Contratos sin cuarentena en Córdoba

Dos canecas de alcohol por $5 millones, eventos en plena cuarentena y compra de ataúdes son algunos datos resultantes de esta investigación de la Universidad del Sinu

Por: Orlando Benítez Quintero
mayo 28, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Contratos sin cuarentena en Córdoba

Los estudiantes de V semestre del Programa de Comunicación Social de la Universidad del Sinú, realizaron una revisión de la contratación en los entes territoriales más importantes del departamento de Córdoba en el marco del estado de emergencia decretado en el país, a raíz de la pandemia por el Coronavirus. La investigación encontró curiosos procesos macondianos como el de servicios funerarios y la adquisición de ataúdes en Lorica; la compra de dos canecas de alcohol en Montelíbano, por más de cinco millones de pesos , hasta contratos de obras y recursos para eventos en plena cuarentena.

Estudiantes de Periodismo de Investigación Unisinú (*)

Mientras el país y el mundo parecen detenidos por la pandemia del Coronavirus, las oficinas de contratación de las entidades públicas no paran. Allí se trabaja sin descanso por sacar adelante procesos de contratación que buscan atender la emergencia sanitaria, pero también para otros propósitos que nada tienen que ver con la pandemia y mucho más con lo de siempre: prestaciones de servicio, obras públicas, dotación, compra de insumos, transporte, entre otros.

Los mercados, también llamados “ayudas humanitarias”, lideran el listado de contrataciones relacionadas con la pandemia en Córdoba. La emergencia le ha abierto la puerta a nuevos puestos para personal en los servicios de salud de muchas de estas entidades. Hay casos patéticos e insólitos que están bajo la lupa de los entes de control y el departamento, con dos alcaldes ya suspendidos, los de Tierralta y Cereté.

La revisión a las plataformas Secop I y II, dejó interesantes datos de los procesos e inversiones realizadas por siete de los entes territoriales más importantes de este departamento, desde que se decretó el estado de emergencia, con las implicaciones y facilidades que la figura permite, son estos: la Gobernación de Córdoba, las alcaldías de Montería, Lorica, Sahagún Montelíbano, Ciénaga de Oro y el Hospital Sandiego de Cereté.

A corte del 26 de mayo, Córdoba acumulaba 93 casos confirmados de Covid-19 con seis muertes registradas y una tendencia al alza de esas cifras.

Los ataúdes de Lorica

En Lorica hay 27 procesos de contratación registrados en el Secop desde que se decretó el estado de emergencia, sin embargo, apenas tres de estos tienen que ver con acciones de atención de la pandemia. El resto son órdenes de prestación de servicios profesionales, alquileres de inmuebles o recursos destinados para propósitos distintos.

Apenas se posó el virus sobre la Ciénaga Grande, el gobierno loriquero, liderado por el alcalde Jorge Negrete López, corrió a prepararse para el peor de los escenarios. Así se evidencia en uno de los contratos celebrados en medio de la emergencia y  que tiene como objeto la “prestación de servicios fúnebres para el manejo cadáveres con causa de muerte probable o confirmada por el virus Covid-19”, su valor es de 20 millones de pesos y por eso tal vez no sea el más llamativo para los entes de control, pero sí el más curioso para un pueblo lleno de historias insólitas pero reales, como las contadas por David Sánchez Juliao, el gran escritor colombiano, hijo de esta población.

Lorica fue el primer municipio donde se presentó un contagio por Covid-19 en Córdoba y hasta el momento registra una muerte en lo que va de la emergencia.

Además del precavido contrato fúnebre, en la llamada capital del Bajo Sinú también se habla del más cuantioso contrato de esta emergencia, uno por 600 millones de pesos para la “Adquisición de ayudas humanitarias consistentes en alimentos no perecederos para  hacer entrega a las personas de estratos 1 y 2 para apoyar la emergencia social en atención a la pandemia del COVID-19 en el municipio de Santa Cruz de Lorica (sic)”. En las redes sociales se han evidenciado quejas por el tamaño de las raciones y también se hizo viral una foto en la que se ve al senador Fabio Amín Saleme -del Partido Liberal, el mismo del Alcalde- liderando el empaque de las ayudas compradas con estos recursos de los loriqueros.

