Cronavirus: el riesgo del peor siniestro de salud de la humanidad

"Se requiere constituir liderazgo especial para afrontar la pandemia por Covid-19" opinión del médico Fabio Arévalo

Por:
marzo 23, 2020
Cronavirus: el riesgo del peor siniestro de salud de la humanidad

Para gobernadores y alcaldes de ciudades capitales, es perentorio estructurar un plan de acción especial para afrontar la emergencia por la pandemia del SARS-Cov-2 (Covid-2019). Se trata de un voluntariado del más alto nivel, que cuente con las mejores condiciones para el desarrollo de todas sus competencias, amparados en la emergencia económica. En este caso al gobierno nacional le corresponde reasignar grandes recursos provenientes de varios frentes como Ecopetrol y hasta de las reservas internacionales.

Para ello debe designarse en cada región cuanto antes un líder del proceso quien tendría la responsabilidad de organizar, soportar y activar la red integral de atención y apoyo frente a la emergencia del Coronavirus SARS-Cov2. Todo esto bajo la figura de la emergencia social del país. Este líder será el enlace principal entre el gobernador del departamento correspondiente y el alcalde de la capital.

De esta cabeza dependerían dos gerencias ejecutivas, una sanitaria y otra social. La gerencia sanitaria es la científica y encargada de poner al servicio de los ciudadanos toda una organización y logística para actuar en la prevención de la infección, en el tratamiento de quienes estén afectados, además de la intervención para evitar la diseminación. Se deben para ello aglutinar bajo una sola directriz, todas las organizaciones de salud incluyendo las secretarías e institutos correspondientes.

Esta gerencia asistencial (en lo posible ad honorem) tendrá un gran equipo científico de asesores (también ad honorem), quienes orientarán científica y objetivamente, sobre las decisiones sanitarias claves para atender la emergencia. Su estructura cubrirá el departamento bajo el mando de una sola línea, cuyas directrices serán producto del juicioso análisis del equipo técnico científico, conformado por un grupo de profesionales de altísima idoneidad, formación y experticia.

Por otra parte debe conformarse cuanto antes una gerencia social, para atender la catástrofe provocada por el confinamiento de toda la ciudadanía. Primero el gobierno nacional debe asignar un generoso presupuesto destinado a proveer y compensar las necesidades básicas y vitales de un importante sector de la sociedad, particularmente de los más vulnerables. Son aquellos que sobreviven de la dinámica de las ciudades, que trabajan en el espacio público, en el rebusque, que dependen del día a día. Posiblemente sean una mayoría dentro de la fuerza laboral del país, a pesar de no ser trabajadores formales.

Este es un trabajo urgente, ya que con el hambre de la gente no se juega. De estos trabajadores informales dependen millones de familias colombianas, incluyendo sus niños en crecimiento. Viejos con escaso presente, duro pasado y futuro sin esperanza. Ellos absolutamente resignados y en silencio se han ido a sus casas seguramente más a llorar su tragedia, con un doble sufrimiento: el miedo a la pandemia y la impotencia de no conseguir nada para el día. Esta indignidad no puede dejarse pasar.

La gerencia social con una importante estructura debe cuanto antes adoptar unas medidas de emergencia para atender a estas personas. Deberán ser diseñados unos microplanes en el corto plazo que incluyan la identificación de estas familias y el soporte vital urgente. El líder general deberá hacer las gestiones correspondientes para que además del Estado, las grandes empresas, las multinacionales, las entidades financieras y los más pudientes del país ayuden en la mitigación de esta calamidad.

Si no se toman radicalmente unas fuertes medidas económicas para afrontar la pandemia en todos los frentes, los costos en el mediano plazo, al menos deben multiplicarse por cinco. Es decir que, si hoy no se apropian unos 10 ó 15 billones de pesos para atender las necesidades sanitarias y sociales de la población, posteriormente unos 50 billones serán insuficientes para paliar la crisis. Pero además jamás existirán recursos para compensar las vidas humanas perdidas y sus tragedias familiares.

Solo con un liderazgo regional legítimo que tenga suficientes dientes, será posible salir de esta terrible emergencia sanitaria, sin agravar demasiado la catástrofe en curso. Ello contribuirá a reducir sus duros efectos. De lo contrario esto podría convertirse en el peor siniestro de la historia de la humanidad, casi el fin del mundo.

-Publicidad-
0
1300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La fiesta de la legendaria discoteca Studio 54 se toma Bogotá

La fiesta de la legendaria discoteca Studio 54 se toma Bogotá

Nota Ciudadana
Los nuevos mamertos en Colombia

Los nuevos mamertos en Colombia

998 casos nuevos y 22 fallecidos por coronavirus en Colombia

998 casos nuevos y 22 fallecidos por coronavirus en Colombia

El contraataque del fiscal

El contraataque del fiscal