¿Conservación ambiental o explotación comercial? Una vergüenza nacional

El usufructo irresponsable de los lugares que deberían ser cuidados y conservados trae graves consecuencias para estos lugares y sus entornos

Por: Omar Pabón Monroy
abril 26, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Conservación ambiental o explotación comercial? Una vergüenza nacional
Foto: Parques Nacionales Naturales de Colombia

A propósito del debate que se ha generado entre el Ministerio de Comercio Industria y Turismo ( Minicit) y Parques Nacionales Naturales de Colombia, la sensación que queda es que ninguna de las dos entidades tiene la mas remota idea de la experiencia que vive un caminante al aventurarse a cualquiera de estos destinos.

Quienes somos apasionados defensores del medio ambiente, pero a la vez disfrutamos de la posibilidad de viajar a conocerlos, podemos reconocer que existen dos extremos en esta controversia. Por un lado, están los destinos que se encuentran en manos del sector privado de altos ingresos, como es el caso del Parque Tayrona, donde una sola noche puede costar US $200, fuera de los costos de traslado y alimentación, con los que fácilmente una semana para una persona representan de 4.5 a 6 millones de pesos. Son destinos internacionales que se escapan por mucho de la capacidad adquisitiva de la mayoría de los colombianos que deben conformarse con ver desde lejos las playas y parajes que alguna vez fueron públicos.

Por otra parte, están los destinos que son administrados por operadores más modestos y que muy seguramente por esta condición, mantienen las mínimas condiciones de servicio y muchas veces someten a los turistas a vivir experiencias que rayan en lo grotesco, peligroso y desagradable. Tal es el caso del PNN La cueva de los Guácharos, en pleno Macizo Colombiano. Un paisaje excepcional, sembrado de robles, palmas, helechos gigantes, con la más diversa colección de aves endémicas, y que esconde en su corazón, las más hermosas formaciones que la espeleología puede exhibir en el pulmón de Colombia ya que fue la primera área de Colombia declarada parque nacional en 1960.

La Directora de Parques, Julia Miranda Londoño, visitó la ciudad de Neiva en abril de 2016 para firmar los convenios con los dos operadores de turismo que serían los encargados de la preservación y la dinamización del ecoturismo en el Huila: por un lado la Fundación Cerca Viva, encargada de los servicios de alojamiento y alimentación en el Parque, y la Corporación de Turismo y Conservación Los Andakíes a cargo de la interpretación del patrimonio natural y cultural, así como el transporte, camping, alquiler de equipos y dotación de montaña y espeleología. Con discurso,copa y comida, se cerraron los compromisos, sin saber que, hoy, un año después, la realidad es totalmente distinta.

Quienes tuvimos la oportunidad de visitar el parque en la Semana Mayor, fuimos testigos de la espantosa realidad: una vergüenza nacional. La Cueva de los Guacharos, como todos los sitios eco turísticos de Colombia, es hermoso..es sobrecogedor..alucinante. Lo desastroso, peligroso, humillante e incomprensible es el abandono con el que los operadores de turismo. La administración del Parque en cabeza de Italo Rodríguez y las alcaldías de Palestina y Acevedo, tiene la vía de acceso. Son 9 kilómetros de trocha por la que transitan sin distinción, mulas, burros, caballos y turistas, por subidas y bajadas que requieren de previo entrenamiento, so pena de sufrir cualquier tipo de esguinces, tendinitis y quizá fracturas, al tratar de pisar las piedras y maderas resbalosas, fango y lodo hasta las rodillas, donde hasta las bestias se entierran con facilidad.

Una total falta de coordinación entre los operadores, que suponen que todos tienen acceso a internet y que han consultado las páginas.  Nadie te dice que los caballos NO LLEGAN HASTA EL HOTEL y te dejan botado a más de un kilómetro de distancia, so pretexto de la prohibición por parte de la administración gubernamental del parque, lo cual comparto totalmente, porque estos caminos no están diseñados con esa capacidad de carga, pero que lo digan de forma que el visitante tome sus previsiones. No hay sitios para descansar, una enramada siquiera, un par de maderos a modo de sillas, en una jornada que por sus condiciones puede hacerse entre 5 y hasta 8 horas, dependiendo del estado físico y el entrenamiento del caminante. Con tanta agua circundante, manantiales y nacederos, no hay una sola fuente de agua con un acceso fácil, diferente de meterse al agua con una bolsa. Una simple manguera y dos piedras pegadas serían suficiente. Nadie te dice que puedes alquilar un caballo para llevar el equipaje, morrales y menaje para una estadía de mas de dos días. Cada flete vale $40.000.

Ahora me refiero a las instalaciones, porque quien esta acostumbrado al turismo rural conoce las condiciones, que en medio de todo, son aceptables. Buenas literas, buenas mantas, pero falta dotarlas de fundas y sabanas, ojalá desechables, o al menos, en un material lavable que medianamente suministre un mínimo grado de higiene dada la carga de uso. Huelen a mugre, a grasa, a polvo. Los baños mixtos, un desastre. Sucios y mal olientes, puertas desbaratadas y sanitarios gastados. Cada noche, incluyendo 3 servicios de alimentación y alojamiento y guianza costó $150.000. El transporte desde Palestina hasta la Escuela La Mensura cuesta $6.000 el servicio publico y $50.000 el servicio expreso que tuvimos que contratar para que nos sacara de esa odisea. Resumiendo, aproximadamente $500.000 por persona, los tres días, desde el hotel en Palestina.

Finalmente, la poca o nula colaboración entre los dos municipios que comparten el usufructo del parque, la politiquería y la corrupción, han hecho de este entorno una ignominia que no ha cambiado nada en los últimos 30 años. Tristemente, la comunidad reconoce que hizo más la guerrilla por el mantenimiento y preservación del parque que todas las administraciones gubernamentales juntas.

 

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
605

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿PNN incumple acuerdo nacional y expide resolución inconstitucional?

¿PNN incumple acuerdo nacional y expide resolución inconstitucional?

Nota Ciudadana
Palomino, el as bajo la manga de La Guajira

Palomino, el as bajo la manga de La Guajira

Nota Ciudadana
Las Pailas, el lugar ideal para el desenguayabe

Las Pailas, el lugar ideal para el desenguayabe

Nota Ciudadana
¿Por qué Sumapaz dice No al turismo?

¿Por qué Sumapaz dice No al turismo?