¡Colombia tiene cáncer!

"Duele que al país no se le pueda extraer el tumor y ya. El tamaño es tan grande que ni un ejército de especialistas podría removerlo sin causar mayores traumas"

Por: Diana van Gompel de Romero
junio 23, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Colombia tiene cáncer!
Foto: PxFuel

Hace cinco años cuando el oncólogo me dijo, “desafortunadamente, se confirma el diagnóstico, el tumor es maligno!” yo sentí, en ese momento, tal cantidad de emociones que, si mal no recuerdo, enmudecí. Deseaba salir corriendo, a pesar de sentir que el “vacío” me movía el piso, la incertidumbre me envolvía, y el miedo comenzaba a producirme hiperventilación. Se discutieron los pormenores de una próxima cirugía y salí del consultorio caminando como un robot.

Colombia acaba de ser informada que tiene un cáncer etapa IV que se ha propagado a latitudes distantes. El tumor maligno se ha estado “cocinando” durante años y los galenos fueron reemplazados por los políticos y los diagnósticos fueron embolatados como los expedientes y los medicamentos no llegaron y, poco a poco, a pesar de la fortaleza y resiliencia de la pobre patria, y uno que otro procedimiento inconcluso, su salud mental y física se han derrumbado.

¡Duele que a Colombia no se le pueda extraer el tumor y ya! El tamaño es tan grande que ni un ejército de especialistas podría removerlo sin causar mayores traumas. Pero tiene cura...

Llega el momento de encarar opciones y tomar decisiones y ninguna es fácil. Lloramos, Colombia y yo, y nos lamentamos y nos preguntamos, “por qué a nosotras?”. Y con la fuerza interior de un volcán nos defendemos y susurramos “y por qué no?” Y tomamos aire y gritamos “la enfermedad la peleamos y la vencemos!”.

Descartamos opciones extremas. Ni ilusionarnos con ser “conejillo de Indias” de la industria demagoga ni continuar con los mismos medicamentos “chiviados” que ofrecen sanar y terminan matando.

Y poco a poco, nos vamos abriendo paso hacia las decisiones dolorosas, pero esperanzadoras de aceptar una quimioterapia y asumir que el camino no será fácil, que incluirá dolor y sacrificios, pero nos llevará a una mejor calidad de vida.

Léase en este momento: O nos vamos a vivir a Weston, a España, o a Panamá a buscar lo que se nos perdió o ponemos el bracito o el pechito y colaboramos para que inserten el catéter y comience el proceso de restablecer la salud.

Y nos va a doler, y nos vamos a sentir muy aburridas mientras nos acomodamos, pero nos ayudará el apoyo de toda la familia, los parientes ricos que nos ayudarán a sufragar los gastos y los parientes menos acomodados que nos ofrecerán acompañamiento y apoyo. Y tendremos momentos de duda cuando nos sintamos desfallecer y a la mañana siguiente nos sorprenderá sentir que el calor del sol nos acaricia.

¡Somos tantos en la sala de quimioterapia! Hay personas mayores, jóvenes, niños, el profesor alemán de la universidad, tan blanco que parece gusano de guayaba y también está Delia Leonor, negra como el azabache, con su turbante de colores que le disimula la calvicie que compartimos todos. Y nos saludamos con cautela al principio porque no nos conocemos. Y en la siguiente sesión nos decimos, “¡buenas!, ¿cómo están?”. Y en todo ese proceso de sanar todos escuchamos y compartimos nuestras historias, ilusiones, añoranzas, nostalgias. Y cuando nos van dando de alta aplaudimos y prometemos volver a vernos.

Posdata. No será el Chapulín Colorado el elemento mágico que vendrá a salvar a Colombia de este cáncer. Solamente una labor de equipo “quimio terapéutica” de todos los estamentos, estratos, regiones, actuando coordinadamente, haciendo concesiones, y sacrificios y entendiendo que el bien común está por encima del bien individual, y que ni la violencia ni la indolencia construyen o curan se salvará Colombia.

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: El destinatario de las chuzadas

Caricatura: El destinatario de las chuzadas

Renace el centro de Medellín

Renace el centro de Medellín

Nota Ciudadana
¿Quiénes son los culpables?

¿Quiénes son los culpables?

En redes
Parar la clase para esconderse de las balas: la realidad de los niños en Toribio. VIDEO

Parar la clase para esconderse de las balas: la realidad de los niños en Toribio. VIDEO