Como una aguja en un pajar: así es encontrar a alguien leal

La base para construir sobre terreno limpio es la lealtad. Ella le da solidez a nuestras acciones y a las de los demás. Es el principio de lo justo y de lo recto

Por: Manuel de Cristo Díaz Salgado
junio 09, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Como una aguja en un pajar: así es encontrar a alguien leal
Foto: Pxhere

Parece imposible llevar una vida libre de máculas que desdibujen nuestros principios. No obstante, lo ideal sería mantener un trasegar trasparente, sin tachas, libre de enmendaduras y, por supuesto, exento de borrones.

La base para construir sobre terreno limpio es la lealtad. Ella le da solidez de roca a nuestras acciones y a las de los demás. Es el principio de lo justo y de lo recto.

La lealtad es el principio que se desarrolla en la conciencia de cada individuo. Es inmanente a las acciones, virtud insoslayable; confianza genuina.
Alfredo Bryce Echenique (2005) atinó a decir: “soy una persona de una sola obsesión, que apuesta por la amistad, por la lealtad, por la fidelidad: tengo todas las cartas a un solo número”.

Pues bien, la lealtad, como valor humano y principio ineludible, ha desaparecido. Pasó a ser un vacuo ensueño, un océano utópico, una entelequia para la humanidad.

La deslealtad reemplazó a la lealtad con la traición, que es la madre de la deslealtad, camino estrecho que conduce al desmoronamiento de la confianza, que liquida la amistad, y que, por ende, despoja el alma de tan grande dignidad. Las manifestaciones de la deslealtad son percibidas a través de las acciones, que pueden ser de manera sistemática, obvias u ocultas. Estas últimas son las predilectas de los agazapados, de los que prefieren tirar la piedra sin ser vistos, dando la puñalada por la espalda.

Triste cuando se mudan o se invierten los valores. Impensable e ilógico que nos provoque más satisfacción envenenar que regalar el antídoto.
Tal como lo afirmó el psicólogo e investigador Howard Gardner, “una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”.

Me atrevo a decir, haciendo un irrespetuoso paralelismo, que la persona desleal tiene un calvario interior que la consume como el fuego a la hojarasca. Tenemos que aferrarnos a no perder el patrimonio de la decencia y a tener la entereza para que superemos el abismo que nos separa de los principios éticos–morales. La invitación es a no pisar la abominable frontera de la deslealtad.

-.
0
200
Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar:

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar: "Si se muere un delfín te mato"

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Bin Hammam, el millonario que a punta de sobornos compró el Mundial para Qatar

Bin Hammam, el millonario que a punta de sobornos compró el Mundial para Qatar

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus