De hackers, Popeyes y otras especies

Vivimos entre ventiladores y espinacas explosivas

Por: Andrés Alejandro Amador García
agosto 26, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
De hackers, Popeyes y otras especies
Archivos Fotos: elespectador.com/lamanana.com

Esta es una semana de escándalo y de amargos recuerdos por cuenta del denominado narcoterrorismo. Por un lado, el ventilador del bautizado por la prensa: hacker, Andrés Sepúlveda, que no dejó títere con cabeza, sobre todo las uribistas. Un escándalo que la justicia deberá dilucidar y esclarecer, para bien de las instituciones y del país.

Porque, de ser verdad todo lo dicho por Sepúlveda, sobre espionaje, ordenes oscuras y sucias estrategias para ganar la Presidencia, contrario a lo que se percibe, sería un bautizo de fuego para la sociedad, pero a la vez, nos quitaría la venda de los ojos, sobre algunos sectores políticos y militares que han estado siempre a la sombra de las decisiones más controvertidas e incluso criminales de las últimas décadas.
Saber la verdad es lo único que debe impulsar a las autoridades, porque las verdades a medias son más dolorosas por el halo de incertidumbre que llevan a cuestas. Conocer la verdad nos libera, nos abre los ojos, nos deja en camino de un cambio. Por tanto, el que el hacker demuestre con pruebas sus acusaciones, es el único bálsamo que necesita un país en el cual, las mentiras y las dobles caras son el pan de cada día, en la política nacional.

Recuerden la máxima de que la verdad os hará libres

Y por los lados de alias Popeye y sus espinacas explosivas, sus 200 asesinatos a cuestas y su pasado criminal como lugarteniente del cartel de Medellín, son el reflejo vivo de que debemos comenzar ya un cambio generacional y de mentalidad, sobre el país que queremos: si uno donde los carros bomba de Pablo Escobar eran los reyes del barrio, o uno donde nuestros hijos y nietos puedan vivir tranquilamente, sin la zozobra de la guerra a cuestas.
Porque, más allá de la polémica sobre si fue o no justa la condena de alias Popeye, es necesario reflexionar sobre lo que causó este capítulo triste de nuestra historia reciente: la incursión del narcotráfico, la ambición de poder y la muerte que rondaba en las esquinas.

Sin olvidar, hay que perdonar. Lo dice una persona, cuyo padre fue asesinado por el narcotráfico en los años 80, un dolor infinito, sí, pero que hay que transformar en respeto por el otro, para que la muerte del ser querido no quede en titulares de prensa, sino que trascienda en el tiempo.

-.
0
4428
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El odio entre Popeye y el hijo de Pablo Escobar

El odio entre Popeye y el hijo de Pablo Escobar

Nota Ciudadana
En video: Popeye arremete contra Santos por el paro camionero

En video: Popeye arremete contra Santos por el paro camionero

La Kika, el otro del Cartel enterrado en una celda de Estados Unidos

La Kika, el otro del Cartel enterrado en una celda de Estados Unidos

Nota Ciudadana
Popeye, no se lleve a la tumba lo que sabe sobre Uribe

Popeye, no se lleve a la tumba lo que sabe sobre Uribe