Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

¿Por qué en Cúcuta odian a Amaranta Hank?

En Cúcuta están indignados porque Alejandra Omaña, su muchacha más odiada, ha decidido incursionar en el porno, seguirá escribiendo su novela, se rapó y se cambió el nombre

Por:
Abril 20, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué en Cúcuta odian a Amaranta Hank?
Alejandra Omaña se llama ahora Amaranta Hank

La primera vez que escuché hablar de Alejandra Omaña fue a raíz de una columna que publicó en su columna de Soho y se la dedicó a los cucuteños promedio. La indignación que no despiertan las dinastías políticas que han convertido la ciudad en un villorrio al lado de la frontera, la despertó una joven de 21 años que había cometido dos pecados imperdonables: decir la verdad y publicar fotos de ella en traje de baño. Recuerdo que se armaron grupos de Facebook contra ella en donde la amenazaban con escupirla si la veían en la calle. Incluso habían entusiastas que proponían hacer una vaca para comprarle un litro de ácido y echárselo en la cara. En esa época —2014— la Omaña era una de las organizadoras de la Feria del Libro de Cúcuta. Gracias a su amistad con escritores como Daniel Samper Ospina, Ricardo Silva Romero, Andrés Felipe Muñoz o Mario Jursich pudieron visitar la ciudad. Por supuesto nadie le agradeció nada. Ni siquiera sabían quién era. Allá los únicos artistas que conocen son Alzate, Martín Elías, Maluma y el que imita a Rafael Orozco en Yo me llamo.

Dos años después en una ciudad machista en la que miles de mujeres sueñan con tener un macho poderoso, con plata, para que le compre un carro, la opere y le haga dos liposucciones al año, una ciudad en donde muchas mujeres solo tienen su cuerpo para ascender socialmente, están indignados porque su muchacha más odiada ha decidido incursionar en el porno sin abandonar sus intenciones de escribir una novela, se rapó y se cambió el nombre: ahora se llama Amaranta Hank.

 

En España portales como Actualidad RT le han hecho perfiles.
Los únicos que no dicen nada son sus paisanos
quienes sienten vergüenza

 

Los medios del país se han derretido ante la inteligencia de la cucuteña. En España portales como Actualidad RT le han hecho perfiles. Los únicos que no dicen nada son sus paisanos quienes sienten vergüenza. Allá no la bajan de prostituta, de escoria social. Todavía la están esperando con ácido. En un lugar donde ser prepago está casi bien visto se indignan las puritanas en Facebook porque “Alejandra Omaña no representa a la mujer cucuteña” y en eso si tienen razón. Alejandra es mucho más inteligente que la mujer promedio de la frontera.

Amaranta está a punto de terminar su novela. Tengo entendido que se la va a publicar Alfaguara. En Cúcuta no se enterarán. Allá ya no quedan librerías. Ni siquiera saben qué es Alfaguara. Ni siquiera importa. Por eso muchos de sus hijos tenemos que venirnos a aguantar frío en Bogotá desde donde anhelamos tomar cerveza de contrabando debajo de sus frondosos samanes, desde donde extrañamos a nuestros amigos más queridos, desde donde soñamos con echar a patadas a los verdaderos enemigos del pueblo: los Corzo, los Cristo, los Buenahora, los Félix Salcedo, los Ramiro Suárez, todos esos nombres que los periodistas de estómago de allá idolatran porque ¿qué otro camino les queda? Tienen que pautar y los políticos son los únicos que tienen el billete para sostener a los medios. En realidad son los únicos que tienen billete y en Cúcuta, si hay algo se respeta, es a la gente con billete.

Y a pesar de la tierra arrasada hay muchachos que se atreven a decir la verdad como Edward Gallardo, joven estudiante de la UFPS al que no le dio miedo írsele en este artículo contra el horrendo nazareno que el alcalde excretó sobre un cerro beneficiando quien sabe a quién, pelados que, sin recursos, son capaces de hacer cine, de hacer series en youtube como Juan Diego Aguirre, columnistas vitales y ampliamente leídas como Elisa Montoya. Ninguno de estos tres tiene 25 años.

Sí, entre la tierra seca, llena de espinas, aún hay esperanza. Ojalá se dejara a un lado el resentimiento, la envidia y celebrar que en Cúcuta nació la actriz porno más inteligente del mundo desde Sasha Grey. Dejen de ir tanto a las iglesias, abran la cabeza y sobre todo el corazón. Con Amaranta Hank queda claro que no todo está perdido en mi amada Cúcuta.

Publicidad
0
12052
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Iván Gallo

Es mejor un sacerdote hipócrita que un pastor evangélico inculto

Es mejor un sacerdote hipócrita que un pastor evangélico inculto

Para ser cura hay que estudiar trece años, para ser pastor, tener carisma y labia
Alejandro Ordóñez: santo patrono de la doble moral

Alejandro Ordóñez: santo patrono de la doble moral

El que funge de abanderado contra la corrupción, el que convoca las marchas para lprotestar contra ella, también tiene rabo de paja
Facultades de Comunicación Social: esas infames fábricas de lagartos

Facultades de Comunicación Social: esas infames fábricas de lagartos

Esos estudiantes de periodismo no escribirán, ni harán radio, no harán periodismo, harán informes mamotréticos para beneplácito del jefe de turno
¿Por qué Pékerman convoca a maltratadores de mujeres?

¿Por qué Pékerman convoca a maltratadores de mujeres?

El caso de Armero no es el único en esta convocatoria, Abel Aguilar también estaría envuelto en otro escándalo

Lecciones de sadomasoquismo a cargo de Álvaro Uribe Vélez

A punta de coscorrones el expresidente está motivando a sus seguidores, que son legión, a que salgan a la calle a protestar para reversar el acuerdo de paz
Las 49 vírgenes que mató en una noche Pablo Escobar

Las 49 vírgenes que mató en una noche Pablo Escobar

Pocos se atreven a decir que el Patrón mató y desmembró a más de 100 muchachas que pasaron la noche con él.

Las barrabasadas de Peñalosa

Entre otras, barrabasada es publicar una foto meditando patas arriba en la oficina mientras la ciudad, en las horas pico, parece poseída por Sauron

Las Farc van a hacer falta

El campo que fue ocupado por las Farc ha quedado desprotegido. Con las Águilas Negras acechando, con la delincuencia común extorsionando a los pequeños ganaderos del Caquetá…