Opinión

Con el perdón también todo lo del pobre es robado

Estas palabras desmienten lo dicho contra los firmantes de paz, así como sobre su voluntad de reconocimiento y su petición de perdón

Por:
julio 02, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Con el perdón también todo lo del pobre es robado
“Estamos aquí con el propósito de hacer el reconocimiento expreso de nuestra responsabilidad por la comisión del delito de secuestro,"

Creo pertinente y necesario reproducir apartes de la intervención de Rodrigo Londoño en el acto de reconocimiento de responsabilidad por el delito de secuestro, realizado la semana pasada ante la Comisión de la verdad y un número importante de víctimas. Colombia y el mundo deben conocer la posición oficial del partido Comunes, antiguas FARC, tan desconocida como manipulada en los medios de comunicación.

Hasta la alcaldesa Claudia López, en otro de sus ya conocidos arranques de locuacidad, arremetió contra el senador Julián Gallo Cubillos, o Carlos Antonio Lozada en sus días de guerra, queriéndole enrostrar una supuesta indiferencia de los firmantes de paz con relación a las víctimas. Todo por defender sus trastornados señalamientos contra sectores democráticos de izquierda, por su hipotética responsabilidad en hechos de vandalismo en la capital de la república.

Estas palabras desmienten lo dicho contra los firmantes de paz, así como sobre su voluntad de reconocimiento y su petición de perdón.

“Estamos aquí con el propósito de hacer el reconocimiento expreso de nuestra responsabilidad por la comisión del delito de secuestro, realizado en innumerables ocasiones por la que fuera nuestra organización política militar, las FARC-EP, de la que fui su último comandante. Tal delito fue cometido en forma reiterada a lo largo del conflicto armado en que nos vimos enfrascados con el Estado colombiano, y tuvo como víctimas a compatriotas de distintos sexos, edades y condiciones, así como a ciudadanos extranjeros de diferentes nacionalidades.

“Reconocer la comisión por parte de nuestra organización de incontables secuestros durante un período cercano a los cincuenta años, también envuelve la responsabilidad por las acciones violentas ejecutadas con el fin de privar de la libertad a las personas secuestradas, que afectaron sin duda a terceros cercanos a ellas, así como aquellas que se cumplieron durante su cautiverio con el objeto de intimidar o impedir su fuga, que innegablemente debieron causar hondo sufrimiento a los secuestrados.

“Conocedores hoy de las abultadas cifras de denuncias, reconocemos que muchas de las personas secuestradas fueron sometidas a tratos indignos de su condición humana y padecieron agresiones físicas y morales que aumentaron innecesariamente su sufrimiento. También que por razones que habría que considerar en cada caso, si llegara a ser posible entre la magnitud de la ilicitud repetida, un alto número de las víctimas del secuestro terminaron también perdiendo su vida hallándose en nuestras manos. Y lo que es peor, sepultadas en algún lugar de la geografía rural, que dadas las condiciones de movilidad permanente y las circunstancias de la confrontación armada, resultan hoy casi imposibles de determinar con precisión.

“Tenemos que reconocer, consecuentemente con nuestra decisión de firmar la paz, dejar las armas, suministrar verdad, reparar a las víctimas y no repetir jamás los hechos del conflicto, que con la comisión del delito de secuestro ocasionamos inmenso dolor no solamente a los secuestrados, sino también a sus esposas o esposos, padres, hermanos y hermanas, hijas e hijos, nietos y nietas, así como a todas las personas ligadas afectivamente a ellos. La desaparición repentina de su ser querido, su ausencia insoportable, el agravamiento de su condición económica, la desestabilización y angustia familiar derivadas del secuestro, la amarga pena ocasionada a todos ellos fueron consecuencia directa de nuestra actuación y así lo reconocemos sin vacilar.

“Por eso mismo también nos presentamos aquí, con la frente inclinada y el corazón en la mano, con la decisión sincera de pedir perdón por todas las conductas que reconocemos y aquellas ligadas a ellas que por alguna razón involuntaria se nos hayan podido escapar.

“A las víctimas del secuestro que finalmente obtuvieron su libertad, a sus familias y seres queridos, a todas y todos los que de algún modo sintieron el peso de la privación injusta de la libertad de la víctima, les expresamos  desde lo más hondo de nuestro ser que lo sentimos de veras y que esperamos alguna vez puedan perdonarnos por el incalificable daño infligido.

____________________________________________________________________________________________

A quienes nunca regresaron de su secuestro, a quienes perdieron la vida en nuestras manos, a sus allegados agobiados durante años y años por su ausencia y desconcierto, les suplicamos perdonarnos por la terrible afrenta ocasionada

____________________________________________________________________________________________

“A quienes nunca regresaron de su secuestro, a quienes perdieron la vida en nuestras manos, a sus allegados agobiados durante años y años por su ausencia y desconcierto, les suplicamos perdonarnos por la terrible afrenta ocasionada. Hablamos con sentimiento de vergüenza, con la claridad plena de que los herimos a todas y todos en lo más sagrado de su corazón.

“También extendemos nuestra petición de perdón a la sociedad colombiana, a todos esos hombres y mujeres afectados de uno u otro modo por la incertidumbre y la zozobra que generó la aborrecible conducta que practicamos por décadas. A los extranjeros y extranjeras que padecieron miedo o intranquilidad en el suelo de Colombia como consecuencia de esa misma práctica.

“Nada puede explicar ni justificar su dolor, somos absolutamente conscientes de eso. No pretendemos excusarnos con ningún argumento. Ni siquiera se trató de personas involucradas en la confrontación, más bien resultaron víctimas inocentes de ella…”

-.
0
1500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El plan del uribismo para las próximas elecciones

El plan del uribismo para las próximas elecciones

El porqué Duque se viste tanto de Policía

El porqué Duque se viste tanto de Policía

A cinco años del famoso plebiscito

A cinco años del famoso plebiscito

La gente buena que traerán de Afganistán

La gente buena que traerán de Afganistán

Vergüenzas de Colombia y los pobres colombianos

Vergüenzas de Colombia y los pobres colombianos

La lucha contra el fundamentalismo en Comunes

La lucha contra el fundamentalismo en Comunes

La veleidosa actitud de las autoridades en este gobierno

La veleidosa actitud de las autoridades en este gobierno

El infame crimen del negro Macancán en el Cauca

El infame crimen del negro Macancán en el Cauca