No se puede dejar de imaginar estos cuentos de ahora en la lengua de Fosforito, aquel pintoresco personaje del cuento de Sánchez Juliao, dotado con una capacidad fotográfica para relatar con pelos y señales la vida, la obra y las desgracias de cada uno de los habitantes de Lorica, viendo pasar la gente desde su puesto de jugos: “El Hijoelfrutas”.

Cereté, sin cura para sus males

Como si no bastara con la amenaza del coronavirus, Cereté padece de otro mal que tumbó al más importante de sus ciudadanos: el alcalde Luis Antonio Rhenals Otero. “Toño”, como es conocido popularmente el burgomaestre, se encuentra suspendido por la Procuraduría por presuntos actos de corrupción en contratos asociados a la emergencia sanitaria.

La enfermedad, que valga aclarar no es exclusiva de este pueblo ni de esta región, también toca las puertas del Hospital Sandiego, un centro médico de segundo nivel venido a menos en los últimos años y que se cae a pedazos.

El Hospital, que se encuentra intervenido por la Superintendencia de Salud, también tiene lo suyo en cuanto a contratación en el actual estado de emergencia. Ha registrado procesos contractuales ajustados a su misión, que tienen que ver con compra de dotación, alquiler de equipo médico, entre otros. Pero hay uno que llama poderosamente la atención debido a su cuantía y porque que tiene que ver con una soñada mejora de esa vieja infraestructura, que todavía no salta a la vista por ninguno de sus pasillos.

El pasado 23 de abril se celebró ese contrato de “Mantenimiento para la construcción y adecuación de las áreas de zona de aislamiento; transferencia de camillas e ingreso de pacientes Covid-19 en el área de consulta externa; y exclusa para el cambio de ropa previo al ingreso de urgencia, cirugía y hospitalización para cumplir con las directrices de plan de manejo de Covid-19 en la ESE Hospital Sandiego de Cereté”(sic). Su valor es de 606 millones 866 mil pesos. Aún no se pega el primer ladrillo y no es por falta de interventoría, pues justamente la misma fue contratada el 27 de abril de este mismo año por valor 42 millones 415 mil pesos.

Los cereteanos esperan ver pronto al contratista ejecutando la obra de las nuevas instalaciones que prometen mejorar las condiciones de atención del deprimido Sandiego y lo preparará para atender de mejor forma una emergencia como la que vive el planeta por la pandemia del Coronavirus. Amanecerá y veremos si la esperanza no se enferma.

En Córdoba los contratos de obra no están en cuarentena

El aislamiento social en el que han vivido los colombianos en los últimos meses no confinó los procesos de contratación en la Gobernación de Córdoba, entidad en la que se han registrado multimillonarios procesos para la construcción de obras de infraestructura y otras inversiones que superan por amplio margen los recursos destinados a atender la pandemia en el departamento.

La Gobernación registra 87 procesos de contratación en el Secop, entre los meses de marzo y abril, solo seis de estos tienen que ver con la atención de la emergencia por el Coronavirus, el resto son destinados a obras o servicios de vigilancia, cuya prioridad -si se mide por su valor- resulta alta para las autoridades departamentales y más allá de las preocupantes circunstancias que padece Córdoba por el Coronavirus, que se acerca a los 100 infectados, con seis muertes confirmadas en este mismo período.

En ese listado de contratos celebrados por encima de la emergencia sanitaria, llaman la atención algunos como la construcción y dotación de un parque recreo deportivo y de una cancha de fútbol en el barrio El Paraíso del municipio de Montelíbano, por 1.274 millones de pesos; la contratación del servicio de vigilancia y seguridad privada para las dependencias administrativas de las secretarías de la Gobernación y para las instituciones educativas de los municipios no certificados, por 5.995 millones de pesos o la contratación de una interventoría para la ejecución del contrato de obra que tiene por objeto: “construcción de muro de contención, para el control de la erosión y prevención de inundaciones en los barrios Libardo López y El Prado en Tierralta”, por 476 millones 190 mil pesos.

Solo este trío de contratos superan en más de diez veces el valor de lo invertido por el gobierno departamental en la atención de la pandemia, de acuerdo a los registros Secop estos suman cerca de 750 millones de pesos.

Los chats de Montería

La red social whatsapp ha sido el escenario del escándalo más sonado por presunta corrupción con los recursos para la atención de la pandemia en Córdoba. Unos chats -cuya veracidad aún está siendo comprobada por las autoridades- involucraron a un trío de concejales de Montería con la repartija de estas ayudas humanitarias.

Estos hechos hicieron que la Procuraduría le pusiera la lupa a la actuación de los honorables concejales y que también entrara a revisar el contrato por 1.100 millones de pesos que justamente celebró la Alcaldía de Montería para la compra de 100.000 mercados para ser entregados como ayudas humanitarias a igual número de familias de los estratos 1 y 2 de la ciudad.

Montería registra 118 procesos de contratación en el período comprendido entre los meses de marzo, abril y lo que va corrido de mayo, muchos de ellos volcados a acciones de atención de la emergencia sanitaria y que van más allá de a entrega de alimentos. Llama la atención una buena cantidad de contratos de menor cuantía destinados al sector educación y a la adquisición de material didáctico muy específico, por ejemplo: servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de computadores y tabletas; compra  ágil y oportuna  de  material  pedagógico impreso  diseminado en cuadernillos de actividades de para los estudiantes de la Institución Educativa Róbinson Pitalúa; la impresión de 240.000 hojas a blanco y negro, para uso en la elaboración de talleres para la Institución Cristóbal Colón. El valor de estos contratos oscila entre uno y 28 millones de pesos.

También aparecen reportados otros procesos de un importante valor invertidos en acciones distintas a la emergencia. Es el caso del contrato para la optimización del acueducto en zona rural El Tapao y Sabanal, por 6.163 millones de pesos; la contratación de una empresa de servicios temporales para el suministro de personal para el apoyo a la gestión administrativa del Municipio de Montería, por 6.312 millones y la construcción de placa huella en la vía que conduce a la vereda El Ñeque en el corregimiento Patio Bonito, por 3.749  millones de pesos.

En Sahagún, contratos y pocos resultados en contención.

Sahagún es uno de los territorios del departamento de Córdoba con mayor número de casos positivos de Covid-19 reportados. La Alcaldía ha realizado movimientos contractuales para mitigar el impacto del virus pero el nivel de contagios de esta población de las sabanas de Córdoba cuestiona la efectividad de esas acciones.

El gobierno local ha realizado 36 procesos contractuales desde el inicio del aislamiento preventivo obligatorio hasta la fecha, nueve de estos comprenden acciones concretas para combatir la enfermedad. Cinco llaman poderosamente la atención porque contemplan la contratación de personal supuestamente idóneo para la atención de la emergencia del Coronavirus, con llamativos detalles que no dejan de generar dudas básicas.

Entre ellos, tres contratos para la prestación de servicios profesionales de una epidemióloga, de una especialista en  gerencia de la calidad  y auditoria en salud y de un microbiólogo -con sexo explícitamente definido en cada uno de los objetos-,  para apoyar a la secretaría de salud, en el fortalecimiento de la vigilancia en salud pública frente a la emergencia sanitaria causada por la pandemia del virus covid-19.

En ese listado también se encuentran procesos de contratación para el suministro de alimentación para apoyar a la fuerza pública que opera en el municipio en lo relacionado a la seguridad del mismo en atención a la pandemia del Covid-19 y otro para la compra de materiales para la prevención y contención del Covid-19.

Como en la mayoría de los casos revisados en Córdoba, en Sahagún tampoco se han parado procesos contractuales para otros fines en medio de esta emergencia. En el portal de contratación se destacan algunos como: mantenimiento preventivo, correctivo para el parque automotor vehículos Policía, prestación  de  servicios  profesionales  para  brindar  asesoría  financiera,  dirigida  a  guiar  y apoyar la gestión financiera del Municipio, suministro de calzado y vestido de labor del personal administrativo docente que presta sus servicios en las instituciones educativas oficiales y  del  personal administrativo  del Municipio, entre otros.

Alcohol del ‘fino’ en Montelíbano

Montelíbano podría ser uno de los municipios dotado con el alcohol de mejor calidad en todo el departamento de Córdoba. La Alcaldía de esta población, ubicada en la subregión del San Jorge, habría sobrepagado la compra de este elemento esencial para la desinfección del personal logístico que atiende la pandemia.

Y es que la administración local realizó 80 procesos contractuales entre el 16 de marzo y el 19 de mayo de este año, por un valor cercano a los 6.927 millones de pesos. Veintidós contratos han sido dirigidos a la atención de la emergencia sanitaria, lo que equivale a una inversión superior a los 778 millones de pesos y allí aparecen las mencionadas canecas de alcohol.

En el portal público de contratación se reporta la compra de “dos (2) canecas de alcohol clínico, para  el personal logístico, organismos de socorro, fuerza pública y voluntariado, durante la  emergencia sanitaria por el Covid-19 en el  municipio de Montelíbano –Córdoba. (CCP-009-2020)”, por un valor de 5 millones 700 mil pesos. El tema es que la caneca más grande cotizada en el sitio de internet Mercado Libre -por ejemplo- no cuesta más de un millón 600 mil pesos, con todo y envío.

En Montelíbano también se contrató la compra de 4 mil paquetes alimentarios para la atención de la población vulnerable, por un valor de 100 millones de pesos y también, con las respectivas quejas ciudadanas porque algunos no les llegaron y a los que les llegaron porque eran muy pequeñas las raciones.

La mayoría de los procesos de contratación en la llamada ‘Capital Niquelera de América’, famosa por la explotación de minerales en la mina de Cerro Matoso, tienen que ver con  obras de infraestructura o mantenimiento. La cifra de recursos invertidos es superior 6 mil 100 millones de pesos. En el registro se destaca un contrato del servicio de transporte para el transporte de los funcionarios del Municipio, por 160 millones de pesos y otro para el mantenimiento de una camioneta Toyota de la Alcaldía.

Ciénaga de Oro, al borde de un autogol.

Por poco Ciénaga de Oro se convierte en el primer municipio colombiano a poner a rodar la pelota en plena cuarentena. La Alcaldía de este municipio había iniciado un proceso contractual para entregar apoyo a la realización de un torneo de banquitas en una vereda, Pasa Ganado, pero el 12 de mayo reaccionaron en la Administración y anularon el proceso, evitando el autogolazo de entregar un contrato de 15 millones de pesos para un evento que violaba el aislamiento preventivo obligatorio decretado en el país.

Así mismo ocurrió con los contratos para la celebración de la tradicional  Semana Santa y un encuentro para conmemorar el Día de la Poesía.

Durante el periodo de emergencia sanitaria en el que se encuentra Colombia, en Ciénaga de Oro se han iniciado 40 procesos de contratación, tres tienen que ver con la compra de mercados para la atención a población vulnerable del la localidad en medio de la emergencia por la Covid-1. Estos contratos, celebrados en los meses de abril y mayo, suman 569 millones de pesos. Una simple operación matemática, con un costo promedio de cada mercado a 50 mil pesos, da cuenta que en Ciénaga se debieron entregar al menos 11 mil mercados, sumadas las tres tandas de contratación.

*Autores: María Angélica Carrascal, María De Los Ángeles Arrieta, Beida Barrios, Manuel . Correa, María Fernanda Doria, Maira Alejandra Giraldo, Kevin Gutiérrez, Carolina Jaramillo, Gillary Mangones, Máryory Melendres, María Emma Pacheco, Conny Romero, María Guadalupe Romero, Aura Sánchez, Laura Sevilla, Juliana Tapiero, Yeraldín Tobías, Cristian Torrente, Vianey Torres, Ana Luisa Vargas, Hermes Vargas, Adriana Veloza, Brayan Zuluaga.

-.
0
503
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Hipoteca inversa

Caricatura: Hipoteca inversa

Nota Ciudadana
Caricatura: Que no cunda el pánico

Caricatura: Que no cunda el pánico

Nota Ciudadana
Cadena perpetua, otra herida mortal a la constitución de 1991

Cadena perpetua, otra herida mortal a la constitución de 1991

Sarpa, un nuevo competidor de Avianca y Satena en Colombia

Sarpa, un nuevo competidor de Avianca y Satena en Colombia