De gramáticos a nacionalistas

La lengua ha sido fundamental en la construcción de la nación colombiana pues han sido los poetas y gramáticos los encargados de configurar su identidad

Por: Felipe Osorio Vergara
diciembre 27, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
De gramáticos a nacionalistas

El lenguaje es poderoso, pues tal y como se argumenta en el solipsismo del filósofo austríaco Wittgenstein “los límites del lenguaje son los límites del mundo”. En este sentido, el conocimiento pleno de la lengua española cumplió un rol fundamental en la construcción de la nación colombiana, ya que durante la Regeneración (1880-1900) y la Hegemonía Conservadora (1900-1930), los intelectuales que estructurarían a Colombia, serían gramáticos y poetas.

Los intelectuales, entendidos según la teoría gramsciana, hacen referencia a aquellos individuos comprometidos social y políticamente con la sociedad de su tiempo, cuyo capital se basa en la producción de conocimiento específico, especialmente, signos (representan objetos) y símbolos (representan conceptos), que, entre otras cosas, son portadores de la función hegemónica que ejerce la clase dominante en la sociedad civil. En este orden de ideas, el modelo regenerador favoreció a los intelectuales orgánicos (organizan una ideología o un grupo social) que fueran coherentes con las tesis que sustentaban al conservatismo y a la Iglesia Católica, por lo que los gramáticos y los poetas fueron el arquetipo perfecto de pensadores, ya que a través de ellos se acentuaba tanto la hispanidad colombiana como los mitos fundacionales e imaginarios en torno de la nación.

Las referencias a la hispanidad fueron un eje central del discurso nacionalista regenerador, puesto que sirvieron como mecanismo hegemonizante, debido a que buscaban conectar a la población con los ancestros españoles y, mediante la influencia de los intelectuales en el orden social y político, se escribieron análisis de toda índole que definieran al componente hispánico como elemento constitutivo de la identidad colombiana. Además, la fundación en 1871 de la Academia Colombiana de la Lengua (la primera en América) no fue gratuita, pues en un país analfabeta, “el estudio de la lengua significaba la conservación de los beneficios de la élite” como señalaría el historiador británico Malcom Deas. Adicionalmente, en la Constitución de 1886 el único idioma oficial era el español.

Múltiples principios consagrados en la Constitución española de 1876 serían tomados por Rafael Núñez y su Consejo de Delegatorios para redactar la Constitución Política de 1886, que se cimentaba en el orden, tanto así que Miguel Antonio Caro, teórico de la Regeneración, llamaría como república autoritaria el régimen político colombiano de ese momento.

En suma, podría decirse que el papel de los gramáticos y los poetas durante la Regeneración y la Hegemonía Conservadora fue el de ser “legítimos legitimadores” del poder, porque mediante la defensa de la Lengua Española, la redacción de textos y novelas de identificación nacional, la creación de signos y símbolos nacionales y, ante todo, de su papel como difusores de la idea del hispanismo colombiano, moldearon conjuntamente con el gobierno y la Iglesia, un imaginario de Colombia como nación tradicionalista, moral y cristiana, modelo que aún hoy, décadas después de la caída de la Hegemonía Conservadora, sigue definiendo en buena parte a la República de Colombia.

Para saber más: el 31 de diciembre de 1887 fue firmado un Concordato entre el presidente colombiano del momento, Rafael Núñez y el papa de aquel entonces, León XIII.

Glosario:

Solipsismo: el solipsismo es definido según el Diccionario filosófico de Rosental y Iudin (1965: 437) como una "teoría idealista subjetiva según la cual sólo existen el hombre y su conciencia, de modo que el mundo objetivo, incluidos los seres humanos, existe únicamente en la conciencia del individuo".
Legítimo legitimador: concepto acuñado por el sociólogo francés Pierre Bourdie.
Concordato: según la Real Academia de la Lengua, Concordato es un tratado o convenio sobre asuntos eclesiásticos que el Gobierno de un Estado hace con la Santa Sede.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
924

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Se nos creció el Niño

Se nos creció el Niño

Nota Ciudadana
Nos

Nos "educan" con un único propósito, ser mano de obra barata

Nota Ciudadana

"La inquebrantable malparidez de los colombianos que aflora con el coronavirus"

E-commerce, un puente entre empresas, clientes y aliados

E-commerce, un puente entre empresas, clientes y aliados