Cuando el papá de Luis Díaz dejó de ser chef en Cerrejón para convertir a su hijo en un grande del fútbol

Enseñarles a jugar fútbol a los niños de Barrancas volvió al papá de Luis Díaz el más querido del pueblo

Mané Díaz no logró ser futbolista, pero fundó una escuela donde entrenó a sus hijos y ahora a muchos de los niños de La Guajira

Por:
noviembre 09, 2023
Enseñarles a jugar fútbol a los niños de Barrancas volvió al papá de Luis Díaz el más querido del pueblo

Cuando Luis Díaz empezó a despuntar en el fútbol, se empezaron a tejer las historias más estrafalarias sobre su origen. Uno de ellos es que había nacido en el seno de una familia wayuu, que había crecido en una ranchería y que tuvo problemas de malnutrición. Todo surgió porque se dio a conocer en una Copa América de los Pueblos indígenas.

 Fue El Pibe Valderrama quien aconsejó a Arturo Char de que le diera una oportunidad en su Club, el Barranquilla F.C. de la categoría B del fútbol colombiano. En su momento, tuvimos que ir a Barrancas, La Guajira, a su casa, para comprobar que todo se trataba de un mito.

Luis Díaz creció, como su papá Mané, en una calle del barrio de clase media de este pueblo, llamado Lleras. Frente a la casa, construida por su abuelo Jacob Díaz, un contador público debidamente pensionado y amante del fútbol. Fue tal su afición que, aunque su hijo se llama Luis Manuel, siempre lo llamó con el nombre de su ídolo, Mané Garrincha. Hoy, Jacob Díaz espera que el ELN entienda los lamentos de un país que exige su liberación de su hijo.

Los Díaz vivían, en la década del noventa, en el mismo lugar donde hoy lo hacen. La parentela ha crecido y los primos de la estrella del Liverpool que ahora ocupan su casa, patrocinados por Lucho y por la pensión de su abuelo Jacob, juegan frente a la casa en la mítica cancha donde Lucho hizo sus primeros goles. La cancha ya no se parece en nada a lo que alguna vez fue. Ahora es un opulento complejo deportivo, construido por una Alcaldía boyante en recursos, gracias a la extracción de carbón que hace la multinacional Cerrejón, su principal fuente de ingresos. El complejo deportivo lleva, por supuesto, el nombre de Luis Díaz.

Allí, Luis Manuel abrió desde hace treinta años una escuela de fútbol que aún mantiene hoy. Tiene otra escuela en el barrio Villa Luz. Esa cancha ha sido arreglada y puesta como de primer nivel gracias a los aportes que le ha hecho su hijo Luis a su padre. Son cerca de treinta niños de Barrancas que en este momento extrañan hasta el llanto al profe Mané como cariñosamente le dicen. Hace una semana, cuando el ELN secuestró al querido profesor, la cancha del barrio Villa Luz se transformó en un helipuerto. Desde ahí salen y llegan los helicópteros que persiguen a los secuestradores del ídolo del fútbol.

Fue Mané el que le enseñó a pegarle al balón, a driblar al delantero más importante del país. Los niños llevan más de una semana sin entrenar. No lo harán hasta que sea liberado el Profe. Los papás de los niños recuerdan que siempre los saludaba con una sonrisa.

Mané hoy estaría jubilado de la empresa El Cerrejón. A comienzos de los años noventa, trabajó como chef en esa minera, pero le pudo más el amor por el fútbol. Como su hijo, fue delantero, habilidoso, pero jamás pudo convertirse en profesional. Sin embargo, como no logró ser jugador, se volvió estratega. A la Escuela le puso el nombre de Bayern porque en esa época, un colombiano despuntaba en el mejor equipo de Alemania, el Bayern Munich. Ahí, Luis no sólo aprendió a jugar al fútbol, sino también sus otros dos hijos, Roger y Jesús.

El pequeño Luis Díaz en la escuela Bayern con su papá. Principios de los años 2000. Foto tomada del portal la Cháchara

Luis, cuando era niño, imitaba las jugadas de Ronaldinho. Su papá lo veía más como el propio Garrincha. Le exigía más que a los demás, lo fue puliendo hasta que participó en esa Copa América de los Pueblos Indígenas en Chile y empezó la leyenda.

El pasado domingo 5 de noviembre, Luis Díaz marcó su gol más importante, el que le dedicó a su papá, por el que pidió que su maestro fuera liberado. Es el clamor que piden los cientos de niños de su Escuela que extrañan y de qué manera al querido profe Mané.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Estos los 2 productos “económicos” que se están volviendo impagables

Estos los 2 productos “económicos” que se están volviendo impagables

Ospina está a una firma de regresar a Nacional; ya hay acuerdo de palabra con el club de sus amores

Ospina está a una firma de regresar a Nacional; ya hay acuerdo de palabra con el club de sus amores

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--