Colombia, un país sin argumentos

"Nuestro país siempre ha sido iletrado y los pocos que tienen acceso al conocimiento suelen utilizarlo para aumentar sus riquezas, pero no para beneficiar al pueblo"

Por: Filanderson Castro bedoya
octubre 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Colombia, un país sin argumentos
Foto: Pixabay

Así como en su territorio se despliega una guerra de balas y bandidos, de políticos y sus brazos armados, de corrupción, de drogas y sangre, en las redes sociales se desenvuelve una guerra casi tan cruenta como la que se vive en sus calles, campos y montañas, esta guerra digital que en muchos casos desencadena los ríos de sangre que día a día se exponen en los medios de comunicación nacionales, es un claro reflejo de la mente colectiva del país, de sus desgracias, de lo que la violencia ha causado en su población.

Mientras unos pocos recorren los caminos digitales proponiendo paz y reconciliación, tranquilidad y respeto, con argumentos solidos y viables, la gran mayoría utiliza las facilidades del internet para desahogar el odio que día a día cargan en sus corazones; amenazas, insultos, burlas y otros que a veces se materializan en riñas y muerte, se han convertido en el paisaje natural de las redes sociales, el escenario político de propuestas y sustentaciones, se ha convertido en el bullicio de una turba hueca que solo sabe vociferar aquello que su político favorito le ha regalado como argumento, pero que no pasa de ser una simple desfachatez tan baja como el nivel de lectura de aquellos que lo replican.

Frases simples, estúpidas y fáciles de recordar, como si de un reggaetón se tratase, son utilizadas como defensa por los múltiples “valientes” que se suman a los debates políticos de las redes sociales; “mamertos”, “uribestias”, “socialistas”, “fascistas” y otros miles más, son los calificativos que a diario se distribuyen masivamente ante la falta de argumentación del bando contrario, nuestra conciencia política siempre ha sido un lastre de manipulación mediática, pero con el acceso masivo de los colombianos a las redes sociales, el debate, la argumentación y la confrontación, queda más que demostrado que no somos más que unos vulgares títeres que más que comprender los sistemas políticos, económicos o sociales del país, nos dedicamos a ser ventrílocuos de la corruptela de las clases más altas, que solo quieren materializar sus discursos en votos y los votos en poder.

Nuestro país siempre ha sido iletrado y los pocos que tienen acceso al conocimiento suelen utilizarlo para aumentar sus riquezas, pero no para beneficiar al pueblo. La educación, aquello único que podría salvar la patria de esta inmunda ignorancia, es negada por nuestros dirigentes, porque saben que allí yace el pensamiento crítico, el cambio, la transparencia, la protesta, el clamor por justicia, verdad y buen gobierno; mientras tanto, nosotros, cada día más sumidos en la ignorancia, solo nos preocupamos por tener una distracción, un partido de futbol, un reinado de belleza, una telenovela, pero no por explorar la historia de nuestra nación, de nuestra política, de nuestro abandono social. No abrimos un libro ni para hojearlo, y es allí donde yacen los argumentos y la comprensión de lo que sucede a nuestro alrededor, lo único que podría crear un debate verdadero con aquellos que piensan diferente.

Por ahora solo se puede soñar en esa utópica Colombia, donde cada quien es consciente de los hechos históricos del país y de la verdad, sin ideologías ni colores políticos, donde hay pensamiento independiente, formado y estudiado, donde se responde con altura a las críticas y se critica con altura, ese país que se le sale de las manos a los corruptos, esa utópica Colombia que quizás nunca vaya a llegar.

-.
0
502
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes

"Que bajo sigue cayendo Semana" indignación en redes

Nota Ciudadana
Lo que oculta el regreso de los colombianos de Wuhan

Lo que oculta el regreso de los colombianos de Wuhan

Nota Ciudadana
Caricatura: Nos volvimos Venezuela

Caricatura: Nos volvimos Venezuela

La trapeada de Luis Ernesto Gómez a Miguel Uribe Turbay

La trapeada de Luis Ernesto Gómez a Miguel Uribe Turbay