Colombia, la dictadura más estable de Latinoamérica

"El Estado tiene miedo de educar al pueblo, porque teme que salga de la ignorancia, pero mal por ellos, porque Colombia no está despertando, ya despertó"

Por: CRISTIAN BORJA GONZALEZ
noviembre 22, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Colombia, la dictadura más estable de Latinoamérica
Foto: Leonel Cordero / Las2orillas

Hablar de derechos constitucionales y de democracia en Colombia es un chiste extremadamente gracioso, de esos que hacen que te levantes de la silla y golpees a puños la mesa. Somos la fiel representación de la represión vestida y teñida de democracia. Un país donde el gobierno destruye y aniquila lentamente la clase trabajadora a través de leyes y políticas descaradas, sucias, denigrantes y perjudiciales que atentan contra todos los derechos de los colombianos y la dignidad humana.

Levantarse cada mañana en este país es una intranquilidad inminente, es preguntarte apenas abres los ojos: ¿cuándo tendremos un sistema de salud digno?, ¿cuándo tendremos educación superior al alcance de todos?, ¿cuándo saldremos a la calle y confiemos en que tenemos seguridad ciudadana?, ¿cuándo el congreso impulsará leyes que sean beneficiosas para el pueblo y la clase trabajadora?, ¿cuándo dejarán de meternos las manos al bolsillo a través de reformas tributarias a la clase media para solventar los estrepitosos gastos mal habidos y derroches del gobierno?, ¿cuándo dejaremos de recurrir a tutelas para que se nos garanticen los derechos?, ¿cuándo dejarán de matar a líderes sociales e indígenas?, ¿cuándo La Guajira, Bolívar, Chocó, Sucre y demás departamentos y municipios pobres de Colombia serán prioridad para generar políticas públicas?, ¿cuándo?

Los gobiernos de turno manejan una incoherencia apática, mezquina y mentirosa, la finalidad de los impuestos es recaudar para redistribuir al pueblo en servicios públicos, educación, salud y vivienda. Y aquí todo esto es pésimo. Entonces he ahí la pregunta: ¿para dónde cogen los recursos?, ¿será para el salario de los congresistas?, ¿será para los viajes del presidente al exterior?, ¿será para la guerra?, ¿será para seguir celebrando contratos y mantenerse a punta de mermelada en el poder? No lo sabemos.

Es por eso, que es muy fácil decir que se va a imponer una ley de financiamiento, es muy fácil decir que el sistema de pensiones público está quebrado, es muy fácil decir que el salario mínimo es alto en relación a la productividad, es muy fácil decir paguémosle el 75% del salario mínimo a los jóvenes menores de 25 años.

Hay que entrar en contexto y dejar a un lado la incompetencia, por qué en vez de hablar de ley de financiamiento o reforma tributaria, no se piensa en darle herramientas a la Dian para reducir duramente la evasión fiscal, ¿por qué no se crean leyes para castigar duramente la corrupción en entidades públicas?, ¿por qué no reducen los altos salarios del legislativo?, ¿por qué el presidente no hace menos viajes al exterior en visitas poco productivas?

Por qué en vez de decir que el sistema de pensiones está quebrado no se reestructura de buena manera y se crea algo estable en el tiempo, que sea de garantías y con fundamento para lograr el objetivo que es pensionarse. Pero no, es más fácil aumentar edad de pensión, poner al trabajador a cotizar por horas y no por semanas.

Por qué en vez de ir pensando en pagarle el 75% del salario mínimo a los jóvenes, no se piensa en generar oportunidades de empleo dignas para que puedan entrar al mercado laboral sin necesidad de experiencia. En Colombia vale más una nevera, que un mes de trabajo, es decir, un salario mínimo, ¿se puede imaginar que haría un joven con el 75%?

Por qué no se piensa en reestructurar el sistema de salud para que sea más efectivo, para que las personas no se mueran esperando una cita médica con un especialista, o llegue la aprobación de una cirugía cuando ya la estén velando.

A este gobierno se le está acabando su cuarto de hora y a toda esta cadena política que lo acompaña también, sin duda alguna el sector académico es el baluarte del cambio de pensar en la sociedad colombiana. La juventud está asqueada, se metieron con la generación equivocada, con aquella que no tiene nada que perder, con la que no tiene casa, ni trabajo, ni pensión, ni buen sistema de salud, ni educación superior gratuita, con la que quiere paz entre hermanos y con la que quiere bienestar social.

El Estado tiene miedo de educar al pueblo, porque teme que salga de la ignorancia, pero mal por ellos, porque Colombia no está despertando, ya despertó.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
6900

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Un gobierno que no está presente

Un gobierno que no está presente

Nota Ciudadana
San Luis y Miraflores, seis años sin solución de vivienda por afectaciones del Tranvía de Ayacucho

San Luis y Miraflores, seis años sin solución de vivienda por afectaciones del Tranvía de Ayacucho

Nota Ciudadana
El reencuentro de Santos y Timochenko en la Feria del Libro de Guadalajara

El reencuentro de Santos y Timochenko en la Feria del Libro de Guadalajara

Nota Ciudadana
La batalla por la libertad

La batalla por la libertad