Cuarentena, ¿una nueva herramienta para las dictaduras?

"El poder del encierro ciudadano que ejercen los gobernantes obligando voluntariamente es tan eficaz y definitivo que será recordado por muchos"

Por: Fernando Botero Valencia
mayo 20, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Cuarentena, ¿una nueva herramienta para las dictaduras?
Foto: © kcna

Los gobernantes del planeta que ya lo sabían, refinaron aún más esta “herramienta”, y los que no,  la acaban de conocer. Que encerrar a los ciudadanos además de un extenso menú de normatividades sobre humanas de memorizar, es una forma sutil de control, de dominio del otro a modo de bozal hecho con decretos interminables.

Muchos aprendices a dictadores deben estar felices; acaban de encontrarse un juguete nuevo, una forma encubridora de ejercer autoritarismo sobre la población sin fuerza, sin contensión, sin garrote, y si con mucha zanahoria con sabor a vinagre.

Esta pandemia hizo con los humanos como se le hace a un pantalón recién salido de la lavadora: lo volteamos al derecho, pero el virus nos dio la vuelta al revés…..¡Quedamos patas arriba!

Y si hay ganadores en esta hecatombe viral son los gobiernos sean estos temperamentales, tibios, suaves, violentos, de izquierda o de derecha y del este al oeste. Ganan los gobernantes cara duras porque continúan doblegando  a sus súbditos sin mayores novedades. Ganan los gobernantes tibios y suaves porque logran “amansar” a su redil que bien desobedientes que se han vuelto en medio de un moderno inconformismo. Ganan los gobernantes autoritarios porque logran aplacar a opositores y la plebe de forma eficaz, rápida y sin dejar “pruebas”.

En fin, a los ya sufridos humanos nos ha caído una suerte de plaga biblíca con todo lo que ha implicado, aderezada con leyes, normas, reglas, decretos, pliegos, listas, más decretos, multas, prisión, persecución, especialización y más decretos. Además ha sido la oportunidad de oro de aquellos “funcionarillos” o cargos medios que gracias  a un incipiente poder otorgado por el virus, imparten órdenes a diestra y siniestra a los atemorizados ciudadanos para que no hagan esto, o dejen de hacer aquello o cuidado intentan lo otro, porque entonces…..tome pa´que sea serio y responsable.

En fin, creo que nunca antes los habitantes del planeta nos habíamos sentido tan sometidos ante un Estado que nos levanta y nos acuesta, nos dice qué hacer y que no hacer, qué comer y que no consumir, a dónde ir y a dónde no, cosas que antes hacíamos solos y en libertad. Ya lo comprobaron y conocieron la eficacia.

Las próximas protestas sociales  serán bloqueadas por “cuarentenas” de uno o dos días, so pretexto que en época de inconformismo ciudadano pueda amenazarnos un brote de un nuevo virus, o un rebrote del viejo virus ya conocido. Las próximas manifestaciones  de estudiantes, trabajadores, indígenas, profesores y otros tantos estorbos anti gubernamentales, serán silenciadas con toques de queda, ley seca y  otra “cuarentenita” cortita, por si acaso.

El poder del encierro ciudadano que ejercen los gobernantes obligando “voluntariamente”  a sus  ciudadanos a estar dentro de sus casa por el tiempo que ordenen, es brutal. Ha sido un experimento no de laboratorio pero sí de campo tan eficaz y definitivo que podría ya ser anexado a los canales castrenses, sin ninguna duda.

Y esto me pone a pensar también en el dinero plástico y el efectivo.

Todo parece indicar que a mediano plazo el dinero efectivo ya no existirá y solo se podrá comprar, vender y hacer todo tipo de transacciones de forma electrónica. El dinero en efectivo como sea nos da amplia libertad de movernos por aquí y por allá; simplemente lo tenemos en los bolsillos, tomamos nuestro auto y podemos coger  carretera hasta dónde nos alcance el combustible, y con dinero, podemos tanquear y seguir.

Igualmente podemos comprar un tiquete de avión y salir volando a donde queramos. Cero restricciones, cero preguntas, cero claves, cero rastreo y total libertad.

Y esto es lo que va a pasar: Con el pasar del tiempo y la llegada de nuevas pandemias, tendremos menos libertades, menos derechos, más restricciones y seremos más intimidados por el  “gran hermano”. Y cuando todo esto suceda también querré irme en la próxima pandemia, sencillo.

-.
0
2000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Con qué dinero se protegerá la selva amazónica?

¿Con qué dinero se protegerá la selva amazónica?

La anécdota de Carolina Ramírez con Carlos Torres que recuerda con asco

La anécdota de Carolina Ramírez con Carlos Torres que recuerda con asco

Las fronteras terrestres y fluviales de Colombia de nuevo cerradas

Las fronteras terrestres y fluviales de Colombia de nuevo cerradas

Nota Ciudadana
Créditos con Bancoldex, ¿un enredo de pañitos de agua tibia?

Créditos con Bancoldex, ¿un enredo de pañitos de agua tibia?