Cuando la mafia usó el buque Gloria en el bicentenario de Estados Unidos

Sobres los hechos ocurridos en 1976, Pablo Escobar escribió: "Ese crucero llevaba coca hasta en el remo para empujar el barco cuando no hay viento"

Por: JUAN FERNANDO URIBE ARCILA
junio 18, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Cuando la mafia usó el buque Gloria en el bicentenario de Estados Unidos
Foto: Felipe Ortega Grijalba - CC BY-SA 4.0

En el año 1976, el buque escuela ARC Gloria zarpó hacia los Estados Unidos, bajo el mando del capitán Rafael Martínez Reyes, para participar en las festividades del bicentenario americano que tendría como evento central un sail parade en la bahía de Nueva York, que era su destino final.

Sin embargo, al llegar a Miami, en una requisa de rutina le encontraron a uno de los marineros seis kilos de cocaína escondidos en el sistema de ventilación. Las autoridades dejaron al buque seguir su viaje, pero le hicieron nuevas requisas. En una requisa veinte días después encontraron otros 30 kg, en otra hallaron 10 kg y luego otros 10 kg.

En cada requisa encontraban más y más droga en un buque cargado por la mafia con total desvergüenza. Para el 4 de julio, sentado al lado del presidente Gerald Ford y el vicepresidente Nelson Rockefeller, el embajador Julio César Turbay Ayala, impávido, recibió sin complejos el barco en una tribuna en el río Hudson con otros emblemáticos como el Américo Vespucio de Italia, el Christian Radish de Noruega, el Tovarishch ruso, el Juan Sebastián Elcano de España, el Nippon Maru de Japón, el Sangres II de Portugal, el Esmeralda de Chile, el Libertad de Argentina y otras 120 embarcaciones.

Los dueños del cargamento eran Griselda Blanco y Jairo de Jesús Mejía Ramírez, alias JM, quienes no solo estaban traficando, sino retando a las autoridades en una época que Pablo Escobar era apenas un aficionado. No sería el último episodio, puesto que en el 2004 se presentó una situación similar con el Gloria, pero este fue el más vergonzoso, puesto que una parte de los testigos fueron asesinados y los pocos acusados absueltos por la justicia colombiana.

Pablo Escobar llegó a decir que lo encontrado fue apenas el 30 % del alijo de cocaína del buque y que tenía un cargamento fabuloso de 1.976 kilos, por 40 millones de dólares; otros artículos de prensa mencionaron que al menos 150 kg no fueron hallados en las requisas. Sobre el tema Escobar escribió para un libro inédito que fue encontrado en uno de sus escondites:

Ese crucero llevaba coca hasta en el remo para empujar el barco cuando no hay viento… Este que era el primo del que brillaba el ancla, le daba un kilo y él lo amarraba al ancla y lo llevaba; aquel que era cuñado del que plancha las velas cuando se arrugan, le daba dos y los metía en la plancha; y el sobrino del que endulzaba el agua, le daba otro kilo y él lo metía en el azúcar o lo metía en la tula, en un baño o entre el colchón… cogieron cierta parte como dijo la prensa, pero la mayoría la coronaron.

Bibliografía

Uribe A, Juan Fernando. Proyecto Pablo Escobar. Informe final. Amazon Kindle Direct Publishing, 2020.

Castillo, Fabio. Los jinetes de la cocaína.

Eddy, Paul, Sabogal, Hugo, Walden Sara. Las guerras de la cocaína.

Bowden, Mark. Matar a Pablo Escobar.

Unanue, Manuel de Dios. Los secretos del Cartel de Medellín.

Operation Sail 1976. Official Program Book by Intercom Interrelated Communications Corp. 1976.

Revista Semana. Así empezó el cartel.  Edición 364. 22 de mayo de 1989.

-.
0
1900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El general Naranjo

El general Naranjo

Guerra a muerte entre el Cartel de Medellín y Filipinas

Guerra a muerte entre el Cartel de Medellín y Filipinas

En redes
VIDEO. Cayó el dealer más duro de la Universidad de los Andes

VIDEO. Cayó el dealer más duro de la Universidad de los Andes