Un concierto diferente con Perotá Chingó

En su presentación en Bogotá, la banda argentina mostró otra manera de disfrutar la música

Por: Jose Alejandro Catama Castaño
noviembre 04, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un concierto diferente con Perotá Chingó
letras.mus.br

Primero quiero aclarar que soy un asistente a eventos criado apunta de Rock al Parque y un par de conciertos de artista único, entonces sí, puede que mi experiencia en espectáculos musicales en vivo no sea amplia. Pero confíen mí, lo que se vio el viernes 31 de Octubre en el teatro Colsubsidio es algo para resaltar.

Perotá Chingó, una banda que lleva poco más de tres años rodando por Suramérica y Europa, honrando y reviviendo canciones de Latinoamérica cómo la infinitamente versionada Bésame Mucho o Ando Ganas de la banda Los Piojos, llegó ayer a Bogotá en el marco de su gira de mes y medio por Colombia.

Si no conocen bien este grupo búsquenlos por la red, después de todo allí fue donde se empezaron a hacer grandes. Lo importante aquí es que esa noche de viernes nos enseñaron a disfrutar la música de una forma distinta, de una forma más sentida.

La noche empezó con Pocho, coordinador en asuntos logísticos de la banda, pidiendo de forma sentida que mantuvieran los flashes de las cámaras y celulares apagados, que respetaran los momentos de silencio de la banda y que disfrutáramos del concierto, el público reaccionó con un silencio de incomodidad que fue desplazado con un aplauso de aceptación, después de todo estamos acostumbrados aplaudir hasta cuando el artista toma agua en el escenario, pero como esa noche se trataba de aprender.

Con los ojos clavados en el escenario y porras colegiales llamando a la banda ellos nos sorprendieron con su llegada desde la tribuna de platea, interpretando un pequeño canto sin micrófonos y sólo acompañados por el charango de Dolores. El público nuevamente estalló en aplausos, haciendo imposible escuchar las voces del cuarteto, pero, nuevamente, la masa cayó en cuenta de su error y con un “shh” que no escuchaba desde mis épocas de escuela se recompuso en su silencio contemplador.

La siguiente lección fue cuando se disponían a cantar Canción para el viento “Los que tengan ganas pueden chasquear sus dedos a lo largo de la canción y acompañarnos de esa forma” pidió el público ansioso y obediente como un perro siguió las instrucciones, el sonido en conjunto simulaba gotas de lluvia golpeando suavemente el asfalto, una perfecta ambientación para el momento y hecha de una forma tan sencilla.

Tonada de Luna Llena, canción que interpretan a capela sería el clímax no sólo de su presentación si no de las lecciones, Julia nos hizo otra petición, quería que dejáramos de fotografiar y que cerráramos los ojos, nos imaginaramos por allá bañados por la luna, lo demás es algo que no es prudente describir en letras.

Varias situaciones iguales fueron presentándose hasta que todas sus canciones llegaron a un final, todo terminó con gente bailando sobre las sillas elegantes del teatro, todos queriendo demostrar lo felices que estaban, lo mucho que habían aprendido. De una lección debe quedar algo aprendido ¿no? Aprendimos que la música se puede disfrutar en silencio, con los ojos cerrados, sin tomar tantas fotos, sin estar chiflando a cada segundo ni aplaudiendo todo lo que hace o no hace el artista. No compararé las letras o el valor de su música con música más masiva, esos defectos no pertenecen al mundo de Perotá. Creo, por lo que vi, que muchos crecimos yendo a conciertos sin que nadie nos enseñara a apreciar música en vivo y crecimos pensando que sólo gritar y hacer ruido bastaba, no señalo a nadie yo también cometí todos los errores que aquí escribí, yo también fui público.

Como línea final, el deseo de que Perotá Chingó vuelva para ver lo bien que ponemos en práctica lo que nos enseñaron y el respeto que este país le tiene a uno de los grupos musicales en ascenso de ésta parte del mundo.

-.
0
1282
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Video: Vicky Dávila y Hassan Nassar, como perros y gatos

Video: Vicky Dávila y Hassan Nassar, como perros y gatos

Tostao’, el café que desbancó a la poderosa Federación de Cafeteros con su Juan Valdez

Tostao’, el café que desbancó a la poderosa Federación de Cafeteros con su Juan Valdez

Alejandro Sanz invita a sus fans colombianos a su concierto en el Movistar Arena

Alejandro Sanz invita a sus fans colombianos a su concierto en el Movistar Arena

"El subsidio es la deuda que nos dejan"