¿Cúpula de la corrupción cierra filas para impedir la presidencia de Gustavo Petro?

La política se moverá a grandes velocidades hasta el 17 de junio del año en curso, día en el que se dará la segunda vuelta para escoger al nuevo presidente de Colombia

Por: Horacio Duque Giraldo
mayo 31, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Cúpula de la corrupción cierra filas para impedir la presidencia de Gustavo Petro?
Foto: Archivo El Heraldo

La premisa de todos los movimientos y coaliciones es, sin lugar a dudas, la poderosa movilización democrática del pasado 27 de mayo, con los 10 millones de ciudadanos que concurrieron entusiastas a las urnas para apoyar las propuestas que atacan y confrontan la corrupción y el atraco perpetrado por la vieja clase política, de los presupuestos públicos y recursos del Estado.

La indignación de los jóvenes y de los colombianos de todos los estratos se sintió con mucha contundencia.

Reficar, Hidroituango, Epm, Space, regalías petroleras, los robos en el Quindío, Córdoba, Bucaramanga, el asalto al Programa de Alimentación Escolar, Odebrecht, el Cartel de la Toga, el robo a la salud, el robo a los dineros de la paz, las muertes por desnutrición de los niños indígenas de la Guajira, son casos que propiciaron la amplia protesta y movilización social en el proceso electoral del pasado domingo que dejó como candidatos a Duque y a Petro.

12 billones robados por año desde el 2002 por este cogollo perfumado no son un tema baladí que pase de agache sin que el pueblo lo rechace con odio y desprecio por sus autores y beneficiarios.

La elite política ligada a dicha corrupción (senadores, representantes, ministros, exministros, etc) acusó el golpe y ni corta ni perezosa ya hizo la corrida del caso desplazándose en masa hacia el candidato Iván Duque.

Liberales, conservadores, de la U, cristianos, vargaslleristas, parapolíticos, convocados por Gaviria y Uribe Vélez, quedaron bajo las órdenes del candidato Duque, quien claramente representa los turbios intereses de una casta podrida enriquecida con el despojo de los patrimonios colectivos de todos los colombianos. Que no nos vengan con el cuento de que el señor vicario de Uribe es una santa paloma llena de moderación y ecuanimidad.

Se trata del viejo país, de los beneficiarios de la violencia, de los enemigos de la paz, de los responsables de los graves problemas sociales que alimentan la crisis orgánica de la nación.

En los años recientes la movilización social contra la corrupción ha ganado bastante terreno y la prueba de ello son los más de cuatro millones de firmas en respaldo de la consulta anticorrupción que las mafias bloquearon en el Congreso.

En esta coyuntura a quien corresponde levantar esa poderosa acción colectiva es a Gustavo Petro, quien debe radicalizar su discurso contra tales camarillas delincuenciales y señalarlas con mucha contundencia, a la manera como lo han hecho importantes líderes del Partido Verde, del Polo y de la Izquierda.

Petro debe hacerlo sin rodeos. No puede aflojar. Tiene que apretar.

Su triunfo depende de la energía de su convocatoria ciudadana para atacar, castigar y erradicar ese terrible cáncer que destruye a Colombia y afecta a los más pobres y excluidos del bienestar.

Irse por las ramas, renunciar a instrumentos como el de la Constituyente para revocar la delincuencia de cuello blanco, es un grave error que millones de colombianos no le perdonaran.

Los consejeros y oportunistas de siempre dirán que es mejor bajarle de tono a ese discurso. Que no es táctico hablar del tema en estos momentos. Que dejemos eso para después. Que miremos para otro lado.

Lo digo con claridad, es mejor perder a tener que plegarse a la simulación y a los rodeos suicidas que favorecen las camarillas que el pueblo repudia.

Por ejemplo, en estos momentos es imprescindible que el candidato Petro levante su voz y gesto independiente para descubrir la ruta macabra causante del gigantesco descalabro en la represa de Hidroituango, en el que están comprometidas las principales fichas de la campaña de Duque como Uribe Vélez, Luis Alfredo Ramos y otras de la parapolítica antioqueña.

Nota: voto en blanco contra la corrupción no hay, lo que hay es complicidad.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1487

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿El centro fajardista ya se parece al Centro Democrático?

¿El centro fajardista ya se parece al Centro Democrático?

Nota Ciudadana
Colombia elige su futuro en segunda vuelta

Colombia elige su futuro en segunda vuelta

Nota Ciudadana
El voto útil: las conveniencias priman sobre los principios

El voto útil: las conveniencias priman sobre los principios

Tres poderosos tuiteros ganaron el domingo

Tres poderosos tuiteros ganaron el domingo