Consejos de juventud: una herramienta poderosa

Los jóvenes tienes motivos de descontento, pero pareciera que después del estallido social se están desintegrando. ¿Qué ofrece este mecanismo de organización?

Por: Duvan Felipe Arismendi Valero
agosto 05, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Consejos de juventud: una herramienta poderosa
Foto: Las2orillas / Leonel Cordero

El escenario democrático en Colombia abrirá puertas para los jóvenes el próximo 28 de noviembre en todo el territorio nacional, mediante la elección de los consejos de juventud. Este espacio se configura como un mecanismo autónomo de participación, concertación, vigilancia y control de la gestión pública. Así mismo, de interlocución de los adolescentes y jóvenes ante los entes municipales y territoriales.

Cabe resaltar que los jóvenes han sido el sector de la población protagonista en los últimos meses, por su descontento frente al gobierno nacional, lo que dio como resultado las múltiples protestas en el marco del estallido social del país, en su mayoría dirigidas y coordinadas por grupos juveniles.

Y no es para menos. Una menor accesibilidad a la educación superior de acuerdo con el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SNIES); un desempleo que, según el Dane, rodea al 24 % de los jóvenes, y una violencia exacerbada −de acuerdo con la Defensoría del Pueblo, más de 80 jóvenes han perdido la vida y cientos han sido heridos de gravedad en las manifestaciones, a quienes el Estado categoriza de vándalos, pese a la reiterada comprobación del accionar pacífico de los jóvenes− son suficientes razones para justificar un descontento juvenil y, por lo tanto, este espacio se presenta como una opción para canalizar ese descontento juvenil en iniciativas que tengan un impacto territorial y nacional.

Si se tiene en cuenta lo anterior, se destaca la gran responsabilidad tanto de electores como de candidatos de los consejos de juventud. Buenas decisiones y buenos candidatos podrán aprovechar las oportunidades que surgen con este espacio, tales como: saldar la deuda histórica que el Estado reconoce frente a los jóvenes como población vulnerable, para quienes la intervención estatal se ha catalogado como insuficiente y tardía en los escenarios que les incumben, entre ellos, los educativos y laborales; aprovechar los consejos de juventud como un escenario para formalizar el descontento y las peticiones de los jóvenes en el país; formar un sentido crítico de pertenencia por lo público desde temprana edad, e incentivar a los jóvenes a interesarse por la política para que la indiferencia y la ignorancia no sean el común denominador en la población frente a los procesos políticos del país, entre otras oportunidades.

Sin embargo, surgen retos que pueden poner en riesgo la sostenibilidad de un proceso de este tipo. Esto porque es la primera vez que se llevan a cabo elecciones de esta naturaleza, en las que se plantea la participación de una población que se encuentra lejos de pensar en la importancia de la política: los menores de edad, pues en este espacio podrán elegir jóvenes desde los 14 a los 28 años.

De esta manera, la población se enfrenta a un desafío sociopedagógico en el cual se debe adaptar el discurso político a las necesidades de los consejos de juventud para que los adolescentes que aún no muestran interés por la política poco a poco lo desarrollen. En este punto será vital el papel de las instituciones educativas, que deben permitir espacios de socialización para conversar sobre la importancia y el proceso de estos consejos.

Además, se suman amenazas que pueden presentarse en los consejos de juventud y que pueden deformar su propósito: un posible escenario de abstinencia que no termine por justificar la cantidad de recursos invertidos en estos y que finalice con el mismo prematuramente; que la “politiquería” termine por infiltrarse este espacio educando en malas prácticas políticas a los jóvenes, y que debido a la elección de personas no idóneas para el cargo, los consejos de juventud se conviertan en un mecanismo fantasmal que no represente ni tenga voz o voto frente a los intereses juveniles de los territorios.

Todo esto para concientizar a los jóvenes sobre las responsabilidades que deben asumir en este proceso. En conclusión, en un contexto de estallido social es de vital importancia que cada actor dentro del proceso cumpla con su papel. Por un lado, el Estado debe garantizar la amplia difusión del proceso y unas elecciones transparentes y organizadas; por otro, los candidatos deben reflejar los intereses de los jóvenes que están votando por ellos y no los de un partido o un interés personal que posteriormente se convierta en un conflicto de intereses que atente contra los mismos jóvenes.

Finalmente, los electores deben informarse y conocer a fondo sus candidatos para que terminen elegidos aquellos que no solo representen bien a los jóvenes, sino que también garantizaran la importancia, la continuidad, la pertinencia y el buen actuar de los consejos de juventud como un mecanismo para canalizar el descontento actual hacia acciones encaminadas a mejorar el existir juvenil en un país en deuda con este grupo etario.

 

 

 

 

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El contorsionismo metodológico de los presupuestos participativos de Bogotá

El contorsionismo metodológico de los presupuestos participativos de Bogotá

Entre la maleza desaparecen las tumbas en el Cauca. FOTOS

Entre la maleza desaparecen las tumbas en el Cauca. FOTOS

Nota Ciudadana
¡Por unas elecciones virtuales para los Consejos de Juventud!

¡Por unas elecciones virtuales para los Consejos de Juventud!

Nota Ciudadana
Participación ciudadana y toma de decisiones colectivas

Participación ciudadana y toma de decisiones colectivas