De visita en Bogotá: ¿Por qué tanto miedo?

Allí se me vinieron a la mente tantos recuerdos... por ejemplo, los titulares de muchos medios de comunicación que eran replicados por mucha “gente de bien”

Por: Wilfrido Jiménez Díaz
diciembre 13, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
De visita en Bogotá: ¿Por qué tanto miedo?
Foto: Pixabay

Hace pocos días tuve la oportunidad de visitar, en compañía de algunos familiares, la ciudad de Bogotá, nuestra querida Capital.

Y como es casi que lógico, uno se convierte en algo así como “guía turístico” de los acompañantes que, con anhelo de descubrir, quieren darle rienda suelta a sus afanes de conocer los sitios relevantes de la ciudad que cargan consigo, páginas de nuestra historia como nación y programamos un recorrido, que iniciamos en la carrera 7ª, desde El Parque Nacional “Enrique Olaya Herrera”, para luego visitar El Museo Nacional de Colombia, la Plaza de Toros, el Planetario, La Biblioteca Nacional.

De ahí nos dirigimos al pie de Monserrate y en el teleférico tuvimos la orgullosa oportunidad de disfrutar la vista más hermosa de Bogotá. Luego pasamos a la Casa Museo “Quinta de Bolívar”.

Por iniciativa de un sobrino que está radicado allá, llegamos al Parque de los Periodistas “Gabriel García Márquez”, que estando ahí, como si quisiera desahogarse, susurró “nojoda, que dichoso es Gabo que en pleno corazón del imperio centralista de cachaquilandia, le honren su obra y su memoria con el nombre de un parque”.

Un poco cansados llegamos al sector conocido como “El Chorro de Quevedo” y con unas cuantas cervecitas artesanales, recargamos y seguimos el itinerario propuesto. Llegamos a la emblemática Plaza de Bolívar.

Esta ciudad, con todo lo grande y cosmopolita que es, tiene algo que los caribeños extrañamos y es que con mucha gente que uno se encuentra en las calles, nadie saluda a nadie y la desconfianza es la primera defensa personal. Bueno, muchas foticos, frente a la Casa del Florero, al Capitolio, etc.; para el libre ejercicio del “espantajopismo” provinciano.

Sentados en las escalinatas de la Catedral Primada, tuvimos una leve disertación aclaratoria sobre la verdadera historia de la fecha de Independencia de Colombia y nos quedaron claras dos cosas, primero que nuestra Independencia no fue por un Florero y que tampoco se dio un 20 de Julio.

Pero bueno, ese no es el tema. Quisimos llegar a las afueras de la Casa de Nariño para la toma de las respectivas fotos, como evidencia de la visita, así sea por fuera, a la Casa Oficial del Presidente de Colombia.

Para ello debíamos alcanzar la calle 7ª y quisimos bajar por la carrera 7ª, pero estaba totalmente bloqueada con vallas y militares y policías; nos acercamos a la 8ª y allí también estaba super, hiper, mega militarizada que hasta sentimos algo de miedo.

Un caballero de alta estatura, con chaleco negro y con un arma en la pretina del pantalón nos interrumpió el paso con una pregunta: ¿Para donde se dirigen los señores?...

Por unos instantes enmudecimos, automáticamente nos miramos y… ¿Para donde siguen? (el tono de voz ya se tornó más fuerte) y yo alcancé a reaccionar y le contesté:

“Señor, no somos de acá de Bogotá, estamos de visita y quisiéremos tomarnos una fotos al frente de la Casa Presidencial”. “Pues, eso no se va a poder – replicó el interrogador armado- toda esta zona desde la calle 7ª hasta la 9ª y desde la carrera 7ª hasta la 8ª está interrumpido el paso para particulares”.

Debo reconocer que no logré entender en ese momento (quizás por el nerviosismo), porqué nosotros éramos catalogados o clasificados como “particulares”.

En ese momento se me vinieron a la mente tantos recuerdos, por ejemplo, los titulares de muchos medios de comunicación y que eran replicados por mucha “gente de bien” (cuando las marchas de los muchachos, a esos que calificaban de “vándalos”), les recriminaban que bloquear o obstruir el paso por una vía, estaba tipificado como delito en el Código Penal.

Y logré recordar también, aquellas clases de Derecho Constitucional en que aprendimos sin divagaciones, quien es el Constituyente Primario, y de manera literal, el artículo 3 de la Constitución Política de Colombia: “La Soberanía reside exclusivamente en el pueblo, del cual emana el poder público…”.

Del momento de sorpresa patria, salimos, cuando una señora que hacía parte de otro grupo de visitantes y que por el tono de su voz deduzco que es boyacense, hizo una pregunta en tono irónico: “¿Y por qué tanto miedo?”.

No sé si hubo respuesta para la señora, nosotros nos fuimos en silencio, pensando quizás que otra Colombia es posible.

-.
0
Claro se raja con sus clientes: es el operador con más quejas

Claro se raja con sus clientes: es el operador con más quejas

La gran vida de los hijos de Chupeta

La gran vida de los hijos de Chupeta

Una nueva esperanza en la relación Estados Unidos y Cuba

Una nueva esperanza en la relación Estados Unidos y Cuba

Fico no la tiene ganada, Rodolfo Hernández podría dar la sorpresa en primera vuelta

Fico no la tiene ganada, Rodolfo Hernández podría dar la sorpresa en primera vuelta

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus