Contra la guerra

Aunque nos parezca necesaria y la percibamos como justa, siempre será un crimen contra la humanidad

Por: Jesús Arturo Velasco
septiembre 30, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Contra la guerra
Foto: Pixabay

Por más que deliremos con fantasías e historias falsas de heroico machismo, la guerra solo deja desolación, pobreza y atropellos a la población que lucha en ella por voluntad propia o, como es casi siempre, por voluntad de otros que no participan en los combates.

No me estoy refiriendo específicamente a Colombia, aunque en este sentido, somos ejemplo de degradación humana y desde siempre hemos encontrado argumentos para justificar la barbarie o para no verla con nuestros sentidos alterados por la esquizofrenia colectiva que nos caracteriza.

Siempre la historia ha sido la misma. Los griegos mataban persas y violaban a sus mujeres y a sus niños. Los persas mataban griegos y violaban a las griegas; Los romanos lo hicieron en Germania, en la Galia y en Cartago; y, en general, en todas sus fronteras; Los nazis mataron rusos y violaron rusas, y estos mataron alemanes y violaron las niñas que encontraron en Berlín. Los gringos en Vietnam, los japoneses en China, los españoles en américa, la guerrilla, los paramilitares, el ejército y la policía en Colombia.

No debemos seguir pasando de agache. No podemos seguir apoyando locos que creen que la solución es matar al diferente y que el poder de las armas y la humillación del contrario, les dará la razón.

Guerreros y políticos

Los guerreros son sospechosamente parecidos en todas las sociedades y en todos los sistemas de gobierno. Están convencidos de que tienen la verdad y coinciden en que la felicidad se logra matando a los enemigos. No reflexionan y por eso jamás podrán pensar que puedan estar equivocados.

Obedecer, asesinar y desaparecer personas, asolar, despojar, violar mujeres y niños en estado de indefensión es su pan de cada día.

Los guerreros, sin importar el bando al que pertenezcan, son obreros de la misma industria. Poseen las mismas cualidades y competencias. Son tan parecidos que pueden cambiar de bando. En Colombia, muchos soldados se van para los grupos paramilitares o para la guerrilla, o incluso han trabajado en las 3 empresas.

Los guerreros son parásitos. No producen nada, se comen lo que producen los trabajadores desarmados: la guerrilla a través de robos y extorsiones y el ejército directamente del erario. Tal vez por esto, por parásitos, se entienden tanto con los políticos y siempre están a las órdenes de alguno.

La guerra no es una solución, es un crimen de lesa humanidad. Y aunque veamos a los guerreros armados matándose entre sí, nosotros, los desarmados, somos las verdaderas víctimas.

Los problemas de pueblo desarmado son otros: el trabajo escaso y mal remunerado, el sistema de salud que mata gente, la pensión de vejez casi inexistente, la corrupción donde se enriquecen los parásitos, la falta de escuelas y la baja calidad de la educación, la verdadera seguridad ciudadana, etc.

¿Hasta cuándo?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
202

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
A costa del resto del mundo, Estados Unidos quiere hacerse grande otra vez

A costa del resto del mundo, Estados Unidos quiere hacerse grande otra vez

Nota Ciudadana
Las garras nucleares que Israel está listo para usar

Las garras nucleares que Israel está listo para usar

La carretera rusa que la crueldad de Stalin volvió cementerio

La carretera rusa que la crueldad de Stalin volvió cementerio

Nota Ciudadana
La guerra que tocó vivir en Arauca

La guerra que tocó vivir en Arauca