De la paz y el movimiento social

Debemos descubrir cuál es la manera más adecuada de construir progreso y bienestar para nuestra sociedad

Por: Eduardo Eliéser Osorio Giraldo
mayo 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
De la paz y el movimiento social
Foto: Pixabay

La paz ha sido esquiva para los colombianos desde la colonización europea en las tierras del nuevo mundo, pasando por las luchas de independencia contra la corona española, hasta nuestros días.

¿Por qué? Porque la clase política tradicional, aliada con los sectores de ultraderecha, han promovido la guerra sucia y el silenciamiento de la palabra de las fuerzas políticas de izquierda, socialdemócratas, defensoras de la naturaleza y líderes en los territorios.

Todo esto es producto de la incapacidad de hacer transformaciones estructurales para la sociedad colombiana. La constante siempre ha sido la conflictividad social por el derecho a la apertura de una auténtica democracia ampliada.

Ahora bien, si hacemos una lectura de las guerras permanentes que se vivieron en los inicios de los siglos pasados, encontraremos sus orígenes en dinámicas de exclusión y desigualdad, establecidas en patrones históricos. En ese sentido, permanecen en nuestro país aún fenómenos de conflicto: las élites políticas no permiten la participación del movimiento social de los territorios.

Un ejemplo de ello es el desconocimiento y rechazo a las 16 curules para las víctimas establecidas en los acuerdos de paz firmados. Sin embargo, sí mantienen la corruptela administrativa, compra de votos, constreñimiento al sufragante y alianza con el narcoparamilitarismo.

Ante esta compleja visión de la paz, se plantea una apuesta incluyente que entienda la paz desde la valorización de las dinámicas locales, departamentales y nacionales, con énfasis en lo económico, social, cultural y político. Es decir, la paz como construcción colectiva de los pueblos.

Desde varios movimiento (popular, progresista, académico, intelectual, mujeres, campesinos, indígenas y más) encontramos una apuesta por la paz, que se ha discutido ampliamente en los territorios olvidados por el Estado.

Ya sabemos qué paz queremos. Sin embargo, la pregunta es cuál es la manera más adecuada de construir entre todos progreso y bienestar para nuestra sociedad, sorteando lo complejo que es enfrentar a quienes no quieren una cultura de paz sino mantenernos en una guerra fratricida interminable.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Lecciones para la paz: somos tan patriotas que nos creemos únicos

Lecciones para la paz: somos tan patriotas que nos creemos únicos

Nota Ciudadana
La paz es el derecho y la guerra, el fracaso

La paz es el derecho y la guerra, el fracaso

Nota Ciudadana
El sur del Tolima, territorio de paz y reconciliación

El sur del Tolima, territorio de paz y reconciliación

¿Qué es La Paz? Según Jaime Bateman Cayon

¿Qué es La Paz? Según Jaime Bateman Cayon