Crisis de matrículas y torniquetes en la Universidad Nacional

Crisis de matrículas y torniquetes en la Universidad Nacional

Carta abierta de un grupo de estudiantes de la institución a la rectora, el consejo y la comunidad universitaria en general

Por: Felipe Muñoz Triviano
enero 31, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Crisis de matrículas y torniquetes en la Universidad Nacional

Sra. Rectora UNAL, Dolly Montoya Castaño

Representaciones Estudiantiles UNAL de Pregrado y Posgrado,

Representaciones Profesorales y Administrativas UNAL,

Consejo de Sede Bogotá,

Comunidad UNAL Colombia,

Los abajo firmantes, estudiantes de posgrado y egresados de la Maestría en Estudios Sociales de la Ciencia (MESC) del Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia – Sede Bogotá, queremos manifestar ante la comunidad universitaria del país y la ciudad nuestra honda preocupación e inconformidad ante los costos de matrícula 2023-1, los plazos reducidos de pago fraccionado tanto en posgrado como pregrado y, para algunos de nosotros, el desafortunado sistema de torniquetes a la entrada del campus.

En consecuencia, ante estos problemas comunes que nos conciernen, presentar las siguientes alternativas y solicitudes concretas a las instancias directivas de la universidad y rectoría, ya que consideramos que miles de estudiantes, docentes, trabajadores y representantes estudiantiles, profesorales y administrativos, podrían concordar y aportar en la resolución de los mismos, exigiendo la reversión inmediata de dichas medidas institucionales en materia de matrículas y seguridad. Nuestra propuesta se resume en el lema “disminuir costos de matrícula, ampliar pago fraccionado y retiro de torniquetes”, que procederemos a desglosar ante la comunidad UNAL.

En primer lugar, constatando que el país atraviesa por una crisis inflacionaria que afecta a las familias y que el año pasado hubo un movimiento en algunas universidades por la reducción del incremento, consideramos pertinente que los costos de matrícula 2023-1 se congelen y/o disminuyan, ya que hay miles de estudiantes pregraduados y posgraduados que tienen serias dificultades de conseguir el monto de matrícula y permanecer en la universidad, no desertar, en pro de que puedan culminar su programa.

Nuestra propuesta, dada la emergencia económica, es una reducción del incremento de matrícula, especialmente en posgrado y en la que el coste de la matrícula sea por créditos inscritos, aumentando el número de becas y convenios. De igual modo, mantener y reforzar la matrícula cero para estratos 1, 2, 3 con subsidios en pregrado en la UNAL y la UNAD, ampliación de la planta docente con contratos dignos y que haya una tarifa diferencial en Transmilenio para la población estudiantil en general.

Para ello es necesario que el gobierno nacional aumente el presupuesto para las IES públicas y la UNAL, para la Universidad Nacional la proyección del Ministerio de Educación es de 9.7% no del 13.2% del IPC como exige la ley[1], se aclaren con prontitud las denuncias de daño patrimonial y pérdida de recursos públicos en el recaudo la estampilla pro Universidad Nacional por parte de la Contraloría[2] y corrupción en la UNAD[3], con el objetivo de defender la educación como derecho fundamental. Más no como se pretende, bajo una lógica mercantil, pretender cargar la crisis en los hombros de las familias, su endeudamiento con el capital financiero y el Icetex, que han visto mermada su capacidad adquisitiva por la ola inflacionaria que afecta el servicio educativo. Volviendo así de facto y de manera paulatina pero bastante vertiginosa una institución educativa pública como lo es la Universidad Nacional de Colombia es cada vez más una empresa educativa con un modus operandi privatizador, al menos, varios de nosotros hemos podido evidenciar esto a niveles posgraduales que es donde más se siente.

En segundo lugar, reconociendo que ha sido un avance y logro el pago fraccionado de matrícula, tanto en pregrado como posgrado, que da mayor tiempo a la población estudiantil y sus familias de conseguir el dinero. No obstante, los plazos dados por la dirección de la universidad son insuficientes. En posgrado el pago uno se hace el 7 de febrero y el segundo pago el 7 de marzo, es decir, hay apenas un mes para el desembolso total.

Frente a la ampliación, en la carta del 12 de diciembre del 2022, el Consejo de Sede de Bogotá y decanatura ya le habían manifestado a la rectora que “los estudiantes manifestaron que debido a la situación económica del países… una parte de la población estudiantil de pregrado no tendrá los recursos para cancelar la primera cuota; y en posgrado adicionalmente se argumentó que los estudiantes deberán pagar en la primera cuota más de la mitad del costo total de la matrícula, la cual cubren, a través de solicitudes de préstamos o con el uso de sus cesantías, trámites que pueden ser demorados y por ende no contarían con los recursos para realizar el pago de la primera cuota oportunamente, por lo que solicitan se amplíe el plazo de pago de la primera y segunda cuota de fraccionamiento”.

Esta medida es insuficiente para las finanzas familiares ya que pretende cambiar algo en las formas para cambiar poco en los hechos, no da un margen de tiempo razonable para pagar ni disminuye el coste real de matrícula. Estas medidas directivas alejan a jóvenes y adultos de las instituciones de educación superior, especialmente públicas, aumentando la desconfianza y el resentimiento ante pavorosas desigualdades con matrículas en posgrados de más de 6 millones de pesos. Recientemente un derecho de petición a Rectoría de las Representaciones Estudiantiles de pregrado-posgrado, firmado por 4.390 estudiantes, expresaron "solicitamos ampliar a 3 los plazos para el pago de fraccionamiento en posgrado" (¡No nos escuchan! Derecho de petición, 17 enero 2023), cuestión que se viene implementando en algunos programas de otras universidades públicas como la Distrital.

Nuestra propuesta es que se regulen bien los plazos de pago para que tengan la efectividad que se propone, ajustando en posgrado el tiempo de pago a los tiempos de pregrado, al menos, hasta el 21 de marzo y disminuyendo el costo de matrícula.

En tercer lugar, constatando que se han venido presentando situaciones negativas de sobreconsumo de drogas, microtráfico y contaminación auditiva cerca a las aulas, ingreso de mafias, robos ocasionales, grupos armados y violencias de género, abusos de vigilancia, entre otras, algunos consideramos que podría ser una mala cura a la enfermedad pretender implantar un sistema de torniquetes en la universidad.

Esta medida podría llegar a favorecer la gentrificación entre la élite de “los de la Nacho” y la plebe de “los de afuera” que no pueden entrar, restringiendo y contraviniendo la condición de espacio público de la ciudad y el país a la ciudadanía. Más grave aún, podría llegar a ser contraproducente, de volver hermética a la Universidad Nacional ante las miradas de la sociedad colombiana, su trabajo académico, tecno científico y cultural[4], patrimonio público de la ciudad y nuestro país, al que todo habitante tiene derecho a ingresar.

Por estas consideraciones, algunos cuestionamos la instalación de un torniquete en el ICA, tipo Transmilenio, su posible implementación en todo el campus, media no consensuada que para algunos podría poner en entredicho la constitución democrática y fundacional de la UNAL.

La apropiación común de actores del espacio público y el conocimiento experto, al igual que las infraestructuras y el orden de las cosas-personas, en suma, la crisis civilizatoria de la Universidad, ha sido una preocupación de nuestro campo de estudios CTS (Ciencia, Tecnología y Sociedad), las ciencias sociales y la filosofía.

A sabiendas que hay la necesidad de implementar estrategias eficaces de defensa de los espacios académicos y democráticos de la Universidad y su campus, algunos de nosotros proponemos un sistema de control comunitario que opera en otras Universidades (privada y públicas) del país y del mundo, que es el porte del carnet y la solicitud a ciudadanos visitantes de un documento de identificación que reclaman a la salida. Queremos una UNAL abierta al pueblo y regulada comunitariamente.

