De esto le estábamos hablando, viejo

Colombia salió a marchar, el fervor ciudadano ha sido mayor que el miedo y la indiferencia de muchos se ha transformado en indignación e impotencia

Por: Luisa Fernanda Llorente de la Ossa
noviembre 22, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
De esto le estábamos hablando, viejo
Foto: Twitter @infopresidencia

El gobierno del presidente Iván Duque se ha equivocado, ha sido monótono y sin soluciones eficientes. El descontento es una característica intrínseca que está presente en todo mandato y también es cierto que algunas veces las exigencias de la ciudadanía no responden a regulaciones que estrictamente son una responsabilidad pública, pero el régimen actual no puede hacer la vista gorda y deslegitimar el paro negando sus fallas, el comportamiento altruista y benevolente son cualidades limitadas entre el gabinete que conforma la esfera pública, pero el pueblo de la misma forma busca satisfacer sus propios intereses y después de mucho tiempo da la sensación de que las masas han despertado y se muestran más seguras de su poder, el poder de la decisión y de aportarle un verdadero sentido a la democracia. Por tanto garantizar entonces la aceptación de las políticas gubernamentales por parte de los colombianos amerita un conjunto de cambios sustanciales que apoyen a la población y no la restrinjan.

El gobierno es un ente regulador, debe evitar que se generen fallas de mercados y “salvar” a las personas de su propia ambición, nunca será lo suficientemente bueno, dado que no puede complacer a todos los sectores de la población, por ello el inconformismo siempre será imperante y las dicotomías entre equidad y eficiencia estarán presentes en cada decisión; el proyecto de reforma tributaria se encuentra en debate y los colombianos salimos multitudinariamente a protestar porque ya ha quedado demostrado en el pasado que la llamada “teoría del goteo”, el disminuir la carga de impuestos a las empresas para que contraten a más personas no ha funcionado y ya estamos hastiados y agotados de pagar tributos y ver que los servicios públicos sean deficientes , que “camellar” no sea cuestión de talentos sino de clientelismo, que se vulneren nuestros derechos humanos y que la inseguridad se apodere de las ciudades .

John Kennedy dijo en una ocasión que el cambio era una ley de vida porque cualquiera que solo mira el pasado se pierde en el futuro, en su mandato los estadounidense volvieron a confiar en su gobierno, también se creó la National Performance Review, un proyecto transformador que buscó modificar e incentivar los déficits de desempeño de los trabajadores y disminuir el gasto público; en Colombia es absurdo que haya un elevado número de congresistas y senadores con salarios inmensos, el disminuir la cantidad de servidores públicos o sus salarios supondría un ahorro significativo, quizás mucho mejor que bajar el salario de los jóvenes o recurrir a prácticas polémicas como el “aleteo”. Cabe resaltar que todos los puntos de vistas son bienvenidos para debatirlos, por ello los colombianos salimos a marchar porque no queremos repetir viciosamente la historia del pasado, anhelamos cambios y queremos participar en la toma de decisiones de ellos.

Para finalizar y reafirma mi posición, te recuerdo a ti, colombiano, que el paro no fue solo resentimiento social, fue una oportunidad para expresarte y decirle al gobierno que no estás conforme con las propuestas sugeridas. Tu país se unió y vociferó en una sola voz el himno “oh gloria inmarcesible, oh júbilo inmortal". Ahora bien, si lograr un verdadero cambio es difícil, imagínate lo imposible de poder llegar a hacerlo con tu indiferencia. A aquellos que han participado en esta jornada de protestas los invito a ser idealistas con ilusiones y esperanzas, de igual forma les pido que sigan participando sin el uso de la violencia, exigiendo sus derechos con respeto y aprovechando esto como un espacio para reivindicar su libertad de expresión y contribuir a hacer justicia.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
7200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“O nos unimos, o nos hundimos”

“O nos unimos, o nos hundimos”

Nota Ciudadana
Necesitamos seguridad para la paz, no para la guerra

Necesitamos seguridad para la paz, no para la guerra

Qué encrucijada tan hijueputa

Qué encrucijada tan hijueputa

Clinton tiene toda la razón

Clinton tiene toda la razón