¿Cómo lograr que la restitución de tierras sea exitosa?

El surafricano Vinodh Jaichand explica desde su experiencia

Por:
octubre 03, 2014
¿Cómo lograr que la restitución de tierras sea exitosa?
Foto: archivo radiomacondo.fm

 

Apoyada-oxfamEl profesor surafricano Vinodh Jaichand participó en el foro “Tierras, paz y posconflicto” convocado por la alcaldía de Bogotá, Oxfam, OIM  y otras organizaciones. Cuando niño, Vinodh  fue testigo de cómo les arrebataron su tierra durante el conflicto del apartheid en su país. La rabia lo acompañó durante mucho tiempo. No fue solo un pedazo de tierra lo que le quitaron, sino todo un proyecto de vida. Su papá, con esfuerzo, había comprado la tierra para su familia y entonces fue necesario empezar de cero. Pronto entendió que superaría la rabia con el estudio de los derechos humanos y su contribución en distintos procesos marcados por la injusticia o la discriminación.

Con el tiempo, Jaichand se ha convertido en un referente mundial en temas de racismo, equidad y restitución de tierras. Doctor en derecho internacional de los derechos humanos,  dirige la escuela de derecho de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo. Además de enseñar en las aulas académicas,  ha formado en derechos humanos a la policía, abogados, fiscales y jueces en países tan distintos como China, África del Sur, Eslovenia, Eslovaquia, Hungría, Etiopía, Nepal y la India.

 

Natalia Orduz: ¿Cómo lograr que la restitución sea exitosa en un país?

Vinodh Jaichand: ¿Por qué Colombia quiere restituir la tierra a la gente? Esta pregunta tiene que responderse de forma abierta y clara. Las cuestiones sobre desarrollo tienen que ceñirse a esa respuesta.   Entregar tierra sin el apoyo y educación agrícola y sin las semilla sería un fracaso. La tierra por sí misma no crea mágicamente la riqueza o reduce la pobreza. Tiene que haber todo un plan organizado. Por eso es necesario un enfoque holístico de restitución. No se trata de decirle a la gente “ahora tienes la tierra: sé feliz”.   Para mí, la cuestión del desarrollo se trata de cómo vas a permitirle a las comunidades usar esa tierra de forma óptima y cómo la gente va a ser feliz en una forma holística.

N.O: ¿Y qué hacer si la gente quiere volver a su tierra, pero se descubrió que allá hay mucho oro para una gran mina?

V.J: Todo lo que está bajo tierra pertenece al Estado y este lo tiene que regular. Yo espero que Colombia sepa regular el uso de los minerales. Cuando no funcionen pequeñas minas, a la gente se le pueden dar los títulos, poner la compañía en la bolsa y hacer minería de forma grande.

Esto se ha hecho en Sudáfrica, con la gente de Bafokeng que tiene todo un fideicomiso, que se usa para la educación de la gente, para la cultura de la gente. Es posible usar de manera creativa oportunidades de desarrollo tanto para la gente, como para los planes nacionales.

N.O: ¿Qué hacer cuando hay conflictos, cuando varios quieren el mismo pedazo de tierras?

V.J: En Sudáfrica, el sistema de restitución de tierras va desde el 13 de junio de 1913: todo el mundo tiene el derecho a la restitución de la tierra. Hay muchos conflictos. Acá es donde funciona mejor la mediación que las cortes. Yo esperaría que con la cultura de los colombianos, como los conozco, de ser gente interactiva,   que conversa entre sí, que resuelve problemas entre sí, se le diera a la gente una oportunidad de ser mediadores. Vas a sorprenderte de todo lo que la gente puede resolver para solucionar sus propios problemas.   La mediación tiene que ser patrocinada por el Estado, tiene que ser parte de su sistema.

xxx

Vinodh Jaichand fue el primer presidente de la Junta de Integración de Irlanda.

N.O: ¿Y si los conflictos son entre grupos indígenas, campesinos y afros?

V.J: Yo les diría a los grupos en disputa no caer en el viejo juego. El viejo juego de dividir y vencer. Mientras campesinos, afrocolombianos e indígenas están peleando: ¿quién crees tú que les está arrebatando la tierra? El sistema de divide y vencerás funciona, es colonial y es el mejor. Yo les diría: háganse un poco más sabios sobre esto. Organícense. Tan pronto como empiecen a pelear entre ustedes, los buitres se lo llevarán todo.

N.O: A veces la gente sufrió tanto en su tierra con tantas atrocidades del conflicto, que le cuesta volver.

V.J: Sí, esta es una cuestión compleja, que el derecho solo no puede resolver. Yo diría que las personas con trauma de pérdida requieren apoyo psicológico y la gente no debe ser forzada a volver a una casa donde su familia fue asesinada, por ejemplo. A mí no me gustaría volver ahí.

N.O:¿Pero es posible sanar esas heridas?

V.J: Con el tiempo, mis sentimientos sobre esa tierra eventualmente van a disminuir e incluso sanar. Pero requiero apoyo para lograr eso. Colombia necesita a todos para ayudarse mutuamente, porque ustedes saben mejor las soluciones que una persona como yo que viene de un país muy lejano. Ustedes saben qué hacer para sanar a su gente. Y es importante recordar que la restitución de tierras hace parte del proceso de sanación. Así que no dejen ese instrumento, el de la restitución, ser, otra vez, la fuente de división.

N.O: ¿Cómo fue el proceso de sanación en Sudáfrica?

V.J: En Sudáfrica, la comisión de reconciliación fue dirigida por el arzobispo Desmond Tutu, un hombre con mucho conocimiento sobre trauma y sanación. Él nos llevó por toda esta catarsis, donde escuchas cosas horribles de cómo las personas fueron torturadas y asesinadas y sus cuerpos quemados en el fuego. Se necesita gente como él, que nos recuerde todo el tiempo qué tan grandes pueden ser nuestros niveles de perdón. Si este no es un tema del que han hablado hasta ahora en Colombia, les sugiero hacerlo. Esto no puede hacerse solo desde el derecho, se necesita esfuerzo conjunto para permitirle a la gente recordar. Y aquí es donde está la reparación simbólica.

Pero en Sudáfrica no se ha hecho suficiente del lado de la sanación. Se ha hecho mucho en entregar dinero a la gente, que la gente también ha gastado rápido.

santos-ban-ki-moon

El 10 de junio de 2011, Santos firmó la ley de víctimas. Ban Ki-moon, secretario general de la ONU acompañó este acto. Seis meses después, Santos firmó las leyes de afros, indígenas y gitanos.

N.O: ¿Ha podido el Estado sudafricano asumir todos los costos de la restitución?

V.J: La restitución de tierras ha sido una gran fuente de corrupción, el Estado ha pagado mucho más por tierra de lo que debería, porque el Estado tiene que comprarla y luego entregársela a la gente. Una vez pagó mil millones de Randes, es decir, cien millones de dólares por una reserva de cacería, sencillamente porque allí iban muchas estrellas de cina a ver animales. Pagamos mucho más. La valoración real fue de 80 mil Randes.

N.O: ¿Es optimista sobre la restitución de tierras en Colombia?

V.J: Soy optimista, si la reparación es apoyada políticamente, si es lo que la gente quiere, y estoy hablando de la gente colombiana. No pensando en sí mismos, porque los que viven en ciudades pueden pensar: “esto no tiene nada que ver conmigo”. La paz en este país viene por temas de tierras. Esta es una oportunidad de todos los colombianos, no importa si urbanos o rurales. La sociedad civil debe ser el pegamento de la restitución de tierras. Te garantizo que habrá grupos de gente matándose, que van a acaparar la oportunidad para sacar a la gente. Pero pienso que entre más grande sea el grupo de gente en Colombia que les diga: “manos lejos de la tierra, entreguémosela a los que les pertenece”, todos lo van a aceptar muy rápido. Espero volver para celebrarlo.

 

-.
0
1068
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Reclamantes de tierras en Colombia: una masacre que no para

Reclamantes de tierras en Colombia: una masacre que no para

Nota Ciudadana
La importancia de la restitución de tierras

La importancia de la restitución de tierras

Nota Ciudadana
El enredo por las tierras destinadas a las víctimas que son invadidas

El enredo por las tierras destinadas a las víctimas que son invadidas

El  fiasco de las cifras de restitución de tierras

El fiasco de las cifras de restitución de tierras