"Colombia es una porquería que nadie puede cambiar"

Margarita Rosa de Francisco ha sido polémica por sus ideas y trinos. Esta vez asegurando que tal vez sea mejor "extinguirnos"

Por: Pablo Emilio Obando A.
noviembre 03, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

Para Margarita Rosa de Francisco el mundo es como es, es decir que no se puede pretender cambiar el orden existente. Quien lo intente es, simplemente, un utopista o un mentecato de siete suelas.

Quizás no se equivoque en sus apreciaciones y se debe aceptar que la humanidad es un caso totalmente perdido. El orden existente no permite cambios a las estructuras políticas y económicas.

En política ocurre que quien quiera destacarse debe traicionarse a si mismo. Olvidarse de querer transformar el establecimiento y dejar de exponerse a burlas, indiferencia o ultrajes.

Nada importa la capacidad o la inteligencia, nos gobiernan los oportunistas que no tienen recato alguno en entregar a su pueblo y su gente a la rapacidad de los empresarios electorales.

De nada sirve, según la Niña Mencha, exponerse con verdades y diatribas.

El mundo es como es, ya lo dijo Discépolo en su famoso Cambalache, hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor
Ignorante, sabio o chorro, pretencioso estafador, todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor. Y quien quiera negarlo o cambiarlo, encontrará la burla de la chusma y el ultraje del poderoso gil.

De acuerdo a sus palabras Colombia es una porquería que nadie puede cambiar. Un caso perdido de miseria y corrupción. Y la mejor alternativa es fingir que nada pasa, que todo está bien, que la banca es algo regio y el poder una ilusión. De nada sirve la inteligencia, la cordura y sensatez, brilla quien sabe venderse al mejor postor.

El mundo es como es. Como seguirá siendo, y tal vez sea cierto que es mejor que esta bipeda especie termine de sucumbir, que se ahogue en sus miasmas y se agite en su fétido olor. Cambalache de no creer, de espanto y dolor. Donde abunda la pobreza en medio de la opulencia y eso es lo normal.

El mundo de la "Niña Mencha" es así: de maldad insolente. Ya no hay quien lo niegue vivimos revolcaos en un merengue
y, en el mismo lodo, todos manoseaos.

-.
0
700
Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus