Colombia, un Estado autoritario y fascista

"Los que matan están libres y los inocentes en las tumbas, con familiares destrozados y cientos de sueños derrumbados"

Por: Luis Acosta Villarreal
septiembre 16, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Colombia, un Estado autoritario y fascista

Lastimosamente, desde el pasado 9 de septiembre de 2020 en este país solo se habla de las paupérrimas condiciones de vida que este tercer gobierno uribista ha ahondado. Pues claro, ¿quién más si no ellos que dirigen el país y son jefes de la policía?, ¿quién más lidera las actuaciones de la policía, la cual pasa de escándalo en escándalo? En 2016 un patrullero asesinó porque le dio la gana a un grafitero en Bogotá y existen otros muchos casos, como los del Esmad en las distintas marchas de protesta en los años 2017, 2018 y 2019, por así llevar una línea de tiempo. Patadas que destrozaron caras, decenas de días de incapacidad y un perfilamiento por parte de la fuerza pública a los manifestantes.

Traemos a colación el 2020, en medio de la crisis sanitaria, en el mes de mayo, asesinan en Estados Unidos al ciudadano George Floyd, lo cual generó una indignación colectiva de miles de personas que hicieron que la policía desmantelara algunas de sus estructuras y llevara a prisión a los implicados en el asesinato. Podríamos decir entonces que este fue el antecedente más próximo y más determinante para las actuaciones de aquel 9 de septiembre. Solo cabe en la mente de los estúpidos/estúpidas que un movimiento de descontento tan grande nace de un político o de varios políticos, rotundamente no. Este estallido social nace de la acribillada propinada por los oficiales del CAI de Villa Luz al ciudadano Javier Ordóñez porque este les dijo que le hicieran el comparendo, y estos con una vehemencia despiadada, según el diario Marca en España (guiándose de la autopsia), le realizaron 13 disparos con la pistola eléctrica taser y posteriormente le propinaron 40 golpes en diferentes partes del cuerpo, los más contundentes fueron en el cráneo. Un asesinato, bestial, cruel, inhumano, propio de unos delincuentes del mayor calibre.

La ciudadanía se movilizó, al igual que en Estados Unidos se quemaron varios CAI, ¿pero qué fue lo diferente acá? Pues que la policía masacró a decenas de manifestantes, con un registro lamentable de 14 asesinados y cientos de heridos, en donde el ministro de Defensa ni el presidente se han pronunciado para apartar del cargo a los asesinos y posteriormente judicializarlos. Nada. Por el contrario, el ministro ha amenazado a través de su cuenta de Twitter que ya "tiene identificados a los que han atentado contra la policía"; es decir, para él denunciar los asesinatos y torturas es "atentar", increíble. Y ni qué hablar del presidente, esa figura decorativa que tenemos, el cual llegó a saludarlos y hasta se vistió como ellos... una burla miserable a las víctimas de esa noche sangrienta, que no acabó el 9 de septiembre, sino que continuó el 10 de septiembre y se visualizó a través de muchos vídeos en la en la red social Twitter y en diferentes medios de comunicación. Allí se apreciaron las constantes violaciones de derechos humanos y la cercanía de los policías con personas paramilitares; es decir, civiles que no tenían uniformes de la policía pero sí armas. ¿Qué clase de institución es esa?, ¿en qué manos estamos los colombianos? En unas muy oscuras, ya que van 7 días después de aquellas noches sangrientas y lo que vemos es que no hay ningún resultado concreto, como todo en este país. Los que matan están libres y los inocentes en las tumbas, con familiares destrozados y cientos de sueños derrumbados.

Lastimosamente estas políticas gubernamentales alejadas del ciudadano raso y de las víctimas del conflicto no cesarán. Casi que en un acto de sevicia, Iván Duque utilizó 8.000 millones de pesos del presupuesto nacional para comprar tanquetas del Esmad y armamento, casi que previendo estas situaciones, y respondiendo como la mayoría de gobiernos de ultraderecha en América (Estados Unidos, Brasil, Ecuador, Chile Bolivia) hacen, con disparos y muerte. Porque para los fascistas la primera opción es la eliminación de la diferencia por encima del diálogo, la construcción de consensos, la cooperación. En este sentido el panorama es desalentador, nunca se ha sentido tanto temor por la vida en este país, en los tiempos recientes. Así pues, el llamado en esta pequeña reflexión es al volcamiento masivo en las urnas en 2022, a tener memoria y a no votar por asesinos por omisión. A despertar.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
700

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los beneficios de hacer de nuestra casa nuestro refugio

Los beneficios de hacer de nuestra casa nuestro refugio

Nota Ciudadana
Las herencias del Fracking

Las herencias del Fracking

Nota Ciudadana
La mega millonada que se harán los Ardila con el canal de WinSport+

La mega millonada que se harán los Ardila con el canal de WinSport+

Nota Ciudadana
¿Somos etnofóbicos por naturaleza?

¿Somos etnofóbicos por naturaleza?