerte que el país está obstinado en no agachar la cabeza ante estas manipulaciones; al contrario, estos intentos han avivado la llama y las manifestaciones siguen ocurriendo una tras otra como si cada marcha, cada reunión fuera un mensaje a estos dirigentes diciendo que ya no tenemos miedo y que ellos deberían tenerlo.

¿Qué pasará en el futuro? Es muy pronto para saberlo, tal vez así como el movimiento creció y se avivó, pueda desaparecer. Quizá haya un cambio, quizá no, pero estas marchas son un síntoma inequívoco de que el país, muy posiblemente por primera vez en su historia desde su independencia, está finalmente despertando.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
100

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
De muertos, vidrios y marchas

De muertos, vidrios y marchas

Iván Duque, forzado a llamar consejo de ministros

Iván Duque, forzado a llamar consejo de ministros

En redes
[VIDEO] Despiadado ataque a un policía en el suroccidente de Bogotá

[VIDEO] Despiadado ataque a un policía en el suroccidente de Bogotá

Plana mayor del gobierno en reunión con comité del paro: sin resultados

Plana mayor del gobierno en reunión con comité del paro: sin resultados