Conocimiento u obediencia: un debate que se debe tener en las fuerzas militares

Tal vez sea hora de que las instituciones castrenses empiecen a cambiar su pensamiento y a transformarse a sí mismas

Por: Miguel A. Linares Castro
abril 15, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Conocimiento u obediencia: un debate que se debe tener en las fuerzas militares

Sin desconocer que la obediencia es fundamental en el devenir diario de la actividad militar, surge una gran duda referente al hecho confirmado que indica que entre más se adquiera conocimiento (estudio), más se empieza a romper la cadena de la obediencia absoluta, lo cual genera inconformismo entre quienes nunca han querido o pocas veces han tenido la oportunidad de tener un estudio diferente a las especializaciones o cursos de obligatoriedad para los ascensos en las diferentes fuerzas. Ahora bien, en mi opinión, esta sensación está más arraigada en el ámbito del Ejército Nacional, en el cual me voy a enfocar.

Tristemente, se puede evidenciar que a pesar de haber traspasado las puertas del siglo XXI, aún existen en las filas oficiales y suboficiales que tienen una mentalidad equívoca de que los militares no deben estudiar o que solo deben enfocarse en conocimientos estrictamente relacionados al ámbito militar; desconociendo así el hecho de que otras carreras u otro tipo de estudios podrían fundar únicamente al interior de la fuerza efectos positivos: ideas trasformadoras que permitan proyección hacia el futuro, mejoramiento de los procesos e impulso a nuevas alternativas, generando buenas ideas que en verdad lo conviertan en un Ejército preparado para el futuro.

Es en este instante en el cual se debe hacer un ejercicio al interior del Ejército, en donde se determine si el estudio que la oficina de personal realiza a sus integrantes para los diferentes ascensos está enfocado en determinar las diferentes capacidades de las personas según su conocimiento o simplemente está buscando mantener el Ejército de amores y pasiones, el cual sencillamente ha logrado que se baje la calidad de la misma institución castrense.

Es de suponer que con estas afirmaciones se generará un escozor entre aquellos que creen que se debe mantener el Ejército de los gritos, de los que solo digan "como ordene" y "cumplida su orden". Sin embargo, lamentablemente, el verdadero Ejército del futuro es donde se tiene en cuenta la opinión de sus integrantes y se permite el ingreso de transformaciones. No hablo simplemente de modificar la doctrina, como lo hacen de manera comprometida en el Centro de Doctrina, con personal capaz y con mucho conocimiento, sino con capacidades para transformar la institución y las mentes de sus 400.000 integrantes. Con esto se podría combatir el imaginario de la población colombiana que simplemente tiene en sus mentes que el militar no piensa, solo cumple órdenes.

A quienes no estén muy de acuerdo con mi argumentación anterior, los insto a revisar los más de 3000 casos de ejecuciones extrajudiciales, en las cuales se puede evidenciar que la obediencia debida lo único que ocasionó fueron fracasos y estragos para nuestra amada institución. Qué interesante sería hacer el ejercicio de pensar qué hubiese ocurrido si cada uno de los inmersos en aquellos casos hubiese sido formado con la mentalidad de que lo primero no era simplemente obedecer sino, por el contrario, tener la capacidad de determinar si lo debía hacer o no, analizando el beneficio institucional antes que el personal.

Pensarán qué tiene que ver lo uno con lo otro... Se darán cuenta de que la respuesta es más sencilla de lo que parece: educación es igual a obediencia (dentro de los parámetros de la norma). Sin embargo, aunque las dos tienen el mismo valor, una de ellas dará más soporte y fortaleza para mantener la institución para siempre, mientras que la otra solo dejará una huella negativa de un buen Ejército que alguna vez existió. Antes de cerrar, cabe aclarar que la intención no es sustentar que la persona que tenga oportunidades de estudiar sea desobediente, simplemente que quien adquiere más conocimientos tendrá una capacidad de discernir diferente.

-.
0
600
El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

El fantasma de Yuliana Samboní y sus gritos atormentan a la mujer que ahora habita en su casa 

El fantasma de Yuliana Samboní y sus gritos atormentan a la mujer que ahora habita en su casa 

¿Qué pasó con Renata González, la Playboy colombiana?

¿Qué pasó con Renata González, la Playboy colombiana?

Cinco años después: así se ve la casa de Yuliana Samboní y el penthouse de Rafael Uribe Noguera

Cinco años después: así se ve la casa de Yuliana Samboní y el penthouse de Rafael Uribe Noguera

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus