¿Cómo las redes sociales engañan a los colombianos?

Las redes sociales condicionan las opiniones políticas de los colombianos y engañan a través de noticias falsas que insidien en la realidad nacional

Por: Nubia Barrera Silva
febrero 11, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Cómo las redes sociales engañan a los colombianos?

Las medias verdades, las noticias falsas y baladíes de los medios de comunicación privados, distorsionan la realidad, crean ficciones, desvían la atención de lo urgente e importante por la información incompleta y superficial. Desde la radio, facebook y algunas plataformas digitales, por ejemplo, twitter, preguntan temas del día, escuchan opiniones y direccionan la opinión pública hacia sus fines corporativos. Esto sin contar la competencia entre ellos mismos por ser la “primera tendencia del día”. Los medios de comunicación son de propiedad del sector bancario y empresarial más poderosos del país. Por supuesto, han redireccionado el presente y el futuro de miles de personas lanzadas a la calle. ¿Cómo lo lograron? Han cerrado empresas productivas y ahora disponen de exorbitantes ganancias obtenidas con dinero FIAT en el sistema financiero.

Se abordan dos temas sensibles en la realidad nacional: en primer lugar, la elección de la alcaldesa de Bogotá fue inducida por columnistas de diarios y revistas de la derecha moderada y sin reticencias de fondo de la extrema derecha. Desde un medio de información, tomar partido político por un candidato(a), ha sido algo cotidiano, sin embargo, puede ser discutible la forma como inciden en los electores. En una prestigiosa revista, una columnista al mejor estilo de la derecha franquista, la elogió como opción para "salvar al país de Petro" desde el segundo cargo del país.

Por otra parte, en el canal Noticias Uno, la presentadora del canal claramente develó la posición política el día de posesión de la alcaldesa, además del perfil político de los entrevistados. Este canal informativo, tiene sus méritos y lunares: denuncia la corrupción de funcionarios del gobierno y de las corporaciones públicas; así mismo, informa sobre ejecuciones extrajudiciales, ignora, invisibiliza o critica otras noticias generadas por líderes de partidos y movimientos independientes, etiquetados de “izquierda”. No es un secreto, que tienen una visión crítica, directa y argumentativa en temas álgidos de la política nacional, a costa de la vida propia. No sobra reconocer, que la extrema derecha no acepta el mínimo atisbo de denuncia. Por ello, descalifica a los medios desarticulados de su línea de actuación y pensamiento neoliberal.

En segundo lugar, como si no tuviésemos suficiente con las extremas de los partidos políticos en defensa del modelo económico terrateniente y feudal, hábilmente representado en el congreso de la república y en contra del Acuerdo de Paz (2016), con énfasis en la restitución de tierras, la sustitución de la siembra de hoja de coca con proyectos de desarrollo rural integrado, el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (JEP).

Regresando a las trizas en que quedó convertido el Acuerdo de Paz, sobrevive la maltratada JEP como una piedra en el zapato. Allí han comparecido ex integrantes de las FARC, paramilitares desmovilizados, algunos altos militares responsables de crímenes extrajudiciales y masacres en distintas regiones del país y algunos delincuentes de cuello blanco. Cuando Hidra sacude una de sus tenebrosas cabezas, expulsa fragmentos de la verdad en torno a sombrías alianzas entre caciques de casas políticas, paramilitares y otros delincuentes cómplices de atroces delitos.

No obstante, y en medio de la retórica de los enemigos de la paz, con aliados y simpatizantes, enredan, confunden y desvían la ruta. Por eso, no cesan las amenazas, desapariciones graneadas y los asesinatos de activistas. Los criminales se niegan a devolver los bienes robados. Las estadísticas de los privilegios ilícitos son bien elocuentes: “El 1% de las explotaciones de mayor tamaño (Unidades de Producción Agrícola de más de 500 hectáreas) manejan más del 80% de la tierra, mientras que el 99% restante se reparten menos del 20%” (Desde Abajo, 2017, septiembre). En lo que va corrido del año 2020, El Tiempo (15 de enero) informa, el asesinato de 17 líderes/lideresas sociales asesinados.

“En Colombia, las mujeres que defienden sus tierras, su cultura y el medioambiente están siendo amenazadas, hostigadas y, en ocasiones, asesinadas. Desde que se firmó el Acuerdo Final, sus territorios se han convertido en bienes muy codiciados.

Mientras las defensoras tratan de preservarlos, grupos armados están dispuestos a matar por ellos. Estas mujeres son verdaderas constructoras de la paz en el país, pero apenas cuentan con protección del Estado. Si no se toman medidas de manera urgente, sus vidas corren un serio peligro” (Informe Colombia. Informe de Oxfam, octubre 2019).

Uribe en su pedestal, subestima a las víctimas, también olvida que algún día las investigaciones de la Corte Suprema podrían entregar algún resultado y asomo de justicia. Aparenta que todo lo tiene bajo control. Al igual que Hidra, muestra su rabia a todo aquel que disienta. Le ha apostado a la estrategia de reelecciones sucesivas desde el 2002 y en cuerpo ajeno con la elección de Duque (2018-2022), más el olvido colectivo que genera el día a día. Tampoco descuida a la temible Hidra, sabe que las alianzas implican compromisos, pero también desconfianzas. Mientras espera el borrador del tiempo, los medios entretienen a los electores con actos emocionales, partidos de fútbol, farándula, chismes de famosos, entre otros.  Al fin de cuentas la población pensante aporta pocos votos en las urnas. Pero existe un tercero excluido impredecible a la hora de la verdad, se trata de la sociedad civil y en ella se destaca un sector ético que ajusta su vida a las normas del Estado de derecho y en actitud crítica espera el resultado de las investigaciones de la Corte Suprema de Justicia.

La realidad es siempre cambiante y esta dialéctica origina hechos inesperados. Aunque el mapa parapolítico siempre esté construcción, los expertos en políticas de Estado ya aseguran que la Ley de Punto Final es un imposible jurídico y moral, aún en el supuesto lejano de que la verdad se traduzca en formas aceptables de reparación a las víctimas y garantía de no repetición. En el país de los absurdos, el negacionista del conflicto armado, historiador Darío Acevedo, es nombrado director del Centro de Memoria Historia, con la improbable tarea de investigar y documentar la historia de más de 50 años de conflicto armado. Con este acto, el presidente Duque, vuelve agredir a las víctimas y a la sociedad colombiana.

Tampoco los negacionistas pueden olvidar que el Acuerdo de Paz atrae donaciones de países ricos con destino a proyectos de reparación a las víctimas, sin embargo, grandes sumas de recursos se pierden en la sofisticada red de corruptos. Véase https://www.vanguardia.com/colombia/el-nuevo-escandalo-de-corrupcion-con-los-dineros-de-la-paz-JD1984685

Finalmente, se sabe que Uribe es protagónico y adicto a los pedestales. Desde hace años, se concibe en el podio del “eterno irremplazable” en la historia de la “patria”; entonces, la JEP tendrá que llegar hasta el fondo en la desarticulación de las mil cabezas de Hidra. Hasta el momento, el fenómeno parapolítico parece inviable de investigar con resultados concretos. Si esto llegare a suceder como en el país de las maravillas, la paz, promesa de toda nación civilizada podría ser posible en Colombia. Finalmente, se invita a recordar los tristes últimos años de Pinochet ... huyendo de la justicia internacional.

Quienes estamos en la orilla de la crítica argumentativa con pensamiento ético, si ser de izquierda, es llamar las cosas por su nombre, en este contexto idiomático, tendríamos que aceptar. Por el momento, gracias a las redes sociales y a columnas de opinión en youtuber podemos informar y compartir ideas afines. No todo lo tenemos perdido.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
VIDEO: Influencer se graba llorando junto al cadáver de su madre

VIDEO: Influencer se graba llorando junto al cadáver de su madre

Nota Ciudadana
Desde las trincheras de Twitter...

Desde las trincheras de Twitter...

Nota Ciudadana
El perro de Mauricio Macri tiene su perfil en Facebook

El perro de Mauricio Macri tiene su perfil en Facebook

Nota Ciudadana
Los pseudorevolucionarios de las redes sociales

Los pseudorevolucionarios de las redes sociales