Cuarenta años de música en la Clásica 88.5 FM

Entrevista con Amparo Sinisterra de Carvajal, la mujer que con su voz invita a disfrutar de un escogido programa musical que se volvió parte de la vida de la ciudad

Por:
octubre 27, 2018
Cuarenta años de música en la Clásica 88.5 FM
Foto: Quijote Comunicaciones

Doña Amparo, como la llaman de cariño los caleños  lleva más de cuatro décadas dedicadas con su voz tan  cálida como firme, invitando a pasar el dia con su selección de música de calidad a través de la Emisora Clásica 88.5 F.M

“Mi relación con las artes y la cultura comenzó desde muy temprano.”, cuenta doña Amparo en su oficina en la Emisora Clásica 88.5 F.M, una acogedora estancia llena de cuadros, piezas musicales, libros y enciclopedias,  iluminada por un gran ventanal.

“Siempre he creído que lo que uno vive en el hogar es definitivo y mi familia, sobre todo la Sinisterra, estuvo estrechamente relacionada con la cultura.”, dice mientras sonríe y mueve sus manos.

Hace cuarenta años, esta mujer de nariz aguileña y ojos profundos fundó la única emisora cultural y de música sinfónica del suroccidente colombiano: Clásica 88.5 F.M.

Durante cuatro décadas, Clásica 88.5 F.M se ha forjado un lugar en la mente de los caleños, con una programación caracterizada por ser distinta a la que presentan las demás emisoras locales, transmitiendo incluso programas académicos, en lo que doña Amparo considera una labor fundamental.

“Quien me marcó de por vida fue mi papá. Crecí en un hogar donde jugábamos con la naturaleza. Éramos nueve hermanos y mi papá nos decía ‘Vamos a escuchar la hierba’ y nosotros teníamos que contar lo que oíamos. Otras veces montaba en ‘Canario’, su caballo, y desde muy lejos nos silbaba y nos hacía sentir en una película. Estoy segura que mi papá habría sido un magnífico escritor de cuentos infantiles”, recuerda entre risas doña Amparo mientras repasa los libros que usa para montar la programación de la Emisora.

“En casa había una radio de onda corta en donde él sintonizaba música sinfónica y seguía la melodía silbando. Incluso silbaba las oberturas, que eran piezas más rápidas y dinámicas. Ahí fue que comenzó mi amor por la música clásica.” asegura doña Amparo, quien además lidera Proartes, entidad promotora de las manifestaciones artísticas, culturales y que el próximo año cumple 40 años.

A través de Proartes, Doña Amparo ha encabezado procesos que transforman vidas, como la Escuela de Música Desepaz, ‘el oasis de la comuna 21’ -como ella lo llama-, donde 320 niños, niñas y jóvenes de escasos recursos reciben diariamente educación musical gratuita, de alta calidad.

“Mi papá siempre decía que ‘es más importante servir, que ser importante.’ Esa ha sido mi guía durante estas más de cuatro décadas de labor. Me he dedicado a servir a la gente de mi tierra, de mi patria. Él nos enseñó a continuar adelante por sobre los obstáculos y a abrir la mente. Todo eso es muy estimulante. Lo mismo, creo yo, generan los proyectos culturales: Logran que las personas amplíen su perspectiva y vean otras formas de vivir.

Todos estos detalles son para ponerlos en contexto de por qué he vivido la vida de la forma que lo he hecho: Siempre sirviendo a los demás. Estoy a punto de cumplir 82 años pero siento que he vivido 160. Y me los he gozado todos. He trabajado mucho y todo ha dejado una sensación de inmensa felicidad”, asegura doña Amparo, mientras enseña la colección de 30.000 obras que posee Clásica 88.5 F.M.

Afirma doña Amparo que no se tiene que saber de música, de pintura o de danza para poder disfrutar. Cuando los oyentes la llaman y agradecen la labor, lo considera un momento maravilloso. “Siempre pienso en mi marido, quien fue el que me apoyó en esta idea loca de crear una emisora de música clásica en una ciudad tan salsera como Cali.  Así mismo ha ocurrido con nuestros proyectos en Proartes. Ese afecto, esa sinceridad, todo lo que nos dicen, todos los mensajes han sido una gran felicidad durante mucho tiempo, pues logramos que la vida de muchas personas se transformara gracias a las artes y la cultura.”

A quince minutos de Clásica 88.5 F.M, en el centro histórico de Cali y ubicada en una imponente casona colonial queda la Asociación para la Promoción de las Artes -PROARTES-.

Esta entidad, que en el 2019 cumplirá también cuarenta años, fue fundada por Amparo Sinisterra de Carvajal, Leo Feldsberg y Bernardo Garcés Córdoba en 1979.

“Don Leo era un melómano increíble. Viajaba por todo el mundo recopilando obras de ópera. Y era muy amigo de Bernardo.  Entre los tres pensamos que era necesario tener un fondo con el cual traer grandes espectáculos a Cali. Así empezamos.”, comenta.

“Logramos traer al Ballet de San Francisco, a la Orquesta de Winnipeg, la Orquesta de Inglaterra. Al escritor Mario Vargas Llosa, a Nélida Piñón. Todo lo que se puedan imaginar. Siempre queríamos echar para arriba, no para abajo.”, dice mientras nos recibe en su oficina en Proartes, una sala donde las vigas y acabados en madera resaltan los más 100 cuadros, afiches y posters que adornas las paredes.

“Estas son mis memorias. Tenemos un recuerdo de cada uno de los eventos que hemos realizado con Proartes. Están los 15 Festivales de Artes, las 3 Bienales de Danza y centenares de conciertos y presentaciones de todo tipo.”, comenta muy contenta, mientras señala cada espacio de la estancia.

“Teníamos y tenemos todo tipo de programas. Comenzamos con actividades para los niños en la Loma de San Antonio, realizábamos conciertos en los barrios. Ahora lideramos cuatro proyectos que nos enorgullecen: La Bienal Internacional de Danza de Cali, la Escuela de Música Desepaz, la Orquesta Filarmónica de Cali y las salas de exposiciones aquí en nuestra Casa.”

Para Doña Amparo, Proartes y la Emisora Clásica 88.5 F.M son parte de su familia, su razón para continuar trabajando por la Cultura y por la Paz de Colombia.

“Estoy lista para comenzar a trabajar del otro lado.”, afirma sonriente mientras señala hacia el cielo. “Me siento satisfecha con toda la labor que hemos realizado. Siempre he creído que hay que abrir los brazos, hay que ir al encuentro de la gente, el problema del mundo no es sino de amor.”, concluye.

-Publicidad-
0
904
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Un encuentro con Gustavo Santaolalla en Medellín 

Un encuentro con Gustavo Santaolalla en Medellín 

Nota Ciudadana
¿Es mejor dialogar que marchar?

¿Es mejor dialogar que marchar?

Nota Ciudadana
Cali, distrito especial, un asunto de todos

Cali, distrito especial, un asunto de todos

Nota Ciudadana
Denuncia: El Consejo Superior de la Judicatura ayuda a incrementar impunidad

Denuncia: El Consejo Superior de la Judicatura ayuda a incrementar impunidad