En ese sentido para algunos son razonables las voces de remoción de los torniquetes y la cancelación del contrato, girando los recursos para infraestructura, plena conectividad y modernización de las bases de datos y DNINFOA-SIA, mayor planta docente, residencias estudiantiles, bienestar universitario e investigación, atención psicológica integral y talleres, ferias laborales para egresados y pasantías pagas, pedagogía de uso de espacios comunes y labores misionales.

Llamamos a toda la comunidad de pregrado y posgrado a reunirse por carreras y facultades, pronunciándose con diligencia a inicio de este semestre lectivo y propiciar espacios deliberativos a los que haya lugar. De ser el caso, agotadas instancias, movilizarse democráticamente por nuestro bienestar y consensuar alternativas. Nuestras propuestas reflejan el bien común y la seguridad comunitaria en el campus, la educación como derecho fundamental y no como un privilegio de pocos, la apropiación común del conocimiento por la sociedad colombiana y el acceso democrático y regulado al espacio público de nuestra alma mater.

Bogotá, Colombia

26 enero 2023

Firmantes y opiniones

1. Voy por el punto 1, 2 y 3.

Mónica Bonilla-Parra MESC.

2. Voto por el primer y segundo punto.

Valeria Gisell Sanchez Prieto MESC.

3. Voto por el segundo porque es el que a corto plazo se puede conseguir más rápido. Un mensaje de eliminar los costos puede eclipsar esta urgencia.

Roque Jiménez MESC.

4. Voto por 1 y 2; pero considero que el 3 merece otro momento de discusión.

Ivan Dario Escobar MESC.

5. Voto 1 y 2. Me abstengo del 3.

Sergio Cáceres Penuela MESC.

6. Voto por los tres puntos...

Mariana Calderón Jaramillo MESC.

7. Mantener comunicado con 3 puntos y cambios sugeridos. Juan Pablo Godoy MESC.

8. Voto por los tres puntos.

Karoll Valentina Yomayuza MESC.

9. Mantener comunicado con 3 puntos y cambios sugeridos.

Hernando José Macías Alvarez MESC.

10. En general yo tiendo a estar de acuerdo con los tres puntos de los que se hablan en la carta, pero quisiera tener algo más de información…espero que mis consideraciones sean de utilidadagradezco el hecho de que se hayan reunido ante estas preocupaciones y nos hayan invitado a hacer parte de esta acción.

Alejandro Salas Prada MESC.

11. Manifiesto mi interés en firmar la carta con las sugerencias que propuso Alejandro. Camila Andrea Ortiz Ospina MESC.

12. De acuerdo con firmar. Miguel Avila Galeano MESC.

13. Firmo A, B, C. Sergio Arena MESC.

[1] https://twitter.com/JuancaUnal/status/1613622524205481985, https://twitter.com/Ronaldfvargass/status/1613608771733065728

[2] Contraloría encontró multimillonario daño patrimonial por deficiencias en administración, fiscalización y cobro de estampilla ProUniversidad Nacional

[3] Estos son los enredos de Jaime Alberto Leal, el ‘todopoderoso’ rector de la UNAD

[4] “La UNAL ocupa de nuevo el primer lugar del Ranking ASC-Sapiens 2022, puntaje 5000 Quintil Q1, que es la clasificación de las mejores Instituciones de Educación Superior (IES) colombianas, según el indicador de apropiación social del conocimiento”.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Triple A de Barranquilla: ciudadano adelanta la tarea de hacer balance de la empresa y esto encontró

Triple A de Barranquilla: ciudadano adelanta la tarea de hacer balance de la empresa y esto encontró

Nota Ciudadana
Aportaciones culturales de líderes negros en Colombia

Aportaciones culturales de líderes negros en Colombia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--