Opinión

Conciencia ambiental y consumo de carne

El vegetarianismo es la mejor opción para ayudar al planeta y ahorrar agua (producir un kilo de carne requiere 15 000 litros de agua)

Por:
diciembre 21, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Hace un año le dediqué esta columna al Primer Encuentro de Sustentabilidad Ambiental de colegios, espacio que busca compartir ideas y experiencias para promover conciencia ambiental en las instituciones educativas, uno de los temas más importantes para nuestro futuro como especie sobre el planeta.

En ese entonces, hablé sobre la maravillosa propuesta de Mauricio Diaz-Granados, antiguo director del Jardín Botánico de Bogotá, quien propuso que la ciencia y el conocimiento científico sólido eran esenciales para generar conciencia ambiental. En su propuesta quedaba claro que una manera de despertar conciencia pasa por lo cognitivo.

Sin embargo, junto con el desarrollo intelectual, Díaz Granados afirmaba que era esencial enseñar un modo de vida personal, para ser consecuentes con la situación mundial y con las investigaciones científicas. Ese modo o estilo de vida debe incluir temas como el agua (ej. tiempo en la ducha, lavarse los dientes y cerrar el grifo, etc.), el alimento (optar por el vegetarianismo, por ejemplo, porque la ganadería contribuye al calentamiento global y es la segunda causa de producción de gases), los residuos (aprender a reciclar, entre otros), así como estimular el uso de la bicicleta.

Asistí este año al Segundo Encuentro de Sustentabilidad. Así como el año pasado, me pareció un espacio lleno de invitados fascinantes, reflexiones e ideas poderosas. Sus conferencias pueden ser vistas en:http://sustentabilidad.gimnasiomoderno.edu.co/videos-ii-encuentro/

 

De nada sirven muchos discursos o muchas reflexiones
si no cambiamos nuestro estilo de vida.

 

El mensaje de los ponentes este año, ya esbozado por Díaz-Granados el año pasado, fue muy claro: si queremos ayudar al planeta y ahorrar agua, debemos dejar de comer carne. O al menos moderar de manera importante su consumo. De nada sirven muchos discursos o muchas reflexiones si no cambiamos nuestro estilo de vida.

Lo dijo Gustavo Wilches, abogado y uno de los ambientalistas más importantes del país. Lo dijo Ernesto Guhl, exvicerrector de la Universidad de Los Andes, exviceministro del Medio Ambiente y una autoridad en temas de recursos hídricos. Y lo dijeron los representantes del Pacto Mundial Consciente, una red internacional de organizaciones que trabajan por la tierra, las semillas y el agua.

Los datos son contundentes. Para producir un kilo de carne, se necesitan 15 mil litros de agua. En comparación, por ejemplo, con los 400 litros de agua que se necesitan para un kilo de verduras o frutas.

No es solo –entonces- la producción de gases que se desata debido a la ganadería. No son solo las miles de hectáreas de bosques y selva que se deben talar para lograr las extensiones de tierra que necesita la ganadería. No es solo la cantidad de alimento que se debe producir para alimentarlas. No es sólo el sufrimiento al que se ven sometidos los animales cuando se enfrentan a la muerte en los mataderos.

Esta industria, por si fuera poco, está además acabando con el agua en el mundo, un recurso sagrado.

En este tema empiezan a coincidir expertos desde las miradas más variadas: ambientalistas, activistas, científicos, líderes espirituales (incluido el mamo Crispín de la Sierra Nevada, quien también estuvo presente ese día).

El vegetarianismo –o al menos la reducción del consumo de la carne- es la mejor opción desde el punto de vista ambiental y ético. Si queremos honrar este planeta y su agua, no consumamos carne. Nuestra postura personal, nuestro estilo de vida, es más importante que las marchas, que las protestas o que las donaciones. Comparto acá un video del Pacto Mundial Consciente al respecto que explica mejor esta idea:

Las instituciones educativas podríamos ayudar mucho al respecto si difundiéramos este tipo de información, si ofreciéramos posibilidades vegetarianas en tiendas y almuerzos, y si nos centráramos en promover un estilo de vida amigable con nuestra Madre Tierra. Hacer la paz también pasa por revisar nuestra alimentación.

-Publicidad-
0
846
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Y tú, ¿por qué razón no te suicidas este año?

Y tú, ¿por qué razón no te suicidas este año?

El impacto nefasto de las redes sociales en el desarrollo espiritual (II)

El impacto nefasto de las redes sociales en el desarrollo espiritual (II)

El impacto nefasto de las redes sociales en el cerebro y la conciencia (I)

El impacto nefasto de las redes sociales en el cerebro y la conciencia (I)

Una escuela diseñada por un maestro espiritual

Una escuela diseñada por un maestro espiritual

¿Una educación para el siglo XXI?

¿Una educación para el siglo XXI?

Un fenómeno espiritual en Bogotá (y no es el papa)

Un fenómeno espiritual en Bogotá (y no es el papa)

¿Qué es eso de la Jardinería Kármica?

¿Qué es eso de la Jardinería Kármica?

A propósito del caso Uribe Noguera: algunas reflexiones sobre los currículos formativos